"Apostamos a cambiar el modelo deportivo": presidente de Millonarios

En dos meses habrá capitalización del club. La idea es traer refuerzos sin comprometer las finanzas del equipo.

Enrique Camacho, asumió hace poco las riendas del club embajador. /Liz Durán.

La noticia de la posible adquisición del 42% de las acciones de Millonarios por parte del banquero de inversión español, Javier Aguirre, causó revuelo en el ambiente deportivo. El presidente del club, Enrique Camacho, explica cuáles son las perspectivas económicas del equipo bogotano para el torneo en desarrollo y cuáles las metas a mediano plazo.

 ¿Qué está pasando en las finanzas de Millonarios?

Estamos trabajando en una nueva emisión de acciones para capitalizar el club y perfeccionar el plan de negocios. Hay una junta directiva sin intereses particulares que buscó un presidente que diera gobernabilidad. Yo fui el escogido y puse solo una condición: que mi elección fuera unánime porque quiero representar a todos los accionistas, ninguno de los cuales tiene más del 25%. Mi propósito es garantizar la capitalización de Millonarios, fortalecer su marca y proteger su patrimonio que hoy es de $24.000 millones. El año pasado se vendieron unos jugadores que generaron unos $4.300 millones de ingresos netos, pero este año también hubo que pagar $5.000 millones de deudas con la comisionista de bolsa que todos conocen. A pesar de las contingencias, seguimos apostando a cambiar el modelo futbolístico.

 ¿Cómo va a ser esa capitalización?

Es un proceso en el que hay que hacer valoraciones, prospectos y reglamentos de colocación de acciones, y después seguir trámites institucionales. Aún no se conoce la respuesta de la Superintendencia, no sé si el cambio de gobierno pueda afectar, pero estimo que en dos meses estará lista la organización para la capitalización que tiene dos objetivos: tener un equipo profesional fuerte y promover las divisiones menores. Reconozco que a raíz del problema de Interbolsa hoy no tenemos tanto acceso a créditos, pero también podemos pasar los filtros del sistema financiero.

 ¿Qué tanto pesa el tema Interbolsa en Millonarios?

Es público. Hay unas acciones embargadas, el interventor Alejandro Rebollo tiene el manejo de esas acciones, hay unas investigaciones, pero Millonarios no tiene vinculación alguna con el escándalo de Interbolsa.

 ¿Qué puede decir sobre los movimientos del banquero de inversión Javier Aguirre para quedarse con el 42% de la propiedad accionaria del club?

Lo único que conozco es que hay conversaciones entre un grupo liderado por Javier Aguirre y algunos accionistas de Millonarios. Eso le sirve al club si hay inversión. Por eso es más importante concentrarse en la capitalización. Yo no conozco al señor Javier Aguirre, no conozco al señor Juan Carlos Ortiz, me enteré de lo que me preguntan por El Espectador, pero hasta ahora entiendo que es una intención de compra de acciones.

 ¿Siente que hay buen ambiente entre todos los accionistas?

No siento presiones ni creo que algún accionista quiera imponer su criterio. En la junta directiva se tratan los temas, las decisiones son unánimes y no hay intermediarios. El mensaje es que es estupendo que haya gente interesada en la marca y ojalá eso sirva para que la capitalización permita generar un buen plan de negocios.

 ¿Le da garantía la presencia de Alejandro Rebollo en la junta?

Sí porque es un hombre centrado con un mandato claro, hacer lo mejor posible para resarcir a las víctimas. Además, no solo le interesa sacar adelante su tarea, sino también a Millonarios. Él representa el 9% del club, aunque potencialmente podría llegar a ser un 14%.

 ¿Eso es del Estado o de Millonarios?

Es de las víctimas del Fondo Premium.

 ¿La nueva emisión de acciones puede ayudar a salir de ese problema?

Son cosas diferentes, la emisión busca capitalizar el club. Sé que hay accionistas a quienes les han ofrecido comprarles, pero otros prefieren esperar la emisión para que las acciones las venda el club.

 ¿Cómo se siente capoteando el tema futbolístico?

He sido presidente de compañías durante 20 años. Me parece un reto interesante, me gusta porque soy muy aficionado al fútbol, aunque sé también que tiene una alta exposición mediática y una responsabilidad social inmensa.

¿Por qué le gusta el fútbol?

Porque desde 1961 no he dejado de ir al estadio, desde los tiempos de de Larraz , Areán, Ferrero, Fernández, ´Cuca´ Aceros o Carrizo.

Al hincha solo le interesa ganar, ¿cómo lidiar eso?

Sin rendirse. Yo sé que si no hay resultados se genera malestar y a uno lo insultan. Nunca me había tocado hasta que perdimos con Llaneros en la Copa Postobón.

 ¿Tiene José Portolés la última palabra para las contrataciones?
Él recomienda pero la toma de decisiones es del comité deportivo y de la junta que aprueba las inversiones.

 ¿Para este semestre el equipo se queda como está?
Sigue en marcha el proceso de armar un grupo que responda a los afanes de los hinchas.

 ¿Y cómo hacer para que no ocurra lo que pasó con Wesley Lopes el semestre anterior, que llegó tarde y finalmente no rindió?

Eso hay que evitarlo.

 ¿Cómo recibió las declaraciones del técnico Juan Manuel Lillo el pasado sábado sobre el equipo y sus finanzas?

Él conoce la situación, la entiende y sabe que no se puede hipotecar al club. Vamos a reforzarnos sin comprometer las finanzas.

 ¿Cuándo termina el contrato con el grupo español y qué balance hay hoy?

En diciembre, es un contrato a un año. Pero toda la junta hoy cree que es un proceso que debe mantenerse. Hay cambios importantes, exigencias mayores, mejores capacitaciones físicas, explicaciones tácticas diferentes y en los jugadores hay satisfacción.

 ¿Cómo imagina a Millonarios en dos años?

Quedaría satisfecho si se puede implementar una estructura administrativa moderna con el doble de capital del que tenemos actualmente. Hablar de sede es romántico, pero está lejano, hay que ser realistas.

Temas relacionados

 

últimas noticias