Los vínculos del empresario José Bayron Piedrahíta Ceballos con los Ochoa Vásquez

La justicia de Estados Unidos incluyó en la Lista Clinton al reconocido ganadero a quien señaló de trabajar para tres carteles de la droga, pero también tiene nexos con los hermanos Ochoa Vásquez.

A mediados de esta semana el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó en la denominada Lista Clinton al empresario y ganadero antioqueño José Bayron Piedrahíta Ceballos. Es un patrón de los narcotraficantes en Colombia. Apoyó a los carteles de Cali, del norte del Valle y actualmente a la Oficina de Envigado, precisó el Departamento de Control de Activos Extranjeros (OFAC). Sin embargo, lo que no evidenció la justicia norteamericana es que en los últimos tiempos, Piedrahíta Ceballos ha tenido vínculos con los hermanos Jorge Luis y Juan David Ochoa Vásquez, antiguos integrantes del cartel de Medellín, quienes respondieron penalmente ante Estados Unidos por sus negocios de narcotráfico y hoy manejan un bajo perfil.

El eje de la conexión Piedrahíta Ceballos-Ochoa Vásquez se desprende de los análisis a las actividades económicas de la empresa Subasta Ganadera de Caucasia S. A. (Subagauca), que al igual que el empresario Piedrahíta fue incluido en la Lista Clinton. Un estudio que surgió desde el año 2003, producto de los abundantes movimientos bancarios que se evidenciaron en reportes de operaciones sospechosas (ROS). En esencia, se trata de las alertas automáticas que arroja el sistema financiero cuando se hacen transacciones superiores y frecuentes cercanas a $10 millones. Un consolidado que se reflejó en el estado de pérdidas y ganancias de la compañía, que tuvo significativas utilidades y crecimiento patrimonial.

Fue en 1998 cuando surgió la idea de Piedrahíta de crear uno de los centros de compra y venta de ganado más grandes del país. En Caucasia, un municipio para negocios de ganaderos antioqueños y cordobeses, que busca pasar la página de la barbarie. En los años 70 transformó el acoso guerrillero en lastre del paramilitarismo y el narcotráfico. Un nefasto legado por el mercado de las drogas que hoy se disputan las bandas criminales.

El detalle de los movimientos financieros de la firma empezó a causar sorpresa en bancos y autoridades. En concreto: entre 2003 y 2009, Subagauca efectuó 19.255 consignaciones en efectivo por $180.000 millones. Los retiros en ese período fueron de $191.000 millones, correspondientes a 16.249 transacciones, pero las alarmas encendieron al rojo por 2.732 operaciones cercanas al umbral de $10 millones. Una práctica con la que se presume que buscaban evitar controles financieros y llevó a analizar a los banqueros si se trataba de negocios ilegales, a través de una práctica conocida como “pitufeo”.

Como era de esperarse, los vertiginosos movimientos financieros fortalecieron el patrimonio bruto de la compañía. Entre 2001 y 2007 pasó de $1.210 millones a $44.313 millones, es decir, un crecimiento del 3.562 %, inusual para la actividad ganadera que para la época mostraba síntomas de crisis. Según la OFAC: “Desde la década de los 90, Piedrahíta Ceballos ha construido una red de negocios lucrativos, basados principalmente en Colombia, mientras continúa con su participación en actividades de tráfico de narcóticos”.

Entonces apareció el vínculo casi desconocido con los Ochoa Vásquez. El reporte financiero Liapos, en poder de la Fiscalía desde 2008, señala que Jorge Luis Ochoa Vásquez, a quien identifican como un comisionista en venta de ganado, sin figuración directa, es socio de la empresa Subagauca, pero un directivo de la compañía registrado con el nombre de Carlos Mario Vélez Betancourt actúa en su nombre y representación. Un informe que detalla que María Lía Posada Echeverry, madre de las dos hijas de Ochoa, registra 33 productos financieros, predios en Medellín y Rionegro, además de significativas utilidades. Al igual que su expareja Jorge Luis Ochoa, quien posee varios productos financieros, cinco predios en Antioquia y crecimientos de ingresos del 318 y 305 % entre 2001 y 2002.

