Volcán Fuego de Guatemala vuelve a normalidad tras potente erupción

La eupción obligó a que las autoridades decretaran una alerta de prevención y cerrar el único aeropuerto internacional La Aurora.

El volcán Fuego en el suroeste de Guatemala volvió a la normalidad tras una potente erupción que obligó a las autoridades a decretar una alerta de prevención y cerrar el único aeropuerto de la capital, informaron este lunes fuente oficiales.

"Por el momento se registran entre dos y tres explosiones por hora, lo cual ya es normal para el volcán", dijo a periodistas el experto del Instituto de Vulcanología, Gustavo Chingá.

El vulcanólogo indicó que la ceniza no se expande a más de 10 km del cráter y por ello desde la noche del domingo rehabilitaron el aeropuerto internacional La Aurora, cuyo cierre por unas 24 horas afectó a unas 6.000 personas. El volcán, de 3.763 metros de altitud, volvió a reactivarse el pasado sábado con una potente erupción.

La ceniza cayó a una distancia de 40 km en varias comunidades, incluida la colonial y turística Antigua Guatemala, 45 km al suroeste, y la capital, por lo que fue cerrado el aeropuerto preventivamente. "El monitoreo (de la actividad del volcán) revela que ha disminuido considerablemente", pero se mantiene la alerta, comentó el vocero de la estatal Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), David de León.

El portavoz aclaró que por el momento no se registran pérdidas en la agricultura y ninguna persona se encuentra en albergues habilitados. En tanto, el ministerio de Educación informó en un comunicado que suspendió las clases en cinco establecimientos públicos y dos privados "hasta nuevo aviso". "Esto (suspensión de clases) se realiza con el objetivo de proteger la integridad física de los estudiantes y evitar exponerlos a enfermedades respiratorias o de otra índole", precisó la cartera en un comunicado.

El volcán, ubicado entre los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, registró una potente explosión en setiembre de 2012, la última emergencia por erupción volcánica en el país, que provocó la evacuación de unos 10.000 habitantes en comunidades aledañas.