Venezolanos opositores se solidarizan con periodistas "víctimas de censura"

Un grupo de venezolanos opositores agrupados en la plataforma Congreso Ciudadano, que impulsa la dirigente política María Corina Machado, se solidarizó hoy con los periodistas que, dicen, fueron "víctimas de censura" en los últimos meses en el país.

"Hemos querido dar un testimonio y solidaridad con los periodistas, no solamente el caso de Nitu Pérez Osuna, sino de los que han sido víctimas de este tipo de censura en Caracas y en el interior del país", afirmó a periodistas el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma.

Para Ledezma esta periodista es "víctima" de una medida "arbitraria" y "abusiva" por parte del Ejecutivo y desde su punto de vista "es fundamental defender la libertad de expresión".

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) anunció el 15 de agosto la suspensión del programa de radio de Pérez, "Aquí entre tú y yo", en Radio Caracas Radio (RCD), por calificar "reiteradamente como 'asesino, delincuente, dictador y narcotraficante'" al presidente, Nicolás Maduro, y describir al Estado como "narcoestado".

Para Conatel el programa vulneró la Ley de Responsabilidad Social (conocida como Ley Resorte) en lo relativo a la emisión de "mensajes que inciten o promuevan el odio y la intolerancia por razones políticas, fomenten zozobra en la ciudadanía o alteren el orden público o desconozcan a las autoridades legítimamente constituidas".

"Decirle a los ciudadanos que me han callado (...) Se me ha cercenado mi derecho al trabajo", afirmó Pérez durante el evento, realizado en el predio de RCR.

La periodista pidió a los asistentes ser esa voz de protesta y aseguró que durante sus más de 30 años ejerciendo el periodismo siempre quiso "llevarle al país y al mundo la suplica, la angustia, la preocupación del venezolano".

"No se callen por favor", solicitó.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció el pasado 18 de agosto la "censura oficial" en Venezuela a raíz del caso de Pérez y afirmó que el país es "cada vez más silencioso", afirmación rechazada por el Ejecutivo.

En los últimos meses el panorama de los medios en Venezuela ha visto la compraventa del histórico periódico El Universal, de línea crítica con el Gobierno, y de la Cadena Capriles, uno de los principales conglomerados de medios del país, dos operaciones de las que se desconocen los compradores.

Después de estas ventas y de la del canal de televisión Globovisión, símbolo de la oposición meses antes, decenas de periodistas presentaron su renuncia alegando censura a sus trabajos por presiones por parte del Ejecutivo de Maduro, rumores negados siempre desde el Gobierno. 

Temas relacionados