Fifagate: los pases millonarios de la Conmebol a Luis Bedoya

Noticias destacadas de Investigación

Según documentos de inteligencia financiera de Paraguay, obtenidos por el diario ABC Color, una veintena de millonarios depósitos se hicieron desde la Conmebol a cuentas personales del entonces presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, en Andorra y Estados Unidos.

Una transferencia por US$20.000 en 2008, que le hizo Nicolás Leoz, entonces presidente de la Conmebol, a Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, así como 23 giros que se hicieron entre 2013 y 2015 desde la cuenta de la Conmebol a cuentas personales de Bedoya en Andorra y Estados Unidos fueron movimientos que la inteligencia financiera de Paraguay consideró sospechosos, y coinciden con el período en que operó el Fifagate, entramado de corrupción en el fútbol en el que directivos exigieron sobornos a cambio de contratos. Fuentes del Ministerio Público de Paraguay dieron acceso al diario ABC Color a estos informes oficiales, que también fueron conocidos por la alianza periodística El Espectador y CONNECTAS, y revelan que la relación entre Leoz y Bedoya, además de amistosa y profesional, fue también financiera. (Video: Arte, oro y fútbol: FinCEN Files para Colombia)

La caída de Nicolás Leoz y Luis Bedoya, jerarcas del fútbol sudamericano, inició en 2015. Como en una película o serie de Amazon Prime, el 27 de mayo, las autoridades suizas irrumpieron en un hotel de Zúrich, acordonaron la zona y detuvieron a catorce dirigentes de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA). Minutos después, la Fiscalía de Estados Unidos anunció la investigación que por primera vez le metió la mano a la corrupción en el balompié y concluyó que, durante 24 años, empresarios y dirigentes intercambiaron sobornos por contratos de derechos de televisión o publicidad. Colombia parecía ausente del escándalo hasta que, seis meses después, el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), Luis Bedoya Giraldo, renunció a su cargo y viajó en secreto a Estados Unidos a negociar su entrega y convertirse en delator del FBI. FinCEN Files: lo que los bancos no quieren que se sepa

Bedoya reconoció que el esquema ideado en Fifagate defraudó al sistema financiero y lavó millones de dólares. El próximo 1° de octubre a las 11:30 de la mañana, después de varios aplazamientos, está fijada la audiencia en una corte en Nueva York para dictar sentencia. Entre tanto, Bedoya sigue en Estados Unidos, donde se han conocido detalles de su testimonio. Se sabe que el expresidente de la FCF reconoció haber recibido sobornos a cambio de favorecer a empresas como Full Play, Torneos y Competencias y The Traffic Group, a fin de que se quedaran con derechos de transmisión o de mercadeo de partidos de la Copa América y Copa Libertadores. Los hechos de corrupción ocurrieron en la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), comandada durante tres décadas por el paraguayo Nicolás Leoz. Arte sin rastro: ¿un Botero en Odebrecht?)

Luis Bedoya reveló que tenía una cuenta secreta en Suiza, exclusiva para recibir las coimas, y la vació para devolver una porción de los sobornos consignados como parte de su negociación: US$2,7 millones. Ken Bensinger, reportero de BuzzFeed News, reveló, además, que Bedoya se refirió a Ricardo Teixeira, expresidente de la Federación Brasileña de Fútbol; Julio Grondona, expresidente de la Asociación del Fútbol Argentino, y Nicolás Leoz, expresidente de la Conmebol, como “los tres más corruptos” en el fútbol suramericano. “Nadie recibió más sobornos en toda su carrera que los señores Leoz, Teixeira y, en particular, Grondona, ¿verdad?”, siguió el abogado Bruce Udolf. “No me consta”, respondió Bedoya, “pero eso creo”. Sospechas doradas: las millonarias transacciones de CIJ Gutiérrez

El dirigente colombiano Luis Bedoya añadió que en el esquema en el que él intervino también estuvieron sus pares de Paraguay, Perú, Ecuador, Venezuela y Bolivia, en el conocido grupo de los seis de la Conmebol, conformado en 2008. La empresa Full Play prometía pagar incluso hasta US$1 millón a cada uno de estos directivos deportivos con tal de quedarse con los jugosos contratos de televisión y publicidad. En el grupo de los seis, la relación entre Luis Bedoya y el paraguayo Nicolás Leoz fue bastante estrecha, pues, además de ser amigos, Leoz siempre fue muy cercano a Colombia y, de hecho, su esposa y hoy viuda, María Clemencia Pérez, es colombiana.

Esa amistad se quebró cuando Luis Bedoya les echó el agua sucia a sus amigos del grupo. Lo que revela ahora el diario ABC Color, de Paraguay, es que las autoridades de dicho país consideraron sospechosas varias transacciones que involucran a la dupla Leoz-Bedoya durante el Fifagate. La primera alerta la emitió la Dirección General de Análisis Financiero de Paraguay (Seprelad), equivalente a la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) en Colombia, el 18 de septiembre de 2015. La entidad consideró sospechosa una transacción por US$20.000 que hizo el 11 de marzo de 2008 Nicolás Leoz, presidente de la Conmebol entre 1986 y 2013, a Luis Bedoya, que entonces oficiaba como presidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

El movimiento financiero, que se realizó desde el Banco Do Brasil New York de Estados Unidos hasta el Continental National Bank of Miami como un pago de préstamos, fue calificado como posiblemente irregular por las autoridades paraguayas, debido a que ocurrió en la misma época en la que Nicolás Leoz recibía transferencias inusuales a su cuenta corriente en dólares desde la cuenta oficial de la Conmebol. Sobre esto último la misma Conmebol ya había alertado, en una auditoría de 2017, que entre 2000 y 2015 fueron desfalcados casi US$130 millones en operaciones sospechosas desde cuentas de la confederación y que al menos US$26,9 millones de esa suma fueron a parar a la cuenta de Leoz, mediante transferencias bancarias.

