Venezuela: golpes, juicios, diálogos y marchas

El país, que viene en una interminable crisis desde hace varios años, vivirá este miércoles una jornada agitada.

Diputados opositores votaron abrirle un proceso de responsabilidad política a Maduro.
Diputados opositores votaron abrirle un proceso de responsabilidad política a Maduro. EFE

Cuando parecía que la luz para solucionar la crisis venezolana se asomaba al final del túnel, la realidad hizo caer las esperanzas de un golpe. Después de que monseñor Emil Paul Tscherrig, enviado del papa Francisco, anunciara el lunes el inicio de un diálogo entre el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) el próximo 30 de octubre en la isla de Margarita, un sector opositor aseguró que no estaban las condiciones para un diálogo. (Lea: Venezuela: cuando el diálogo no es una opción)

“Hasta que no se restituya el orden constitucional es imposible realmente que haya un proceso de diálogo (...) No caigamos en el juego del gobierno que quiere dividirnos”, dijo el excandidato presidencial Henrique Capriles, al reiterar la convocatoria a una protesta nacional hoy, miércoles 26 de octubre.

La oposición quiere apuntarse otro golpe político con la marcha de hoy. Al igual que el 1˚ de septiembre, cuando miles llenaron las calles para exigir la realización del referendo revocatorio. (Vea: Así fue la "acalorada" sesión que aprobó proceso de control político a Maduro).

Aunque el objetivo no se consiguió —el revocatorio fue suspendido la semana pasada— sí logró darle a la oposición una visibilidad nacional e internacional. Mostró que buena parte del país no está de acuerdo con el gobierno de Maduro y se convirtió en la herramienta para transformar el descontento en una oportunidad. (Lea: Maduro convoca Consejo de Defensa luego de que Asamblea diera primer paso para someterlo a control político)

No sólo eso. Las marchas, sumadas a las equivocadas decisiones de Maduro, muestran a un Gobierno que se aleja cada vez más de la democracia y que utiliza los poderes judiciales para minimizar a la oposición. (Lea: Con la Constitución en mano salgamos a defender la democracia en Venezuela: Leopoldo López)

Además de la marcha, Maduro convocó para hoy al Consejo de Defensa y los poderes públicos para “para evaluar el golpe parlamentario de la Asamblea Nacional y el plan de diálogo para la paz”.

Poco antes, el parlamento había ordenado a una comisión especial estudiar “la responsabilidad” penal y política de Maduro en el agravamiento de la crisis por la suspensión del referendo revocatorio, que declaró el domingo como una “ruptura del orden constitucional”.

Maduro, que fue convocado el próximo martes al hemiciclo, no se refirió a ese citatorio, pero recordó al férreo opositor Henry Ramos Allup que debe asistir a su convocatoria de hoy como jefe del Parlamento.

“Aquí lo voy a esperar y le voy a decir: vamos a hablar, vamos a dialogar, basta ya de tanta mentira, tanto engaño, tanta aventura”, aseveró el presidente, quien recién regresó de una gira por Medio Oriente, que incluyó una reunión con el papa Francisco en el Vaticano.