Este viernes se conocerá al postulado de Obama para nuevo secretario de defensa de EE.UU.

Lo anterior tras la renuncia de Chuck Hagel el pasado 24 de noviembre.

AFP

 El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, postulará este viernes a su candidato para reemplazar al actual secretario de Defensa, Chuck Hagel, quien dimitió la semana pasada, informó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Todo indica que se tratará de Ashton Carter, quien fuera "número dos" del Pentágono durante dos años y medio también en el Gobierno de Obama, aunque Earnest eludió hoy confirmar su nombre.

Hace un par de días, distintas fuentes oficiales, todas bajo anonimato, confirmaron que Carter, de 60 años y experto en seguridad nacional, es el elegido para sustituir a Hagel.

Preguntado entonces sobre las opciones de Carter para ocupar el puesto, Earnest sostuvo que tiene "un conocimiento detallado" de la forma en que trabaja el Departamento de Defensa y, de hecho, fue el "número dos" de esa cartera entre octubre de 2011 y diciembre de 2013, tras haber sido confirmado por el Senado para ese puesto con un "consenso unánime".

La marcha de Hagel ha dejado a Obama un vacío difícil de cubrir con una lista de candidatos muy corta, ya que la mayoría de quienes empezaron a sonar, entre ellos el senador demócrata Jack Reed, la exjefa de política del Pentágono Michele Flournoy y el actual secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, han dicho que no están interesados en el cargo.

Sin embargo, Carter ya estaba en la lista de candidatos tras la marcha de Leon Panetta a principios de 2013, cuando finalmente Hagel, exsenador republicano y veterano de la guerra de Vietnam, fue nombrado para el cargo.

Licenciado en Física e Historia Medieval por la Universidad de Yale, Carter renunció a seguir siendo el subsecretario de Defensa hace un año alegando razones personales y porque, al parecer, se sentía incómodo a las órdenes de Hagel, dadas sus aspiraciones de dirigir esa cartera.

Durante su mandato, Hagel tuvo importantes desacuerdos con asesores próximos a Obama sobre cuestiones como el conflicto sirio y el proceso de transferencia a otros países de los presos de la cárcel de Guantánamo.

Según la Casa Blanca, Obama cree que en este momento es necesario para el Pentágono otro tipo de liderazgo al que ejercía Hagel, y así se lo hizo saber al exsenador, cuya salida fue decidida de mutuo acuerdo con el presidente.