Un negocio de 5 millones de dólares anuales
contenido-exclusivo

Mediapro, la empresa que quiere el VAR en Colombia

Es uno de los grupos empresariales del mercado audiovisual más grandes de Europa. Estuvo relacionada con el escándalo de corrupción de Fifagate y en Colombia es una de las dos candidatas para quedarse con el contrato del videoarbitraje.

Según los dirigentes del fútbol profesional, el VAR se implementará paulatinamente en Colombia desde este año. / AFP

El pasado 3 de julio, durante el juego de semifinales entre Argentina y Brasil de la Copa América que ganó el local 2 a 0, se dio un hecho inesperado. Pese al reconocimiento mundial de que el videoarbitraje llegó para cambiar la historia del fútbol, la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) y el astro Lionel Messi hablaron de corrupción, y los medios rumoraron que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, había interferido en el resultado. En concreto, en medio de los ánimos caldeados, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, pidió explicaciones a la Conmebol sobre el manejo de las comunicaciones entre la sala VAR y los árbitros en el campo de juego. (Lea aquí: Duro castigo de la Conmebol con la federación de fútbol de Argentina, quizá por Messi)

“Quisiéramos que se nos informe sobre la veracidad de las versiones periodísticas que dan cuenta de la interferencia causada en los equipos de comunicación entre la Sala VAR y los árbitros de campo por parte de los equipos de seguridad del presidente Jair Bolsonaro”, reclamó la AFA. En una segunda carta dirigida a la Conmebol, el director nacional de arbitraje de la AFA, Federico Beligoy, detalló que esa preocupación era extensiva también a la empresa Mediapro, que se encargó del VAR en la Copa América, y le pidieron un detallado informe de lo ocurrido, aportando las grabaciones de video y audio para analizarlo.

Al final, los reclamos de Argentina solo quedaron en una sanción para Messi por atreverse a cuestionar a la Conmebol y una respuesta escueta de la organización deportiva para cancelar el debate: “es decisión del árbitro usar el VAR o no”. Del tema no volvió a hablarse y, en cambio, se impusieron los comentarios positivos sobre la implementación de esta herramienta tecnológica en el fútbol. Sin embargo, en Colombia el nombre de la empresa Mediapro sí continuó rondando entre los empresarios del fútbol, y ahora se encuentra en la mira de todos por su favoritismo para quedarse con el manejo del VAR en el país. (Lea aquí: El día que se usó el VAR en Colombia cuando aún no existía)

El pasado junio, la Dimayor oficializó que esta compañía es una de las dos candidatas a quedarse con el negocio de la implementación del VAR a partir de este año. Una actividad que, según expertos, podría representar unos US$5 millones anuales. Su contrincante es la firma Haw-Eye (de Sony), que tuvo a su cargo el estreno del VAR en el Mundial de Rusia 2018 y hoy es el proveedor de las ligas más importantes del mundo. Aunque se trata de un gigante del mercado audiovisual, tras bambalinas se afirma que seguramente el grupo empresarial español Mediapro saldrá victorioso por una razón: el poder de su presidente en Colombia, Mauricio Correa Peña. (Lea aquí: MediaPro se declara culpable de pagar sobornos en el “Fifagate”)

Hijo de Jorge Correa Pastrana, quien presidió la Dimayor durante 12 años. A Mauricio Correa se le menciona en los círculos del fútbol como el hombre que en los últimos tiempos ha llevado los derechos del fútbol colombiano a las empresas a las que ha llegado, razón por la que ahora pocos se atreven a dudar de que el VAR vaya a quedar en manos de Mediapro. En 1999, su padre tenía claro que la televisión abierta y gratuita no era rentable y afirmaba que el mejor modelo era el de “Pague por ver”. Hoy, esa fórmula toma camino en Colombia con el anunciado canal premium de Win Sports, por donde también pasó Mauricio Correa.

