"Venezuela está tranquila": embajador de Venezuela en Colombia

Iván Rincón asegura que el Gobierno de Nicolás Maduro no ha reprimido ni disparado una bala durante las protestas de los últimos días.

Iván Rincón, embajador de Venezuela en Colombia, dice que los medios internacionales están enfilados contra el gobierno de Nicolás Maduro. / Gustavo Torrijos

Iván Rincón, embajador de Venezuela en Colombia, dice a El Espectador que en su país hay un grupo minoritario de fascistas que, apoyados por fuerzas del extranjero, pretenden acabar con el gobierno de Nicolás Maduro. Según Rincón, esta agrupación es la responsable directa de los episodios de violencia ocurridos durante las manifestaciones de los últimos días.

Hay mucha desinformación sobre Venezuela: unos dicen protesta estudiantil, otros dicen intento de golpe de Estado...

Es indudable que, desde mucho antes del 12 de febrero, en Venezuela se estaba tramando un golpe de Estado y que venían hechos violentos promovidos por Leopoldo López, que en nombre del partido Voluntad Popular llamó a las calles a la gente para que saliera con frases violentas.

Es un golpe que no van a lograr porque estamos preparados y tenemos cada vez más recursos de inteligencia. La grabación en la que planeaban el golpe salió 48 horas antes de que hicieran el intento del 12 de febrero. Nosotros ya estábamos preparados: bloqueamos las entradas al Palacio de Miraflores a donde pretendían ir, pretendían también tomar cuarteles militares, lo que pasa es que el pueblo no los acompañó. El pueblo fue a una manifestación y luego el grupo violento se separó. Se ven imágenes de miembros de ese grupo disparando con pistolas y la policía ni siquiera se les responde.

El golpe además venía montado con los medios de comunicación. Recuerde que el 11 de abril de 2002 el golpe que le dieron a Chávez fue mediático: los medios se encadenaron y presentaron en el país un hecho sangriento y le tumbaron la señal al presidente para que no pudiera informar, pero nadie dijo que había censura.

Igual ahora, Venezolana de Televisión es objeto de hostigamiento, hubo un herido de bala del canal y ningún organismo internacional ha protestado. Esos también son periodistas; la libertad de información no es sólo para los privados.

¿Qué pasó el 12 de febrero?

Todo comienza con la marcha que convoca Leopoldo López el 12 de febrero. Van a la plaza Venezuela y de ahí sale un grupo dirigido por Leopoldo rumbo a la Fiscalía General. Tratan de tomarse la Fiscalía, causan destrozos, destruyen estaciones del metro, destruyen el parque Carabobo, queman ocho patrullas, destruyen obras modernas que se han hecho y el rescate del casco histórico de Caracas, diciendo “Vamos a Miraflores”, “Maduro, vete ya”.

No señalo a todos los estudiantes. Hay que dividir entre algunos cuya protesta es válida en una democracia, así como que estén en contra del Gobierno y de los ideales del socialismo del siglo XXI. Eso es válido cuando se hace en forma pacífica. Pero hay otro grupo que salió a disparar y causó tres muertes. Es un grupo pequeño que trata de hacer ver a Venezuela incendiada. No, Venezuela en este momento está controlada, con excepción de algunos grupos violentos que quedan en Chacao (municipio de Caracas).

¿Por qué en Chacao?

Eso está bajo la gobernación de Capriles Radonski y el alcalde Ramón Muchacho, quien dice que no puede hacer nada. Allí entran esos grupos, están sacando los televisores,  los computadores del Banco Provincial, destruyeron sedes del Baco de Venezuela. ¿Qué justifica eso? Este grupo de fascistas que están allí -porque son fascistas y están revestidos de fascismo-, dicen ‘Maduro vete ya’, ‘no te queremos’. ‘te tienes que ir’, eso está fuera de la Constitución. Todas las noches han ido a Venezolana de Televisión (VTV) a quemar cauchos, a incendiar la calle, los vecinos quieren vivir en paz. También se van al metro a destruir estaciones, a lanzar bombas molotov, pararon a los que venían del este de Caracas, hay 40 unidades de Metrobus destruidas y agredieron también a los empleados.

¿Cómo es ese supuesto grupo?

Son estudiantes que fueron preparados. Nuestro canciller ya anunció que expulsamos a tres funcionarios de la Embajada de EE.UU. porque estaban infiltrados en las universidades, preparando a los estudiantes con el cuento de que les estaban facilitando la obtención de visa. El canciller mostró los documentos en que la Embajada en Caracas le dice a EE.UU. que envíen más recursos porque se van a perder los esfuerzos que ya se han adelantado para derrocar a Chávez y ahora a Maduro. Los grupos que han quedado actuando en Venezuela son grupos pagos y son fascistas.

¿Por qué fascistas?

Porque tienen muchachos que pertenecen a un grupo nazi de acá, de Bogotá. Tienen muchachos en Caracas que están dentro de ese fascismo que busca destruir los bienes públicos. No sólo tratan de tomar el Ministerio Público sino que queman parte de la sede y luego se pasan a la dirección ejecutiva de la Magistratura, que depende del Tribunal Superior de Justicia. Allá hay madres, niños, jardines, y les lanzan bombas molotov. Yo vi un video en el que mantienen cerrada una vía entre Chacao y Altamira, la clase rica de Caracas; una señora desesperada pide paso porque tiene a su esposo desangrándose y un joven de estos fascistas les dice “Deja el show, pedazo de loca”. Eso lo grabaron todos los medios, pero no lo quieren transmitir porque va en contra de los planes para derrocar al Gobierno.

¿Ese grupo está armado?

