En Veracruz sigue el terror

La guerra entre los carteles de Los Zetas y el Golfo, así como algunos reductos de la Familia Michoacana, sumió a Veracruz en el terror.

Las autoridades encontraron otros 14 cadáveres en la zona metropolitana, dos días después de la aparición de 35 cuerpos apiñados en una camioneta abandonada en una vía de alto tránsito. Al igual que los primeros, los últimos fallecidos fueron torturados antes de morir asfixiados, según las primeras investigaciones de las autoridades.


El descubrimiento de los cuerpos se produjo en medio de un fuerte despliegue policial y militar en la ciudad, establecido para proteger las sesiones de una cumbre nacional de responsables de las fiscalías de las 32 entidades (31 estados y el distrito federal) que conforman México. “La lucha entre bandas delictivas tiene como fin el control territorial y como causa y razón el sometimiento de los vendedores de drogas al menudeo. Es por ello que debemos enfrentar este delito, que requiere necesariamente nuestra coordinación”, manifestó a la AFP la procuradora (fiscal) general de México, Marisela Morales.


La zona metropolitana de Veracruz, una de las más activas de México, se convirtió este año en escenario de balaceras, quemas de taxis, ataques a civiles y del asesinato de al menos tres periodistas. Justamente, la fiscalía de Veracruz informó que investiga la desaparición del periodista Manuel Fonseca Hernández, encargado de cubrir la fuente policial para el diario El mañanero, del municipio veracruzano de Acayucan. El reportero salió el sábado de su domicilio para cubrir noticias relacionadas con la delincuencia y desde entonces se desconoce su paradero, de acuerdo con sus familiares.


Este año han sido asesinados dos periodistas del periódico Notiver, que circula en la zona turística de Veracruz-Boca del Río, presuntamente por el crimen organizado. Con 80 periodistas muertos a manos de las mafias desde 2000, de acuerdo con la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), México fue catalogado como uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer esa profesión.


Las autoridades mexicanas harán una reunión en las próximas horas para analizar la grave situación que vive este estado, que durante este año se transformó en un nuevo foco rojo del país, en donde la violencia relacionada con el crimen organizado ha dejado más de 41.000 muertos desde 2006.

Temas relacionados
últimas noticias

¿Qué va a pasar ahora con Puigdemont?