A finales de los años 90, cuando su padre dejaba la presidencia de la Dimayor, Mauricio Correa inició su carrera en Caracol Tv, comercializando las vallas de fútbol en los estadios. La Dimayor había cedido la explotación comercial y la transmisión televisiva de uno de los partidos de cada fecha, sin opción de subarrendar esta prerrogativa. No obstante, por un negocio que entonces se calculó en más de $30.000 millones, Sky anunció la adquisición de la licencia de transmisión en vivo a través de su sistema de suscripción satelital. Mauricio Correa fue vicepresidente y director de mercadeo y programación de Sky y el caso terminó en un tribunal de arbitramento.

En 2002, cuando Correa pasó a ocupar el cargo de vicepresidente de mercadeo y contenido de TV Cable (luego llamado Telmex y finalmente Claro), esa compañía obtuvo los derechos del fútbol colombiano y años después se alió con UNE. Este convenio se firmó con la Dimayor hasta 2011 y derrotó la propuesta económica de Telefónica. Un año después, en 2012, el panorama volvió a cambiar con la creación de WinSports, canal deportivo de DirecTV y RCN, gerenciado por Mauricio Correa. Sin éxito, Telmex y UNE demandaron a la Dimayor por no respetar su derecho de renovación del contrato de derechos de televisión.

En 2016, con todos los fierros entró a Colombia la firma española Mediapro, tras la compra del 100 % de las acciones de Televideo S.A., productora que hizo posible en el país el primer noticiero a color y que además intervino en la puesta en marcha de canales como Teleantioquia, Telepacífico y Cablenoticias. Pero realmente la joya de la corona de Televideo era su contrato de producción con WinSports. Así que Mediapro entró por la puerta grande del fútbol. Dos años después, Mauricio Correa dejó Win Sports y se unió a Mediapro como responsable del área de derechos en Latinoamérica. En abril asumió como director general en Colombia.

Hoy Correa orienta la compañía que puja por quedarse con el jugoso negocio del VAR en el país, en pugna con Haw-Eye. No es su primera disputa. Hace dos meses, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) se negó a renovarle el contrato a Mediapro y se lo dio Hawk-Eye, que tendrá la responsabilidad del VAR durante las próximas cuatro temporadas. Mediapro acudió a la justicia pero perdió. Para su fortuna, tuvo el control del VAR en las principales competiciones de la Conmebol -Copa Libertadores, Copa Sudamericana, Recopa y Copa América- y hoy tiene los derechos para transmitir en España el Mundial de Fútbol de 2022 de Catar.

Creada en 1994 en Europa, la firma Mediapro tiene hoy 58 sedes repartidas en 36 países de cuatro continentes. En América está presente en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, México, Perú y EE. UU. Aunque ha producido más de 50 películas y en televisión ha trabajado con HBO, Directv, Netflix y Fox, sus negocios más fructíferos tienen ahora que ver con el fútbol. Sin embargo, también es esta actividad la que le ha generado los cuestionamientos. El más grave de ellos en el escándalo internacional conocido como el Fifagate, pues una de sus firmas fue acusada de intervenir en los sobornos que pusieron presos a varios dirigentes del fútbol.

Hace un año, Imagina, empresa del grupo Mediapro, se declaró culpable de sobornar a altos directivos del balompié internacional y particularmente aceptó ante la justicia norteamericana haber pagado por debajo de la mesa a responsables de las federaciones nacionales de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y de la Unión del Fútbol del Caribe. Lo hizo para quedarse con los derechos audiovisuales y la comercialización de los partidos de clasificación en la región para las copas del mundo de 2014, 2018 y 2022. Imagina aceptó, junto a su casa matriz, pagar más de US$24 millones en multas, para evitar ir a juicio.

875386

2019-08-10T22:22:21-05:00

article

2019-08-10T22:22:21-05:00

[email protected]

none

Redacción Investigación

Investigación

Mediapro, la empresa que quiere el VAR en Colombia

50

8391

8441

1