Claro, los muertos que ha habido son por disparos. El golpe del 11 de abril de 2002 fue con francotiradores traídos de países extranjeros. No tenemos duda de la presencia de paramilitares en Venezuela que están con los fascistas en estas actividades.

¿Qué medidas toma el Gobierno para enfrentar a estos grupos?

Organizarse con trabajos de inteligencia, tener la prevención con toda la Policía, prohibir que se hagan manifestaciones sin solicitud previa. Estamos preparados porque tenemos una fuerza armada y un gobierno comprometidos. El grupo que trató de llegar a Miraflores no es de más de cien, aunque por fuera hay toda una telaraña que está trabajando y es la que los trabajos de inteligencia han identificado. El Estado tiene todo un aparato de inteligencia; sabemos lo que viene del extranjero.

¿Cómo ha respondido el Gobierno a la protestas?

No hay un solo disparo del Gobierno. La Policía en Venezuela no es represiva, ninguna marcha de oposición fue vigilada. El propio Leopoldo López reconoce en unas declaraciones que a ellos no los vigiló ni los siguió la Policía. Quien específicamente llamó a la violencia esta vez fue Leopoldo López. Luego vienen las amenazas desde EE.UU. A Roy Chaderton lo llaman al Departamento de Estado y el subsecretario le dice que dialoguen, que tienen que soltar a todos los detenidos y quitar la orden de detención a Leopoldo López. La orden de captura a López es una decisión del Ministerio Público y la decisión luego la toma un tribunal. No sé cómo EE.UU. habla de independencia judicial y después nos llama a que le quitemos a alguien la detención.

Usted fue presidente del Tribunal Supremo de Justicia. ¿Qué responde a tantas críticas sobre la falta de independencia de la justicia en Venezuela?

Si hay un poder autónomo en este continente es el poder judicial de Venezuela, es un poder donde la elección de los magistrados pasa no solo por el filtro del Parlamento sino por la postulación que comienza desde universidades, organizaciones civiles, luego va el parlamento, donde se somete al escrutinio de un jurado que investiga las credenciales de cada uno. Luego se somete al escrutinio del pueblo. Cuando yo era presidente del Tribunal, decía que la oposición de 28 sentencias había sido favorecida en 16, pero aún así decían que no había independencia. Capriles fue detenido y luego se le dio la libertad. Con Leopoldo López podría suceder lo mismo. Para entonces me decían sí, está bien, hay sentencias favorables a la oposición, pero no se ha declarado loco a Chávez, no han metido preso a Chávez, todo porque un político lo había solicitado mediante una demanda.

Leopoldo López anunció, teniendo una orden de arresto en su contra, que va a ir a la protesta y se va a entregar a la justicia…

Si yo tuviese una orden de arresto haría eso, es lo lógico. El gobierno le ha dicho que le da toda la seguridad para que se pueda presentar. Si es inocente, lo dirán los tribunales venezolanos, no un país extranjero. Así como Leopoldo dice que va a dar la cara, así lo hizo Chávez en el 92, Chávez decía que podía ir a la cárcel 30 años, pero después de dos años, gracias la presión del pueblo, tuvieron que indultarlo. Y lo indultaron pero asumió su responsabilidad, no se quedó en la calle escondiéndose.

Curioso que Leopoldo López esté haciendo lo mismo ahora, ¿será que va a ser presidente?

Eso lo elige el pueble venezolano, es imposible que lo imponga una organización internacional, como USAid, que está financiando grupos adentro de Venezuela.

¿Qué pasa con la censura a los medios?

¿De qué censura están hablando si en Venezuela no había 100 medios y ahora hay más de 200, y el 70% lo tienen los medios privados? Todavía hay quienes dicen en el extranjero que como el Estado ha creado algunos medios, el Estado tiene la mayoría. No es así. Ahora, los medios no se montaron 100% en el golpe, pero se montaron en una parte, sobre todo los internacionales. En el caso de NTN24, las pruebas las tiene Conatel. Conatel tomó esa decisión (de sacarlo del aire), muy dolorosa, porque trató de presentar a Venezuela como un país en llamas, en guerra, y que el Gobierno caía.

No se puede permitir poner en zozobra a la colectividad. En los días pasados, EL 94% de la parrilla se la dedicaron a Venezuela, es un medio que se ha declarado enemigo de Venezuela y no sé por qué, respeto la línea que quieran seguir, pero no veo por qué la enemistad. Entrevistan al que trabajó con el grupo nazi que se formó aquí en Bogotá, a los personajes de Human Rights Watch (RW) que le han hecho la guerra a Chávez durante 15 años, a los mercenarios de los DD.HH, que fueron los que apoyaron las dictaduras del sur y que ahora trabajan en ONG y en otros grupos para atacar a Venezuela. Un medio tiene que tener equilibrio, pero hay que respetar a los gobiernos, uno no puede permitir que un medio pretenda derrocar a un país. Tenían un compromiso de medios con el golpe de Estado, estaban programados, pero el golpe fracasó el mismo 12. Ahora leo con preocupación algunos medios colombianos que dicen que Venezuela está atacada por los cuatro costados. No: Venezuela está tranquila.

Entonces tantas organizaciones internacionales de derechos humanos y  tantos medios internacionales,  ¿están todos equivocados?

No es que estén equivocados, están conscientes 100% de lo que están haciendo, que es intentar derrocar primero a Chávez y luego a Maduro. Es un trabajo enfilado. No están equivocados, están programados. Si salen tres editoriales iguales en tres medios para destruir al país, es porque quieres destruir al país, porque no les importa con tal de que salga Maduro y lo vuelva a tomar la derecha. Eso no va a pasar.

Temas relacionados