El lío por un saludo vallenato

La insólita historia del proceso que afrontó el cantante por la presunta violación a normas de propaganda electoral en favor de Álex Char.

Peter Manjarrés, cantante de música vallenata, debió afrontar el proceso ante el Consejo Nacional Electoral. / Óscar Pérez
“Compadre Álex Char, el buen hijo vuelve a casa”. Este saludo del cantante vallenato Peter Manjarrés en su tema musical Novelera, que empezó a escucharse en las emisoras desde mayo de 2014, puso en aprietos al artista. Por esta expresión de amistad al exalcalde de Barranquilla tuvo que afrontar un proceso en el Consejo Nacional Electoral por presunto desconocimiento a las disposiciones sobre la propaganda política. Ahora el tema es anécdota, pero sienta un precedente sobre la forma de hacer publicidad a través de los cantos.
 
Esta historia comienza con una nota del periódico El Heraldo de Barranquilla titulada “Mensajes políticos en vallenatos en la mira del CNE”, a través de la cual se supo que, de oficio, el Consejo Nacional Electoral le abrió investigación al cantante vallenato bajo la presunción de estar apoyando a Alejandro Char, quien hoy está punteando las encuestas para repetir alcaldía en la capital del Atlántico. Por reparto, la investigación la asumió el magistrado Carlos Camargo Asís, de origen cordobés, quien citó a declarar a Peter Manjarrés.
 
En versión libre, el artista vallenato reconoció su voz, admitió que esa frase fue incluida en su tema Novelera grabado en 2013, pero que el trabajo discográfico sólo salió para venta al público el 27 de mayo, después de las elecciones presidenciales. Al ser interrogado por el saludo, Manjarrés comentó que lo une una gran amistad con Álex Char, que el vallenato es de refranes, que no sabía que su amigo sería candidato y que lo hizo porque Olímpica Stéreo, de propiedad de la familia Char, fue la primera emisora que lo apoyó en su carrera.
 
Para dilucidar el asunto, el magistrado Camargo acudió a los expertos. El periodista Félix Carrillo Hinojosa, estudioso de la música vallenata, aportó una verdadera cátedra histórica para concluir que el saludo en la música vallenata forma parte de sus raíces y que nada tiene que ver con fenómenos sociales. Carrillo aclaró que el mecenazgo en sus diversas formas económicas ha cumplido un papel importante en la música vallenata, y que generalmente se traduce en un saludo, simplemente como una respuesta generosa del artista.
 
La averiguación del Consejo Nacional Electoral incluyó consultas con Rafael Manjarrés y el historiador Rafael Oñate. El primero permitió concluir que los saludos en la música vallenata son parte de su esencia misma, y el segundo aclaró que esa mención de las personas ha cumplido una misión milenaria de identidad de tradiciones y costumbres. El magistrado Camargo, también de origen caribeño, se extendió en razones para concluir que cada saludo en el folclor vallenato guarda un nombre o una anécdota inmortalizada por sus compositores o intérpretes.
 
Al evaluar el caso específico, el Consejo Nacional Electoral observó que la mención que hizo Peter Manjarrés a Álex Char en su canción Novelera no puede definirse como difusión de propaganda electoral. El organismo agregó que la expresión que utilizó Manjarrés carece de connotación política. Por el contrario, recalcó el Consejo, se trata de un saludo de amistad, y cuando se dice “el buen hijo vuelve a casa”, eso quiere decir que cuando una persona pelea con su mamá o con cualquier ser querido, tarde o temprano regresa a su hogar.
 
El Consejo Nacional Electoral sacó a relucir las reiteradas referencias que Manjarrés ha hecho en sus canciones a Álex Char y a su círculo familiar. Por ejemplo, en 2009, en su tema Gracias por quererme se escucha: “Y así se quieren Álex Char y Kathy”. Luego, en 2011, en el tema Cara e novio grabó: “Compadre Miguelito y Álex Char en Barranquilla”. En 2012, en su canción La leona, aún se escucha. “En Barranquilla Álex y Miguelito Char”. No extraña que en 2013 y 2014 haya grabado: “Compadre Álex Char, el buen hijo vuelve a casa”.
 
En síntesis, el Consejo Nacional Electoral concluyó que “los saludos grabados por Peter Manjarrés en los que ha mencionado a Álex Char son “objetivamente personales, alejados totalmente de motivaciones políticas, y menos aún conllevan mensajes que constituyan propaganda política extemporánea o violatoria de la ley electoral”. Es decir, que el saludo en la canción Novelera no es más que un dicho vallenato. Además, cuando la canción se grabó, nada tenía que ver con temas electorales, ni al hacerlo existió una intención política.
 
De esta manera, el Consejo Nacional Electoral puso fin a una indagación preliminar contra el cantante vallenato Peter Manjarrés, quien tuvo que llevar abogado para justificar su saludo. Su conclusión básica es que deducir motivaciones políticas del saludo al exalcalde de Barranquilla Álex Char fue una interpretación subjetiva, pero en ningún momento existe la mínima certeza de que la frase en discusión constituya un mensaje con intención política y mucho menos que desconozca las normas prescritas de propaganda electoral.
 
El caso quedó cerrado, la canción Novelera, de Peter Manjarrés seguramente seguirá siendo escuchada y Álex Char tampoco tendrá problemas para seguir avante en su campaña que cada día lo acerca más a su reelección en la capital del Atlántico. La moraleja de esta historia, como lo resaltó Carrillo Hinojosa, es que alrededor de los saludos vallenatos hay muchos mitos, pero en el calor de las grandes fiestas, la cultura se hace a través de mensajes de reconocimiento a los amigos, a los personajes, a los amores y a las desdichas.             
 
Otros cantantes en polémicas por menciones
 
No sólo el caso del cantante Peter Manjarrés ha llamado la atención de las autoridades electorales. Según explicó Carlos Camargo, magistrado del Consejo Nacional Electoral, con el propósito de dar claridad y mayor transparencia a los próximos comicios el organismo adelanta otras averiguaciones contra intérpretes. El asunto  más sonado corresponde al cantante vallenato Silvestre Dangond, quien también rindió declaración ante el Consejo el pasado 23 de abril y    fue  indagado a fin de que aclare la  mención en la canción El mismo de siempre, en la que parafrasea    “y el amigo del Magdalena es Adolfo ‘El Chofo’ Gómez, el mío, el de ustedes”. Se conoce  que Gómez sería aspirante a esa gobernación y se investiga si es propaganda electoral.
 
En otros casos,  se revisó la mención que hizo el cantante Farid Ortiz sobre el excongresista Yahír Acuña o del mismo Manjarrés con Edward Pérez,  precandidato a la Alcaldía de Pelaya (Cesar). Infringir las normas da una multa de entre $11 y $110 millones.        
Temas relacionados