El insulto que exteriorizó el machismo en el deporte
contenido-exclusivo

Caso Camargo en la Corte: el insulto por el que piden sentar precedente en fútbol femenino

La Corte Constitucional revisa la tutela interpuesta contra Gabriel Camargo, presidente de Deportes Tolima, por calificar a las futbolistas de “tomatragos” y “cultivo de lesbianismo”. Organizaciones dicen que estas palabras son solo una muestra de la discriminación de género como problema estructural en el deporte y piden a la Corte pronunciarse de fondo.

América ganó el partido de ida de la final de la Liga Femenina, que se definirá mañana. Los ojos están puestos en ese torneo . / AFP

En el despacho del magistrado de la Corte Constitucional José Fernando Reyes Cuartas reposa un expediente que podría sentar un precedente en el fútbol femenino de Colombia. Se trata de la tutela que la Defensoría del Pueblo interpuso contra el presidente del Club Deportes Tolima, Gabriel Camargo Salamanca, por referirse a las futbolistas en términos discriminatorios. Aunque un juez negó las pretensiones de la demanda porque el dirigente deportivo se disculpó en las redes sociales, el alto tribunal decidió revisar el caso. Hoy, varias organizaciones de derechos humanos esperan que imparta directrices claras contra el machismo en el deporte. (Lea aquí: Las 16 declaraciones en las que futbolistas denunciaron irregularidades en la selección Colombia)

Los hechos se remiten a diciembre de 2018, cuando Gabriel Camargo manifestó: “Eso anda mal. Eso no da nada económicamente. Aparte de los problemas que dan las mujeres, son más tomatragos que los hombres. Pregúnteles a los del Huila cómo están arrepentidos de haber sacado el título y haberle invertido tanta plata al equipo. Además, es un caldo de cultivo del lesbianismo”. Lo dijo en una rueda de prensa, y provocó un alud de réplicas en los medios de comunicación, el gremio de los abogados, el de los futbolistas, los políticos y un alto número de ciudadanos que rechazaron el trato discriminatorio. (Lea aquí: La carta que, por temor a represalias, no firmaron las Superpoderosas)

La Defensoría del Pueblo decidió interponer una tutela contra Camargo por considerar que había vulnerado la honra y el buen nombre de las futbolistas. Días después, el presidente del Tolima se disculpó a través de un comunicado. “Presento públicas disculpas a quienes con mis opiniones y declaraciones se hayan sentido afectadas (…) y me retracto de las afirmaciones generalizadas que hayan podido ofender a quienes forman parte de la práctica del fútbol femenino”. Por eso, un juez consideró el hecho superado y negó el recurso. Sin embargo, la Defensoría del Pueblo insistió y el caso llegó a la Corte.

“El asunto da cuenta de una situación estructural de discriminación en contra de las mujeres en el deporte colombiano, en particular de aquellas que practican el fútbol”, aseguró la Defensoría, que en su insistencia ante la Corte Constitucional pidió amparar los derechos fundamentales de las mujeres a la igualdad, la dignidad y a vivir una vida libre de violencia, reclamando además que se convoque a Mintrabajo y Coldeportes a evaluar acciones, entre ellas ordenar a la Federación Colombiana de Fútbol la adopción de una política de derechos humanos y un protocolo de atención por los casos denunciados. (Lea aquí: El “basta ya” de las futbolistas colombianas)

Gabriel Camargo, presidente de Deportes Tolima. / Archivo

Más de 10 organizaciones decidieron apoyar la acción de la Defensoría del Pueblo, desde la perspectiva de que las palabras de Gabriel Camargo solo demuestran las brechas de género que existen en el deporte. Además, recordaron la avalancha de denuncias que se presentaron después de este episodio, como cobros injustificados, falta de equipos y recursos para la práctica del fútbol femenino, acoso laboral y sexual, y represalias contra las mujeres que se atrevieron a quejarse públicamente. Su argumentación quedó resumida en un concepto conjunto que también enviaron a la Corte Constitucional.

Dejusticia, Católicas por el derecho a decidir, La Casa de la Mujer, Colombia Diversa y Sisma Mujer, entre otras organizaciones, pidieron a la Corte ordenar la creación de protocolos para denunciar y sancionar las conductas de acoso, discriminación, violencia de género y orientación sexual, así como la conformación de un comité intersectorial de seguimiento a este mismo protocolo. En su concepto, las organizaciones sociales insistieron en la implementación de medidas pedagógicas sobre igualdad y enfoque de género para quienes participan del fútbol, especialmente sus directivos y autoridades.

