Desde diciembre la Procuraduría ha realizado alertas

Los líos de Medimás ante las superintendencias

Por posible violación a los regímenes de competencia, integración vertical y declaración de grupo económico, las empresas que conforman la sociedad Prestnewco, única accionista de la EPS, han tenido que rendir explicaciones ante las autoridades.

Archivo

Después de un año y medio de operación, el conglomerado de empresas accionistas de Medimás –antes Cafesalud– no cesa de dar explicaciones en diferentes superintendencias por presuntas irregularidades cometidas durante el proceso de compra de la EPS. Desde diciembre de 2018, la Procuraduría Delegada para Salud alertó en un informe de vigilancia posibles violaciones a los regímenes de competencia, integración vertical y declaración de grupo económico cometidas por las doce sociedades que constituyeron Prestnewco SAS, empresa que en junio de 2017 firmó el contrato de compraventa de las acciones de Medimás.

El tema surge tras la creación de la sociedad Prestnewco, empresa que hoy es única socia de Medimás y que ha estado en constante vigilancia del Ministerio Público y de las superintendencias. Todo comenzó con la intervención y liquidación de Saludcoop, que conllevaron a que se iniciara un proceso de venta de acciones de Cafesalud en diciembre de 2016. Uno de los principales interesados en el negocio fue el Consorcio Prestasalud –que luego se convirtió en Prestnewco–, compuesto por 13 empresas del sector que presentaron un acuerdo de intención en el que todos los socios tendrían participación similar.

(Vea: Procuraduría abre investigación contra representantes legales de Medimás)

Sin embargo, una de las obligaciones para la propuesta formal era que el consorcio debía estar integrado en un 50% por una empresa que acreditara experiencia en salud. Por esa razón, el 30 de enero, cuando firmaron un acuerdo privado con el agente liquidador de Cafesalud, el Centro Nacional de Oncología apareció como propietario del 50% del Consorcio Prestasalud. Los otros 12 socios quedaron con el 4,17% de participación. Esta movida los habilitó para participar en la compraventa. En mayo de 2017 les fue adjudicada la venta. Otra obligación era que no se podía modificar la composición accionaria hasta no surtir el trámite de pago y traspaso de la totalidad de las acciones.

“Contrario a esta disposición, el 9 de junio fue registrada en la Cámara de Comercio de Bogotá, por su gerente y representante legal Andrés Felipe Rocha Laverde, la sociedad Prestnewco SAS, con capital de $1.060 millones y participación del Centro Nacional de Oncología (47,17%), la Organización Clínica General del Norte SA (7,55%), Procardio Servicios Médicos Integrales Ltda. (7,55%), Medplus Medicina Prepagada SA (7,55%), Sociedad de Cirugía de Bogotá Hospital San José (3,77%), Hospital Universitario San José (3,77%), Medicalfly SAS (3,77%), Miocardio SAS (3,77%), Corporación Nuestra IPS (3,77%), Cooperativa Multiactiva para los Profesionales del Sector Salud (3,77%), Fundación Esensa (3,77%) y Fundación Saint (7,55%)”, señaló la Procuraduría.

 
 

El Ministerio Público precisó que, a diferencia de lo que consignaron en la propuesta, la nueva sociedad que se constituiría como única socia de Medimás fue compuesta por 12 de las 13 sociedades que conformaban el Consorcio Prestasalud, pues ya no estaba la Clínica Medialáser. Además, que el Centro Nacional de Oncología, en su calidad de socio mayoritario, ya no tenía el 50% de las acciones sino tan solo el 47,17%, claramente en contravía de las reglas de juego, pues el contrato de compraventa se firmó 14 días después de la movida societaria que transformó al consorcio en la referida sociedad Prestnewco SAS.

