Las visitas frustradas a Leopoldo López

Los senadores brasileros de oposición que intentaron en vano visitar en Caracas al opositor político denunciaron bloqueos y asedio a su misión “política y humanitaria” por parte de funcionarios chavistas.

Aécio Neves, en el aeropuerto de Maiquetía, Caracas. / EFE

Luego de que la delegación volviera a Brasil sin alcanzar el objetivo de su visita, el gobierno de su país lamentó el incidente y pidió explicaciones sobre la hostilidad contra la comitiva.

No son los primeros políticos extranjeros que han intentado visitar a López. Lo mismo hicieron el expresidente colombiano Andrés Pastrana y el chileno Sebastián Piñera, quienes en enero de este año llegaron hasta las puertas de la prisión militar de Ramo Verde, donde aún está López, pero tampoco pudieron entrar.

El expresidente español, Felipe González, fue más lejos. Anunció que participaría en la defensa legal de López en el juicio que enfrenta, en el que se le acusa por supuestos delitos de instigación pública y asociación para delinquir, relacionados con las protestas sociales del 12 de febrero de 2014 en Caracas. A González, el parlamento venezolano lo declaró persona non grata, la Justicia venezolana le impidió participar en el juicio y las autoridades tampoco lo dejaron visitar a López.

Antes de llegar a Ramo Verde , los políticos saben muy bien que es posible que se les impida el acceso. Aunque no se cumpla el objetivo de la visita, no significa que ésta haya sido un fracaso: el impedimento por parte de las autoridades venezolanas ha influido en la percepción exterior sobre el deterioro de los derechos humanos, el trato a los presos políticos y la falta de independencia de la Justicia en Venezuela . Las visitas frustradas a López le han servido a la oposición venezolana para ganar visibilidad en este sentido.

El constante rechazo a estas visitas le genera cada vez un mayor peso político internacional al gobierno de Nicolás Maduro. No sólo expresidentes y senadores hablan del deterioro de los derechos humanos y la democracia en Venezuela. La situación también la sigue de cerca la Unión Europea y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU ya ha instado a liberar a los presos políticos. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió medidas cautelares, solicitando al Estado venezolano adoptar las medidas necesarias para preservar la vida e integridad personal tanto de López como de Daniel Ceballos, el también detenido exalcalde de San Cristóbal. Ambos se encontrarían en delicado estado de salud, debido a la huelga de hambre que sostienen.