Vaticano expulsa a sacerdote por pederasta

El Vaticano decidió expulsar de la Iglesia católica a Eduardo Córdova, cura mexicano acusado de por lo menos 19 abusos a menores de edad en el estado San Luis Potosí, ubicado en el centro de México.

El caso de Córdova llegó a oídos de la Santa Sede en 2012, cuando una de sus víctimas fue hasta Roma para exponer su caso y presentar la evidencia con la cual acusaba al sacerdote de pederastia. Para finales de abril de este año, el Vaticano concluyó que había suficientes pruebas para avalar la acusación de la víctima y expulsó de la Iglesia al cura, decisión que se hizo pública esta semana.

Córdova se encuentra escondido hoy y se espera que en unas semanas la justicia mexicana levante cargos contra el sacerdote por delitos contra menores.

Los primeros casos de abuso cometidos por Córdova datarían de 1985, cuando se desempeñaba como profesor de ciencias sociales en un colegio del cual fue expulsado luego de que uno de sus alumnos lo acusara de haberlo tocado en una oficina cerrada durante el recreo. El acusado, entonces, entró al seminario para convertirse en sacerdote.

En un testimonio en video, una de sus víctimas narró lo sucedido: “El padre me mandó a su oficina con un libro de catecismo para que lo leyera. A la hora del recreo llegó y cerró la puerta. ‘¿Leíste el libro?’. Sí, le dije. ‘Cuéntame tus pecados’. Y me preguntó si me masturbaba. Le dije que no. ‘¿De verdad?’. No. ‘Lo tengo que comprobar, no digas mentiras’, me dijo. ‘Bájate los pantalones, bájate los calzones’, me pidió. Empezó a explorarme como si fuera doctor y yo me imaginé que estaba comprobando si me masturbo o no y si le había mentido. Llegó hasta arriba. Me salvó la campana del recreo”.

Los abusos de Córdova continuaron cuando ya se había ordenado como sacerdote, aunque en su momento presuntamente fue protegido por la Arquidiócesis de San Luis Potosí, que negó las acusaciones. En 2008, un tribunal eclesiástico declaró inocente al religioso, quien durante una década se desempeñó como representante legal de la Arquidiócesis.

Martín Faz, coordinador de la defensa de 19 víctimas, aseguró que las autoridades civiles, “con lo que tienen, podrían dictar ya la orden de aprehensión”. Las denuncias fueron interpuestas el 30 de mayo de este año por los delitos de abuso sexual, corrupción de menores y privación ilegal de la libertad. Las acciones legales también van en contra de la Arquidiócesis por presunto encubrimiento de la conducta de Córdova que, al parecer, era ampliamente conocida en el interior de la institución religiosa.

“Las denuncias que empezaron a llegar a la Arquidiócesis fueron acalladas y la gente, al darse cuenta de la enorme impunidad y al no encontrar un ambiente propicio para denunciar, se regresó a sus casas y se quedó ahí”, añadió Faz.

Temas relacionados