Venezuela es "un país de paz", dice canciller Elías Jaua

"Las protestas que hay en Venezuela no son el resultado de un malestar político y social", dijo.

El canciller venezolano, Elías Jaua, visitó este jueves Argentina, donde se reunió con la presidenta Cristina Fernández y defendió que "Venezuela es un país de paz" y que no se puede equiparar al Gobierno democráticamente elegido de Nicolás maduro "con los grupos violentos que intentan derrocarlo".

"Las protestas que hay en Venezuela no son el resultado de un malestar político y social, son el resultado de una estrategia planificada, alentada, promovida, desde hace por lo menos cinco años y que ha entrado en acción para derrocar al gobierno democrático", sostuvo Jaua durante una rueda de prensa en Buenos Aires.

El canciller argentino, Héctor Timerman, quien acompañó a Jaua en la comparecencia ante la prensa, ratificó el "total y absoluto apoyo (de Argentina) al camino elegido por el pueblo venezolano en las ultimas elecciones con el mensaje de respetar la vida, apoyar la paz y defender las instituciones".

"Nadie en la región va a apoyar una destitución por ninguna otra vía que no sea la del voto, la de las elecciones", afirmó Timerman.

Una quincena de personas han muerto, más de 150 han resultado heridas y decenas han sido detenidas en la oleada de protestas en contra del Gobierno de Maduro que sacuden Venezuela desde el pasado 12 de febrero.

Jaua aseguró que solo se puede relacionar a 3 de los muertos con la intervención de los cuerpos de seguridad y que el Ejecutivo venezolano no va a permitir que "ningún funcionario actúe al margen de la ley o rebasando los límites del respeto a los derechos humanos".

"Venezuela es un país de paz, y nuestro pueblo tiene derecho a vivir en paz y tenemos derecho a que se nos respete y no se nos catalogue como un país en el que queremos matarnos los unos a los otros", recalcó.

"El que un grupo haya optado por el camino de la violencia al margen de la constitución y la institucionalidad democrática no puede satanizar a todo un país. Venezuela no es un país de violentos", reiteró Jaua.

El canciller venezolano acusó a "cadenas y grandes medios internacionales" de "satanizar al Gobierno venezolano" mostrando "imágenes descontextualizadas" para magnificar la represión.

Además, rechazó las opiniones e intervenciones de algunos gobiernos de la región y europeos que equiparan "un gobierno legítimo y democrático con los grupos que intentan derrocarlo".

También cargó contra los "artistas de la alta farándula" que en un gesto "inédito" han salido a criticar al Gobierno de Maduro aunque "tal vez no sepan ni donde está Venezuela".

Con el apoyo de Argentina, Venezuela quiere convocar a una reunión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) "para discutir la agresión constante y la amenaza latente a la democracia venezolana", según Jaua.