Este viernes liberan a González, uno de 'Los Cinco' de Cuba

Después de pasar 13 años tras las rejas en una prisión de Florida, Estados Unidos, el cubano René González, detenido por espionaje en 1998, será liberado hoy.

Sin embargo, no podrá regresar a su isla natal hasta que pague tres años de libertad supervisada en EE.UU. En Cuba reclaman el retorno del “héroe”, mientras republicanos estadounidenses consideran un peligro la libertad del “villano”.

González, junto con Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González, fueron detenidos en 1998 y condenados en 2001 a penas de entre 15 años y cadena perpetua por espiar y conspirar contra el Gobierno de EE.UU. ‘Los Cinco de Cuba’ admitieron ser agentes que espiaban a grupos terroristas de exiliados que conspiraban contra el mandatario Fidel Castro y no al Gobierno estadounidense.

Pero la versión de ‘Los Cinco’ fue desmentida. Vicente Botín, escritor y politólogo, cuenta que en realidad eran 14 y conformaban la Red Avispa, una célula del servicio de inteligencia cubano, pero al momento de su captura cuatro escaparon y diez fueron condenados.

“Para reducir su condena, cinco colaboraron con las autoridades y desmintieron la versión de sus compañeros de que su misión sólo incluía infiltrar grupos del exilio para evitar actos terroristas contra Cuba”. Confesaron que su misión era infiltrar redes informáticas del Comando Sur del Ejército estadounidense, espiar tres bases aéreas y vigilar la guardia costera en el sur de la Florida.

Sin embargo, Castro defiende la versión de ‘Los Cinco’ y afirma que no representaban una amenaza para la seguridad de EE.UU. Los nombró “héroes antiterroristas” e inició una campaña para su liberación. También exigió el inmediato regreso de González a Cuba tras su liberación y acusó a Obama de actuar con “revanchismo político” al hacerlo permanecer bajo un régimen donde “quedará a merced de asesinos impunes durante tres largos años”.

El futuro de González durante los siguientes tres años en suelo estadounidense no está claro. Su abogado, Philip Horowitz, indicó que no puede ser deportado a la isla debido a que tiene nacionalidades estadounidense y cubana.

La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de EE.UU., declaró su profunda preocupación por la próxima libertad supervisada del “villano”. “González, al igual que el régimen al que sirve, es un enemigo de EE.UU. Tiene sangre americana en sus manos y dedicó su vida a hacer daño a nuestro país en nombre de un régimen que es un Estado patrocinador del terrorismo”.