‘Yihad no es guerra santa’, dicen líderes musulmanes

Es una palabra en árabe que significa esfuerzo y es incorrecto utilizarla para referirse a guerra armada, dicen musulmanes.

Los grupos terroristas se han aprovechado del contenido de la palabra yihad en varios pasajes del Corán. AFP

Grupos calificados de terroristas como Al Qaeda, Estado Islámico y Hamas, entre otros, ejercen acciones violentas en nombre de Dios y aseguran que a través de ellas hacen yihad, un término que ha sido asociado por mucho tiempo con guerra santa. Sin embargo, la comunidad musulmana aclara que esos grupos han tergiversado su verdadero significado.

Tras el ataque al semanario francés Charlie Hebdo por parte de hombres armados pertenecientes a redes terroristas y la masacre de Boko Haram en Nigeria, en donde habrían fallecido cerca 2.000 personas, vale la pena conocer en qué consiste el yihad y qué dicen los musulmanes sobre él.

Jamid Sánchez, vicepresidente de la junta directiva de la Mezquita Estambul de Bogotá, explicó que yihad es una palabra en árabe que significa esfuerzo y es incorrecto utilizarla para referirse a guerra armada, pues en aquel idioma lo adecuado sería decir ‘harb’. Así, “estas palabras son completamente distintas y no se deben asociar”.

En el islam existe dos tipos de yihad: “El primero, y más importante, es el esfuerzo de uno mismo para cumplir las órdenes de Dios, de controlarnos a nosotros mismos y abstenernos del pecado”, comenta Sánchez, al indicar que el segundo tiene relación con el esfuerzo de cada musulmán para transmitir su religión.

“Dar el mensaje de que el islam es paz y nos invita a mejorar cada día. Esta difusión la podemos hacer a través de conferencias en colegios, universidades e incluso mediante entrevistas a medios de comunicación”, explica Jamid Sánchez.

Insiste el líder musulmán que los grupos terroristas se han aprovechado de la presencia de la palabra yihad en varios pasajes del Corán (libro sagrado del islam) para malinterpretarla. Por ejemplo, uno de los fragmentos que utilizan es el que dice “ciertamente Dios ha cambiado el paraíso a los creyentes por sus vidas y sus bienes por el esfuerzo en el camino de Dios”.

A juicio de Sánchez, este pasaje del Corán es el que utilizan para justificar las inmolaciones y los ataques terroristas, pero explicó que “cuando dice ‘dar la vida’ quiere decir que saquemos tiempo para Dios, porque esto es lo más preciado que tenemos. Entonces, debemos dedicar de ese tiempo invaluable para adorarlo y seguir sus órdenes”. De hecho, señaló que estos grupos ni siquiera se dan cuenta que el suicidio es un pecado sin perdón y está prohibido en el islam bajo cualquier circunstancia.

“La ideología de los grupos terroristas nada tiene que ver con la religión, eso es algo político y muy regionalista en la medida que quieren defender su cultura y sus territorios. Cuando una persona quiere hacer algo malo puede encontrar fundamentos en todo, pero eso es muy diferente a lo que en realidad dicen las bases”, sostuvo Sánchez, quien añadió que “ellos mismos llenan de fanatismo a ciertas personas que carecen del verdadero conocimiento del islam”.

Ahmad Tayel, director de la mezquita Abu Bakr, en Bogotá, reafirmó que “hay circunstancias, como experiencias negativas en sus vidas o choques a nivel familiar, que generan cierto tipo de extremismo en estas personas y lo llevan consigo a cualquier estandarte religioso, cualquier corriente intelectual o política”.

Dijo que recientemente se han identificado a los llamados ‘lobos solitarios’, “personas nacidas en occidente que no manejan el idioma del Corán (árabe) y que no han tenido la oportunidad de aprender el islam de sus fuentes, sino que tratan de conocer alguito sobre la religión en páginas poco confiables”.

Frente a los recientes ataques en Francia, Tayel manifestó que “no podemos hacer apología al terror y tampoco podemos eliminar las voces o las palabras, pero sin duda la libertad de expresión no puede ser contradictoria al respeto”.

El 15 de enero el Papa Francisco aseguró algo similar. Dijo que tanto la libertad de expresión como la religiosa son dos derechos fundamentales, no obstante “no se puede insultar la fe de los demás. No se puede burlar de la fe. No se puede".

Con respecto a la masacre perpetrada en Nigeria durante los primeros días de 2015, que ha sido opacada por lo ocurrido en Europa, a pesar de que en el país africano fallecieron muchas más personas, Tayel remarcó que “parece que entre las víctimas y los muertos del terrorismo hay de dos, de tres y de cinco estrellas”.

Y no lo dice solamente por estos hechos, sino por lo que actualmente pasa por ejemplo en Siria, un pueblo “que está viviendo entre dos tipos de infiernos: el de la dictadura de Bashar al-Asad y el de los terroristas extremistas sunitas y chiitas”.

Los dos representantes musulmanes insistieron en que en definitiva, yihad no es guerra santa. “No es terrorismo ni violencia. Yihad es el acto de esforzarse” manifestó Tayel con vehemencia.

Temas relacionados