Zapatero reconoció en agosto que España estaba al borde del "rescate"

Los diputados españoles aprobaron el viernes la inscripción en la Constitución de una "regla de oro".

El jefe de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero reconoció ante los sindicatos a mediados de agosto, en plena crisis de los mercados, que España estaba cerca del "abismo" y del "rescate", afirmó el lunes el dirigente de uno de los principales sindicatos.

"Nos dijo que (la economía) estaba muy mal, que él la había visto al borde del abismo, en forma de rescate", aseguró el secretario general de CCOO, Ignacio Fernandez Toxo, a la televisión nacional española (TVE)

Según Toxo, Zapatero hizo estas declaraciones el 17 de agosto, seis días antes de anunciar que esperaba inscribir la "regla de oro" de estabilidad presupuestal en la Constitución española, para tranquilizar a los mercados asustados por el riesgo de contagio de la crisis de la deuda en Europa.

Los diputados españoles aprobaron el viernes la inscripción en la Constitución de una "regla de oro", gesto saludado por Francia y Alemania, pero que provoca descontento social y político creciente en el país.

La aprobación del texto parlamentario está casi asegurada, pues el Partido Socialista en el Poder (PSOE) y el principal partido de oposición de derecha, el Partido Popular (PP), lograron un acuerdo en ese sentido.

Pero los dos principales sindicatos españoles, CCOO y UGT, llamaron a una "gran manifestación" el martes en Madrid contra esta reforma, pidiendo un referéndum sobre el tema.