Según el informe de la Procuraduría, las irregularidades no quedaron ahí. El 17 de agosto de 2017, en asamblea de accionistas, se excluyeron de la sociedad Prestnewco las acciones del Centro Nacional de Oncología, la Fundación Esensa y la Fundación Saint. Para el Ministerio Público, esa decisión demostró que estas empresas fueron utilizadas solo para acreditar la experiencia requerida en el proceso de compraventa de las acciones de Cafesalud. En general, la conclusión de la Procuraduría es que estas irregularidades podrían generar filtración y pérdida de recursos públicos de seguridad social administrados por Medimás.

(Le puede interesar: Superintendencia de Salud comenzó "revocatoria parcial" de Medimás en tres departamentos)

Todas estas irregularidades están hoy en conocimiento de las autoridades. El Ministerio Público pidió a la Superintendencia de Salud adelantar pesquisas para determinar si se violó el régimen de integración vertical, que consiste en una restricción para que una EPS no contrate más del 30% de sus servicios con IPS de su mismo grupo empresarial para evitar abuso de posición dominante o conflictos de intereses. La Procuraduría alertó que se sobrepasó ese 30% de pagos directos a sociedades que pertenecieran a los grupos económicos propietarios de Medimás, pues muchos no están declarados como grupo empresarial.

“Es necesario identificar si dentro del grupo de 1.137 IPS que conforman la red de servicios de Medimás existan otras vinculadas a las sociedades que conforman las sociedades Prestnnewco SAS y Prestamed SAS, o sus respectivas matrices o subordinadas o miembros de grupos económicos empresariales vinculados a dicha red, cuyos pagos se efectúan mediante el denominado giro directo o directamente por la EPS”, observó el Ministerio Público. En el informe pidió a la Superintendencia de Sociedades revisar si los accionistas de Prestnewco, subordinados a otros grupos económicos, declararon a Medimás como parte de sus estructuras empresariales.

La Supersociedades manifestó el pasado 27 de febrero a la Procuraduría que desde junio de 2018 se abrió una investigación contra nueve empresas o grupos económicos que no declararon a Medimás como parte de sus estructuras. Tanto así, que el 28 de diciembre se formularon cargos a Servicio Aéreo Medicalizado y Fundamental SAS, Miocardio SAS, Sociedad de Cirugía de Bogotá Hospital San José, Hospital Infantil Universitario San José, Cooperativo Multiactiva para los Profesionales del Sector Salud, Corporación Nuestra IPS, Procardio Servicios Médicos Integrales SAS, Medplus Group a través de Medplus Medicina Prepagada, y Ligia María Cure, a través de la Clínica General del Norte.

Según Supersociedades, la investigación se inició por problemas contables y administrativos, como la carencia de revisor fiscal e insuficiente estructura administrativa y financiero por pérdidas patrimoniales, deudas y riesgo de insolvencia. Además, la entidad evidenció operaciones comerciales entre empresas del grupo económico, por lo que “se formularon cargos por no haber realizado en forma oportuna la inscripción del grupo empresarial en el régimen mercantil de las sociedades subordinadas. Pueden multarlas hasta por 200 salarios mínimos por las omisiones o inscripciones erróneas”.

Finalmente, la Procuraduría solicitó a la Superintendencia de Industria y Comercio que investigue si la sociedad Pretnewco incurrió en concentración empresarial y competencia desleal. Para el Ministerio Público si existió competencia desleal “por parte de los integrantes del Consorcio Prestasalud –hoy Prestnewco SAS– como resultado de la suscripción de un acuerdo de intención y demás maniobras defraudadoras del reglamento de venta de acciones de Cafesalud”. Las pesquisas avanzan mientras que Medimás lucha para salir de los problemas heredados de Cafesalud y consolidarse como una de las EPS más grandes del país.

 

847169

2019-03-27T16:54:50-05:00

article

2019-03-27T18:32:38-05:00

smartinezh_250614

none

Redacción Investigación

Investigación

Los líos de Medimás ante las superintendencias

48

8389

8437