Crecen enredos por manejo de Ariadna Gutiérrez

La compañía Grupo 4 le pide a la reina una indemnización de un millón de dólares argumentando que incumplió contrato de representación. Abogados de la soberana solicitan terminar el convenio. Este miércoles es la audiencia de conciliación en la Cámara de Comercio de Bogotá.

Tomado de la revista Jet Set

 A mediados de la semana pasada abogados de tres importantes bufetes se reunieron al norte de Bogotá. La cita tuvo como propósito finiquitar un acuerdo en un caso que en los últimos días se convirtió en debate nacional; la representación legal de la virreina universal Ariadna Gutiérrez. Famosa por su belleza, su parecido con Sofía Vergara y personalidad traspasó fronteras porque además, obtuvo el cetro mundial por unos minutos pero todo cambió por una equivocación del presentador Steve Harvey. Desde entonces es una diva mundial y muchas empresas requieren sus servicios profesionales. Pero su merecido éxito ha generado un conflicto jurídico con Grupo 4 Management & Events SAS, la empresa que la representa, en un lío que pretende una millonarios indemnización.

A la reunión asistieron en representación de Ariadna Gutiérrez, el penalista Jaime Lombana y la abogada Natalia Barrera Silva del pool de abogados del experto en derecho para la competencia Pablo Márquez. Por su parte, el apoyo jurídico de la empresa Grupo 4 quedó en cabeza del bufete del penalista Abelardo de La Espriella y su equipo de juristas.

El encuentro comenzó en términos cordiales entre los penalistas Lombana y De La Espriella. Ambos conocedores y protagonistas de casos de connotación nacional y mediatizados, son amigos y colegas, por lo que se esperaba que el arreglo fuera rápido y amistoso. En medio de la reunión y de argumentos de parte y parte, se llegó al punto fundamental: el arreglo económico. La abogada Barrera, según señaló uno de los abogados de Grupo 4, propuso una indemnización de US$70.000 y un 10% de los ingresos de la reina en Colombia por lo que resta del contrato cerca de cuatro meses.

La propuesta a su contraparte no fue aceptada y en medio de una subida de tono no hubo acuerdo. Con los ánimos calientes De La Espriella tomó del brazo a Lombana se retiraron de la oficina del primero en donde se hizo la reunión e intentaron calmar los ánimos, pero fue imposible cerrar el caso. Ahora por petición de Ariadna Gutiérrez, hoy de nuevo los abogados se verán las caras en una audiencia de conciliación en la Cámara de Comercio de Bogotá

Pero en medio de la discusión se conocieron nuevos detalles y argumentos de parte y parte de un litigio sin antecedentes en el país. Según registros mercantiles, la sociedad Grupo 4 Management & Events es una empresa que se constituyó el 4 de marzo de 2013 en Bogotá, en desarrollo de una idea de la modelo Carolina Castro y la relacionista Ingrid Wobst.

Desde entonces, la empresa se dedica a la comercialización de talento humano y cualidades profesionales artísticas mediante la promoción de sus representados o agenciados entre clientes a nivel nacional e internacional, en publicidad, medios, eventos, contenidos de programas para televisión, cine, video y similares. Producto de esta gestión en sus pocos años de vida empresarial la compañía contribuyó a posicionar a presentadoras y modelos como Silvia Corzo, Sofía Cabrales o Laura Tobón.

En esas actividades apareció la que hoy es la joya de la corona de la empresa Grupo 4, Ariadna María Gutiérrez Arévalo. Por eso, el 2 de julio del año 2013, las partes suscribieron un contrato de representación artística con exclusividad a un término de dos años. Según el objeto del contrato: “el representado contrata los servicios de Grupo 4, para que éste realice sus mejores esfuerzos en la promoción y comercialización de su imagen y lo represente con carácter exclusivo en sus conversaciones, ofertas, negociaciones y contratos con terceros, que tengan como objeto o como efecto la participación del representado en actividades de entretenimiento”.

En cuanto al pago para Ariadna Gutiérrez se definió que se le cancelaría el 20% del valor facturado. Según los voceros de Grupo 4 a la reina se le pagaron oportunamente los dineros por varios negocios que allí se lograron. Pero en noviembre de 2014, como candidata por el departamento de Sucre fue coronada como señorita Colombia. Entonces con su representante Grupo 4, firmaron dos otrosíes con el propósito de que no interfirieran con la obligaciones de Señorita Colombia o de Miss Universo, si hubiese sido coronada.

Posteriormente, según un documento allegado al caso, una vez fue coronada como Señorita Colombia se suspendieron las actividades de representación durante el año 2015. Vino entonces el incidente con el presentador Steve Harvey y finalmente Miss Universo fue la Señorita Filipinas Pía Wurtzbach. Una situación que según los abogados le derivó a la virreina universal “mayor prestigio y fama del que tenía, razón por la cual su imagen se valorizó considerablemente”.

Y empezaron las buenas noticias para la reina. La empresa Grupo 4 señala que la representó en un primer negocio. Un contrato con Gennoma Lab Colombia por $558.837.600 para liderar la campaña del producto Goicoechea. Otros negocios fueron una entrevista con pagada Record Brasil y con la empresa de Chocolates Lacta Brasil. Desde ese momento, esta situación generó también un conflicto entre la reina y la compañía de representación artística Grupo 4, que indicó que estos contratos no se suscribieron por una negativa injustificada de proceder a celebrarlos.

Pero el tema se siguió enredando, porque Carolina Castro e Ingrid Wobst tuvieron conocimiento que Ariadna Gutiérrez, contrató a Luis Balaguer como su nuevo manager y en consideración de los abogados pudo haber incumplido el acuerdo de exclusividad. Según lo planteado en el litigio, esta situación se conoció por declaraciones a la prensa nacional y extranjera por parte de Balaguer y la reina Gutiérrez. Y señalan que fue Balaguer quien intermedió la primera entrevista que Ariadna Gutiérrez dio al presentador Steve Harvey. Los voceros de Grupo 4 señalan que teniendo los derechos no dieron su consentimiento para la realización de las entrevistas y menos para que fuera su manager.

En contraposición, Carolina Castro tramitó una entrevista exclusiva con la cadena Univisión luego de los sucesos de Miss Universo, sin embargo, según denuncia Grupo 4, la reina Gutiérrez no cumplió con el compromiso por petición de Luis Balaguer. Destaca la compañía que advirtió a la soberana que estaba incumpliendo el contrato.

Sin embargo, Tony Márquez y su socia Carolina Castro intentaron una solución alternativa. “La única posibilidad que existía para que Luis Balaguer procediera a representarla, sería realizando un contrato de agencia madre en donde Luis Balaguer y la agencia internacional Latin We procederían a pagar una remuneración a Grupo 4 por cada contrato que Balaguer consiguiera.

Pero no hubo acuerdo. Por el contrario señala Grupo 4, Luis Balaguer continuó haciendo negocios en representación de Ariadna Gutiérrez en Estados Unidos. Y empezó a documentar varios de ellos. Según Grupo 4, Balaguer contactó a la empresa Agua Bendita para que la reina fuera la imagen del producto mediante una cotización por honorarios de US$550.000. También afirma que con la empresa canadiense de esmeraldas Itoco Mining Corp se estaba negociando que fuera la imagen por US$800.000.

Al litigio se le sumó una nueva arista. La modelo y representante legal de Grupo 4, Carolina Castro recibió una notificación de la abogada Natalia Barrera Silva en donde informó que era la apoderada de Ariadna Gutiérrez y que las actuaciones de Luis Balaguer eran ajustadas a la ley. Y fue más enfática al señalar que revocaba y terminaba el contrato de representación suscrito con Grupo 4 el pasado 3 de julio de 2013. De la misma manera la abogada Barrera solicitó abstenerse de incluirla en el portafolio de la compañía como representante artístico.

(AFP)

Frente a esta situación, el representante Luis Balaguer y la reina Ariadna Gutiérrez ratificaron su posición de dar por terminado el contrato y en las últimas dos semanas a través de diversos medios de comunicación denunciaron que la virreina universal se “encuentra secuestrada”. Pero como había un convenio las posiciones se radicalizaron entre la terminación inmediata del mismo y la continuidad hasta el próximo 2 de julio de 2016.

Cuando el conflicto subió de tono aparecieron los abogados. Los representantes de Grupo 4 señalan que esa compañía tiene derecho a percibir el 20% de los valores facturados a Jolie de Vogue y a Steve Harvey, de quien dicen pagó a la reina a través del medio de comunicación donde trabaja cerca de US$150.000 por la entrevista que le concedió Gutiérrez. También pide una clausula penal del 30% de los valores facturados a los clientes durante la vigencia del contrato y de aquellos que se suscriban o renueven hasta el día 2 de julio de 2016.

Las pretensiones también implican que como la abogada Barrera ha procedido a revocar unilateralmente la autorización para la divulgación de la imagen de Ariadna debe cancelar el 30% de los valores facturados a los clientes en los últimos 12 meses. Pide además una indemnización por no acudir en la entrevista en la cadena Univisión, por las declaraciones que dio señalando que estaba secuestrada por un contrato en Colombia y por los ingresos que dejó de percibir por el supuesto incumplimiento contractual de Ariadna Gutiérrez.

Ante ésta situación el pasado 23 de febrero, la abogada Natalia Barrera Silva de la firma Márquez Barrera Castañeda no tuvo más remedio que solicitar una conciliación en la Cámara de Comercio de Bogotá con el propósito de liquidar y terminar el contrato de representación artística.

El argumento central de la representante jurídica de Ariadna Gutiérrez para pedir la conciliación es que a juicio de la reina “algunas de las actuaciones de Grupo 4 en los últimos meses constituyen un incumplimiento al contrato suscrito entre las partes y a los deberes de diligencia, profesionalidad y confidencialidad pactados” y destaca que Grupo 4 reveló a la prensa información confidencial relacionada con las entrevistas concedidas por la reina en Univisión y Telemundo y reveló a los medios de comunicación detalles confidenciales sobre las diferencias contractuales ente las partes filtradas y hechas públicas en un programa de televisión nacional.

Señala la jurista Barrera que esta situación ha causado serios perjuicios en la imagen de Ariadna Gutiérrez y que se configura un incumplimiento del contrato que genera el pago de una penalidad. Por esta razón dice la abogada según la solicitud de conciliación conocida por El Espectador que: “se declare la terminación del contrato de mandato y representación artística suscrito entre Grupo 4 y la señorita Ariadna Gutiérrez el 2 de julio de 2013 y se resarzan los perjuicios causados por Grupo 4 según la penalidad convenida en el contrato.

No obstante, el asunto tiende a enredarse más porque hace pocos días la reina Ariadna Gutiérrez fue seleccionada para participar en la producción cinematográfica 'XXX: The Return of Xander Cage' junto al actor estadounidense Vin Diesel, situación que le generará nuevos ingresos y que atrajo la mirada de los abogados.

La película en que se ha convertido las diferencias contractuales entre la reina y la compañía que la representaba, Grupo 4 continúa en pocas horas en la Cámara de Comercio de Bogotá en una audiencia de conciliación a la que asistirán los referidos abogados.

Las posibilidades de que lleguen a un acuerdo parecen mínimas. Grupo 4 está solicitando a Ariadna Gutiérrez una indemnización de un millón de dólares, además de documentar y liquidar los contratos que firmó en enero. Los abogados de la reina también están pidiendo una indemnización y la terminación del contrato. Si las cosas no funcionan viene un nuevo capitulo porque se instauraría una demanda arbitral en Colombia en contra de la reina y acciones civiles en Estados Unidos en contra de Gutiérrez y su representante Luis Balaguer. Una enconada pelea que por ahora sólo puede solucionar la Cámara de Comercio de Bogotá o la buena voluntad de las partes.

 

últimas noticias