Un segundo informe, elaborado por la inteligencia financiera de Paraguay el 28 de diciembre de 2015, revela transacciones hechas desde la Conmebol a Luis Bedoya. Los documentos obtenidos por ABC Color y conocidos por la alianza El Espectador-CONNECTAS muestran que la confederación realizó 23 transferencias desde su cuenta corriente a la cuenta personal de Luis Bedoya, que fueron recibidas en Andorra y EE. UU., entre el 23 de octubre de 2013 y el 21 de mayo de 2015, por un monto de US$10.000, US$37.375, US$40.000 y US$70.000, para un total de US$457.375.

Durante esa época, el colombiano Bedoya ocupó los cargos de presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, donde cobraba US$10.000 de salario mensual; vicepresidente de la Conmebol, donde recibía otros US$20.000, y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, donde facturaba otros US$25.000. Lo que equivaldría a recibir hoy unos $205 millones mensuales. La alianza El Espectador y CONNECTAS le preguntó a Luis Bedoya sobre las transferencias cuestionadas por las autoridades de Paraguay, pero no hubo respuesta al cierre de esta nota. Por su parte, Monserrat Jiménez, secretaria general adjunta y directora jurídica de la Conmebol, respondió que la confederación no cuenta con registros de las transferencias realizadas en los mencionados años (entre 2013 y 2015).

Otro informe paraguayo muestra que la Conmebol realizó por lo menos 33 transacciones entre 2008 y 2009 a una cuenta corriente en un banco de Paraguay, cuyos titulares eran Nicolás Leoz y la colombiana María Clemencia Pérez, su esposa. Los montos suman casi US$20 millones. Las autoridades, además, consideraron sospechoso que, tras los pagos de la Conmebol, Nicolás Leoz transfiriera al tiempo US$1 millón a una cuenta del Royal Bank of Canada, a nombre de María Clemencia Pérez.

“No he intervenido de ningún modo ni he tenido conocimiento de la actividad que como dirigente de la Conmebol llevó a cabo mi difundo esposo, Nicolás Leoz. Tampoco he sido investigada por la justicia de Colombia, Estados Unidos o Paraguay por algún hecho o acto vinculado o relacionado con el caso judicial de público conocimiento denominado Fifagate, o por ningún otro”, respondió la colombiana María Clemencia Pérez a esta alianza periodística.

María Clemencia Pérez de Leoz es una de las personas mencionadas en los FinCEN Files, investigación periodística global que puso al descubierto más de 2.000 reportes de actividades sospechosas remitidas por los bancos de Estados Unidos a la Unidad de Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (Fincen). Después de que estallara el Fifagate, el banco Deutsche Bank Trust Company Americas emitió alertas por una transacción de US$83.674 y también por cuatro cheques pagaderos a su nombre por un total de US$300.000, enviados entre mayo y agosto de 2013 desde un banco de Paraguay. (Nicolás Leoz y María Clemencia Pérez: un matrimonio rentable)

A estos hallazgos se suman ahora cuatro informes de inteligencia financiera que están en poder de la Fiscalía de Paraguay que se quedaron en el aire, pues nada se hizo con el argumento de que en ese país no está penalizado el soborno entre las partes privadas. Mientras tanto, la indagación penal contra Luis Bedoya en Colombia camina a paso lento desde 2015, cuando el ente anunció que lo investigaría por presunto lavado de activos. Hoy el expediente permanece en indagación y se han hecho solicitudes de información a Suiza, Uruguay y EE. UU., a la espera de respuesta. La defensa jurídica de Bedoya ha dicho que el proceso colombiano está amarrado al estadounidense y que en Colombia deben esperar primero la sentencia, que se fijará el próximo 1° de octubre en Nueva York.

*Este reportaje hace parte de la investigación global FinCEN Files y fue elaborado por la alianza periodística ABC Color, El Espectador y CONNECTAS

**Lea aquí otros reportajes de FinCEN Files:

En video: ¿De qué se trata #FinCENFiles?

FinCEN Files: lo que los bancos no quieren que se sepa

Alerta roja. Así funciona el sistema antilavado en los bancos

Arte sin rastro: ¿un Botero en Odebrecht?)

Sospechas doradas: las millonarias transacciones de CIJ Gutiérrez

Nicolás Leoz y María Clemencia Pérez: un matrimonio rentable

Arte, oro y fútbol: FinCEN Files para Colombia

Un huracán de dinero de Alex Saab se formó sobre Antigua

Transacciones de J. J. Rendón levantaron alerta en EE.UU.

Javier Mascherano estuvo bajo la lupa de Estados Unidos

Comparte en redes: