Vidal, una voz que sobrevive a la censura

La historia de un intrépido periodista boliviano.

Fernando Vidal, periodista boliviano, sobrevivió a un atentado con fuego.
Fernando Vidal, periodista boliviano, sobrevivió a un atentado con fuego.

Fernando Vidal, el periodista boliviano que conducía un programa radial de denuncia ciudadana en la frontera entre su país y Argentina, fue asaltado en la mañana del lunes, mientras trabajaba, por cuatro individuos que lo rociaron con gasolina e intentaron quemarlo vivo. Sin embargo, sobrevivió, y dijo sospechar que el ataque está relacionado con sus denuncias de la corrupción.

“¡Esto es para que te calles viejo de mierda!”, escuchó la audiencia del programa de Vidal a las 10:45 de la mañana del lunes, mientras el periodista sufría la agresión en su estudio. Ahora, Vidal se encuentra en estado delicado de salud, con quemaduras de segundo y tercer grado, aunque los últimos reportes médicos dicen que su vida no corre peligro.

El individuo señalado como autor material, ya reconocido por Vidal, fue detenido por las autoridades junto a otras dos personas. Los tres comparecieron ante un juez que definirá las medidas cautelares y la apertura del proceso legal. El cuarto implicado permanece prófugo.

Yacuiba, pueblo en el extremo sur de Bolivia, donde Vidal desempeñaba sus labores, es un agitado paso del comercio legal e ilegal entre Bolivia y Argentina y en su subsuelo yacen las principales reservas de gas natural del país, por lo que en el lugar convergen los intereses tanto de traficantes ilegales como de compañías estatales multinacionales.

Kinn Vidal, hijo del periodista, explicó que se descarta que el autor intelectual del ataque contra su padre sea el gobierno de Evo Morales, que tiene una pelea casada con buena parte de los medios privados, y precisó que se sospecha que el móvil tiene origen en alguna autoridad del ámbito local, a la cual no identificó.

La Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP), Amnistía Internacional y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenaron el ataque contra Fernando Vidal y pidieron al gobierno boliviano que aclare el hecho y a la justicia que sancione a los responsables.