Los trece macabros asesinatos de universitarios

Diversos procesos por muerte de jóvenes en violentas circunstancias. Las pesquisas no muestran resultados efectivos en todos los casos.

El caso de la muerte del estudiante Luis Andrés Colmenares, un 31 de octubre en una fiesta de Halloween, es quizá uno de los más sonados entre la opinión pública.

 Hace 3 años, en confusas circunstancias, murió el estudiante de la Universidad de los Andes Luis Andrés Colmenares. En este y en otros casos los protagonistas fueron estudiantes universitarios y jóvenes. Todos fueron asesinados. El Espectador revisó cuáles han sido las actuaciones de la justicia y el estado en los procesos actuales.

Luis Andrés Colmenares.

Están siendo procesadas como presuntas cómplices en el caso Laura Milena Moreno Ramírez y Jessi Mercedes Quintero Moreno. El proceso se paralizó durante unos meses producto de la eliminación que hizo el Consejo Superior de la Judicatura del juzgado 11 adjunto de conocimiento que tenía a su cargo ese juicio.

El proceso fue reasignado en agosto pasado al juzgado 11 penal del circuito de conocimiento, que el pasado 22 de octubre continuó la audiencia preparatoria.

Otro procesado en el caso Colmenares, es el estudiante Carlos Cárdenas. Se cumplió audiencia preparatoria y desde el pasado 2 de octubre se inició el juicio en el juzgado 27 penal del circuito de conocimiento.

Un tercer proceso relacionado con el caso hace referencia a las actuaciones de tres testigos. Estos son investigados por falso testimonio, fraude procesal y fraude a subvención. El primer testigo es José Wilmer Ayola Lerma quien ya fue acusado y será citado por el juzgado 29 penal del circuito este mismo jueves para la audiencia preparatoria.

Un segundo testigo procesado es Jonathan Andrés Martínez Ortíz quien está en audiencia preparatoria y Jesús Alberto Martínez Durán, quien estuvo citado para audiencia de acusación.


Margarita María Gómez y Mateo Matamala Neme

Los estudiantes universitarios fueron asesinados en enero de 2011, en zona rural de San Bernardo del Viento (Córdoba). La investigación por estos hechos la adelanta la Unidad Nacional contra las bandas emergente de la Fiscalía General de la Nación.

La justicia encontró como responsable de estos hechos a Cristian David Bravo, mototaxista y miembro de la banda criminal de ‘Los Urabeños’. Fue sentenciado a 38 años de prisión por un juez penal de Lorica (Córdoba). Posteriormente el proceso llegó al Tribunal Superior de Montería quien le aumentó su condena a 43 años de prisión. Fue condenado por los cargos de concierto para delinquir con fines de homicidio en concurso con homicidio agravado.

En este proceso también fue condenado Víctor Fidel HInestrosa Mena, alias “blanquito” a una pena de 49 años y 5 meses de prisión. La sentencia fue apelada por la Fiscalía y se está a la espera de una segunda instancia en el Tribunal Superior de Montería.

Otros tres responsables por el homicidio de Gómez y Matamala son Salvador Antonio Negret alias “Negrete”; William José Herrera Castillo, alias “William” y Rafael Ernesto Grandeth Serpa alias “Stanley”. Los tres fueron condenados a 48 meses de prisión. En etapa de indagación se encontraban Laurentino Díaz Mosquera alias “Julián” y Feliciano José Martínez Blanco alias “Nariz”, quienes fueron asesinados.

Dentro del mismo proceso están en indagación Roberto Vargas Gutierrez, alias “Gavilán”, y Dairo Antonio Usuga, por los cargos de concierto para delinquir con fines de homicidio en concurso con homicidio agravado y porte ilegal de armas.


Juderus Gómez Zapata

Era una joven de 19 años de edad. El 17 de julio de 2012 las autoridades encontraron su cadáver debajo de una de las camas del apartamento de Emanuel Ibáñez Morelos, su exnovio. El inmueble estaba ubicado a pocas cuadras de la Universidad de Antioquia, en Medellín, donde juntos adelantaban estudios de psicología.

La fiscal del caso en Medellín asumió el proceso y acusó a Ibáñez Morelos como autor del homicidio. El victimario fue capturado en Montería y sentenciado el 9 de octubre de 2012 por el juzgado 19 penal del circuito a 16 años y 8 meses de prisión, luego de llegar a un preacuerdo con la justicia. Se estableció que el móvil del crimen fue de tipo pasional.