Con respecto a Juan David Ochoa Vásquez, el reporte oficial indica que es un comerciante dedicado a la actividad pecuaria no especializada, que también es socio de Subagauca y que en su nombre actúa un personaje llamado Óscar Cadavid. Con cuenta de ahorros, tarjetas de crédito, entre otros productos financieros, desde 2001 registró un crecimiento de 256 % entre 2002 y 2003, y del 189 % entre los años 2005 y 2006.

Del recién incluido en la Lista Clinton, José Bayron Piedrahíta Ceballos, nacido en Bello, Antioquia, se sabe que entre 2002 y 2009 tuvo millonarias consignaciones en efectivo, compras de predios y significativas utilidades. Para la justicia de Estados Unidos, “es actualmente fugitivo de una acusación federal en 1997 en el Distrito Oeste de Virginia por su papel en una conspiración de lavado de dinero de drogas que afecta el cartel de Cali”. Una inclusión en la Lista Clinton que también cobija a la esposa de Piedrahíta, Claudia Castillo y sus dos hijos, José y Andrés. Otros miembros de la empresa Subagauca, como Jesús Antonio Restrepo Aristizábal, Miguel Ángel Ospina y Carlos Mario Vélez Betancourt, aparecen reportados por operaciones sospechosas en los informes Potasio o Conexión Cinco.

Sorpresivamente, en abril de 2013, Leonardo Ruiz Pérez, representante legal de Subagauca, solicitó a la Superintendencia de Sociedades admisión en la Ley 1116, conocida como Ley de Quiebras. Con deudas superiores a los $6.000 millones e incapacidad y cesación de pagos inminente, la entidad aceptó la petición. “Conozco a José Bayron Piedrahíta, es un empresario tranquilo, trabajador, lo vi el año pasado, me dijo que el negocio estaba difícil, a él le compraban la carne las grandes cadenas del país, convirtió a Subagauca en una de las principales empresas del ramo, estoy sorprendido con su inclusión en la Lista Clinton”, indicó un dirigente ganadero.

Según el gobierno de Estados Unidos, Piedrahíta es un capo que trabajó para tres carteles. Sus aparentes socios, los hermanos Jorge Luis y Juan David Ochoa Vásquez, viven tranquilos en algún lugar del departamento de Antioquia.

El caso del propietario de La Riviera

El miércoles, Nidal Waked, miembro del Grupo Waked y dueño de la cadena de perfumes La Riviera, fue capturado en Bogotá. Junto con su tío Abdul Mohamed Waked y otros seis socios fue señalado de ser el líder de una de las redes de lavado de activos más grande del mundo. Por esa razón fueron incluidos en la Lista Clinton, incluidas 68 de sus empresas por la Oficina de Control de Activos Especiales (OFAC), del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El director encargado de la OFAC, John E. Smith, indicó que con esta inclusión en la Lista Clinton quedó expuesta la organización de lavado de activos y se desbarató su estructura para limpiar dineros provenientes del tráfico de drogas.

Nidal Waked, quien tiene nacionalidad colombiana, española y panameña, es solicitado por una Corte del Distrito Sur de Florida por lavado de activos, pues se considera que su red es una de las más especializadas, al tener un montaje de facturación falsa y de contrabando de dinero.

Origen de una lista para combatir el narcotráfico

La temida Lista Clinton, denominada oficialmente Specially Designated Narcotics Traffickers o SDNT List, es donde se agrupan empresas o personas a nivel mundial que para la justicia de Estados Unidos de Norteamérica han tenido nexos con dineros del narcotráfico, han sido narcotraficantes o han estado inmersos en delitos de lavado de activos.

Fue expedida por el Departamento del Tesoro en el año 1995, durante el mandato del presidente Bill Clinton. La norma hizo parte de un grupo de medidas para atacar al narcotráfico. Se trata de una herramienta que bloquea a personas o empresas frente al sector financiero. También les prohíbe que ejerzan negociaciones con empresas en ese país. En otras palabras, representa la muerte bancaria para el incluido.

631190

2016-05-07T21:00:00-05:00

article

2016-05-11T10:49:34-05:00

none

Norbey Quevedo Hernández

Investigación

Los vínculos del empresario José Bayron Piedrahíta Ceballos con los Ochoa Vásquez

85

397947

398032

Temas relacionados