Mabel Cristina Rubio Herrera

El 11 de julio de 2011 la estudiante de ingeniería Industrial de la Universidad Militar salió de su vivienda ubicada en el barrio la Alquería, localidad de Puente Aranda en Bogotá, hacia las cinco de la mañana con rumbo a la universidad. A los pocos minutos un hombre que iba en una bicicleta se le acercó y le provocó dos heridas con arma blanca en el cuello y la cabeza. Fue llevada a un hospital al sur de la ciudad en donde falleció.

Los expedientes del caso dan cuenta que se han recibido 11 entrevistas de familiares, amigos y sospechosos. También se elaboró un retrato hablado que fue divulgado públicamente. Se practicaron varias pruebas técnicas. La Fiscalía no tiene aún la certeza si el posible indiciado en el caso es quien haya cometido el homicidio, al considerar que aún le hacen falta elementos materiales probatorios.

Diego Felipe Becerra

El 19 de agosto de 2011 murió cuando el patrullero de la Policía Nacional Wilmer Alarcón Vargas lo encontró pintando paredes del puente de la calle 116 con Boyacá, al norte de Bogotá. Luego de una persecución policial el patrullero Alarcón le propinó dos impactos de bala. Fue trasladado a la Clínica Shaio y allí falleció.

El 7 de febrero de 2012 se imputaron cargos por homicidio agravado al policía Wilmer Alarcón, quien está privado de la libertad desde esa fecha. Actualmente están siendo procesados al menos otros diez agentes y oficiales de la institución. Se está a la espera de si hubo responsabilidad o no de un General de la Policía.

Juan Pablo Arenas

Falleció el 31 de diciembre del 2008 a las 2:30 de la madrugada en la Clínica del Country. Su deceso se produjo luego que en el sector de la calle 85 con carrera 15 tres hombres se le acercaran, le pidieran un trago y posteriormente lo abordaran para asaltarlo. El joven Arenas se resistió, hubo un forcejeo y un sujeto conocido con el alias de “Blanquita” lo hirió con un arma cortopunzante hasta perforarle el corazón y producir su muerte.

Según registros obtenidos por la publicación ‘Oráculo’ de la Universidad Externado de Colombia, el primero de enero de 2009 Elder Viáfara Cadena alias “Blanquita”, fue capturado como autor del crimen. Fue condenado a 11 años y 7 meses por homicidio simple. Actualmente cumple su pena en un centro penitenciario de Villavicencio.

La familia de Juan Pablo Arenas entabló una demanda contra la Clínica del Country por no atender oportunamente al fallecido. Entre tanto la Pontificia Universidad Javeriana le otorgó el título póstumo de Comunicador Social a Juan Pablo Arenas el 28 de abril de 2009.

Julio Cesar González Wilches

Tenía 18 años de edad, estudiante de sociología de la Universidad Externado de Colombia, hincha del Independiente Santa Fe, el viernes 9 de septiembre de 2011 se fue a departir con sus amigos en un bar ubicado en el sector de la primero de mayo llamado Old City. A las 11:45 de la noche ingresó a la Clínica de Occidente, con varias heridas de arma blanca en su cuerpo.

Sus familiares han relatado que recibió nueve heridas en su cuerpo, una en forma de U desde la clavícula derecha hasta el corazón. A las 3:40 de la mañana del 3 de septiembre del 2011, “Choko” falleció.

El caso quedó radicado en la Fiscalía 20 de Bogotá y aún no hay sindicados por estos hechos. Lo único que se sabe es que Julio Cesar González Wilches estuvo en el bar del sector denominado “cuadrapicha” y de allí no salió bien.

Brandon Steven Franco

Regresaba el 28 de agosto de 2011 en una caravana de buses con hinchas de Millonarios. El equipo había perdido 2 a 1 contra el Atlético Huila.

En el municipio del Guamo (Tolima) la caravana de buses fue alcanzada por los hinchas del Atlético Huila y del Deportes Tolima. Entonces comenzó una batalla campal. Cruce de insultos, piedras, puños, patadas y finalmente cuchillos. En medio de la trifulca se oyó una fuerte explosión y los hinchas quedaron paralizados. En el suelo quedó el cuerpo sin vida de Brandon Steven Franco de 17 años.

Testigos cuentan que un habitante del municipio del Guamo salió de una casa gritando y pidiendo que abandonaran el pueblo. Posteriormente, disparó al azar y una de las balas impactó en la cabeza de Brandon. Murió inmediatamente.

Los padres de la víctima no emprendieron ninguna acción legal. La Policía del departamento del Tolima tampoco. La Fiscalía Seccional del Tolima no avanzó en la investigación.

Ana María Chávez

Aspirante a compositora y cantante. De 19 años de edad, oriunda de Villavicencio y aficionada a las redes sociales. El 17 de septiembre de 2009 recibió a dos hombres extraños en su apartamento ubicado en el sector de Quinta Paredes en Bogotá.

Llegaron a la residencia de Ana María con el propósito de conocer su talento musical, a las pocas horas la Policía encontró en una de las habitaciones del apartamento un vaso con agua con una sustancia disuelta. Los hombres que ingresaron al apartamento la asfixiaron con una almohada. Luego salieron del edificio con electrodomésticos, joyas y prendas de la víctima.

Inicialmente las autoridades consideraron el caso como un suicidio, pero la investigación de Juan Camilo Chávez, hermano de la víctima, dio con la verdad. Revisó los contactos de Ana María a través de Facebook con la ayuda de amigas y primas de la víctima. Allí encontraron a alguien identificado con el alias de “Chiqui” que relacionaron con los hombres que aparecían con el video de seguridad del edificio donde vivía la víctima. Fue capturado y delató a su cómplice.

Sergio Molina y Juan Sebastián Obando fueron condenados a 25 años de cárcel por los delitos de homicidio culposo agravado, en concurso con hurto calificado y agravado, luego de admitir su culpa ante un Juez de Conocimiento de Bogotá.

Carlos Felipe Vergara

Estudiante de gastronomía en el Politécnico Internacional fue asesinado el 10 de febrero de 2012. Recibió cinco puñaladas en su cuerpo en la estación de Transmilenio de la calle 76 con avenida Caracas.

Estaba en un bar junto con sus amigos Diego y Steven quienes en la estación, al parecer no permitieron que la víctima se fuera para su casa, para seguir bebiendo. Según la testigo Liliana del Carmen Múnera se generó una riña y su amigo Steven Baquero lo golpeó y huyó del lugar. Carlos Felipe Vergara fue trasladado al Hospital San Ignacio en donde falleció. El 12 de marzo de 2012 Steven Baquero se entregó a las autoridades.

El 23 de mayo de 2012 un juez aprobó el preacuerdo entre la Fiscalía y el acusado por homicidio simple. Steven Alexander Baquero fue condenado a ocho años de prisión, su familia ofreció una indemnización de 25 millones y dos lotes en un cementerio.


Miguel Ángel Guerrero

El crimen se presentó en un conjunto de Mazurén en la madrugada del domingo 12 de febrero de 2011. Miguel Angel, estudiante de segundo semestre de Ingeniería Ambiental en la Universidad de La Salle, se encontraba celebrando el cumpleaños de uno de sus compañeros de carrera cuando se presentó el incidente.
Ellos estaban en el cuarto piso de un conjunto del sector. Paralelamente se desarrollaba otra fiesta en el segundo piso del mismo bloque.

Con ocasión de la solicitud de un cigarrillo por parte de una joven de la otra fiesta, se desató una riña entre los miembros de las dos celebraciones, lo que produjo que el novio de la joven hiriera con un arma blanca en el corazón a Miguel Angel , quien perdió la vida antes de poder ser trasladado a un centro asistencial.

En marzo de 2011, se realizó audiencia de imputación de cargos por homicidio en contra de Jeison Javier Fonseca Borda quien fue enviado a la Cárcel Nacional Modelo, el proceso entró en etapa de juicio.

Cristian David Jiménez

En hechos ocurridos el 15 de julio de 2011, en Bogotá, el joven universitario fue lanzado por el hueco de un ascensor luego de una riña desatada en su sitio de residencia. Como consecuencia de estos hechos completa más de un año en estado de coma vegetativo. Aunque está vivo, está dentro de esta lista como un claro intento de asesinato.

La jueza 35 Penal de Conocimiento de Bogotá condenó a nueve años y dos meses de prisión al joven Nicolás Dussán Molina, por considerar viable rebajar la condena en un cincuenta por ciento, debido a que aceptó su responsabilidad en estos hechos y el cargo de homicidio agravado en calidad de tentativa imputado por la Fiscalía.

Otros jóvenes están siendo procesados en el caso. Mientras que Cristian David sigue luchado por su vida en una unidad de cuidados intensivos de la Clínica Colombia.

Temas relacionados

 

últimas noticias