Igualmente, le pidieron al alto tribunal que, más allá de sus efímeras disculpas, se ordene al presidente del Deportes Tolima a retractarse ante los medios de comunicación nacionales e internacionales, porque fueron estos mismos canales los que difundieron sus expresiones. La Universidad Externado, que también intervino ante la Corte, aseguró que las disculpas de Camargo no se comparan con las manifestaciones realizadas a “viva voz”. “El comunicado, en virtud del cual el juez de instancia declaró la carencia actual de objeto, es tan impersonal que no permite presumir el real arrepentimiento del actor”, agregó la institución educativa.

De acuerdo con cifras de ONU Mujeres, que ya fueron allegadas al expediente de la tutela, la retribución para el último Mundial de Fútbol femenino, por ejemplo, fue de US$15 millones, que comparados a los US$576 millones que recibieron los hombres en el último Mundial de Fútbol masculino, evidencian las diferencias. Sumado a lo anterior, fuera de los campos de juego, las mujeres no cuentan con representación suficiente en las esferas de liderazgo de las organizaciones deportivas, en las compañías de prendas deportivas ni tampoco en el entorno de los anunciantes publicitarios.

Ada Hegerberg, la mejor jugadora del mundo. /AFP

Según informaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en la actualidad el mejor jugador masculino de fútbol, Lionel Messi, recibe anualmente por su trabajo el equivalente a 130 millones de euros; mientras que Ada Hegerberg, la mejor jugadora de fútbol recibe apenas $400.000 euros al año. En pocas palabras, su sueldo es 325 veces menor al del astro argentino. Estas realidades llevaron a las organizaciones sociales a concluir que “la discriminación y los actos de acoso por género o la sexualidad de las futbolistas no son hechos aislados ni tampoco excepcionales”.

Por el contrario, recalcaron en su concepto conjunto enviado a la Corte Constitucional que esos hechos “representan una viva muestra de la misoginia y del machismo que atraviesan el cuerpo, el modo de ser y el inconsciente colectivo de la sociedad. Por esta razón, organizaciones del deporte a nivel internacional, como la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) y el Comité Olímpico Internacional (COI), así como ONU Mujeres, han resaltado el deber de erradicar esos prejuicios y barreras que impiden la participación en condiciones de igualdad de las mujeres en el mundo del deporte”.

Un escrito de la Comisión Colombiana de Juristas añadió que la brecha entre hombres y mujeres en el fútbol solo beneficia lo masculino y desprecia lo femenino, y se ha acrecentado por la falta de voluntad institucional. “Esto se refleja en la falta de apoyo presupuestal que reciben las futbolistas, así como en las dificultades para desarrollar sus capacidades”, agregó al recordar que la jurisprudencia ha aplicado la perspectiva de género en asuntos relacionados con la administración de justicia, el sistema carcelario o el trabajo doméstico, pero no ha abordado el déficit de igualdad en escenarios deportivos, más específicamente en la práctica profesional del fútbol.

Futbolistas colombianas denuncian este año desigualdades en el fútbol femenino. / Acolfutpro

En la otra orilla del debate están Gabriel Camargo, la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), que han pedido a la Corte no fallar en su contra. El presidente del Tolima negó haber discriminado a las futbolistas y argumentó que sus palabras fueron una opinión desde su “visión interna y privada”, que no considera “ilegítima”, sino que se enmarca en su libertad de pensamiento. Además, que los hechos ya fueron superados, pues se retractó y fue sancionado por la Comisión Disciplinaria de la Dimayor con siete fechas de suspensión y una multa de casi $50 millones.

“Solicito no ser juzgado dos veces por el mismo hecho”, reiteró Camargo, quien negó haber generado daños, aunque reconoció que esta es la oportunidad para que la Corte Constitucional aborde el problema de género en el fútbol colombiano y se comprometió a apoyar cualquier decisión. A su vez, la Dimayor y la FCF se defendieron con la sanción que impusieron a Camargo y reconocieron que las palabras del presidente del Tolima sí fueron “vejatorias y lesivas de los derechos fundamentales a la igualdad, honra y buen nombre de las mujeres futbolistas”, pues estigmatizaron a las que practican el fútbol y desconocieron la libertad sobre su orientación sexual.

Es incierto el rumbo que tomará el caso en la Corte Constitucional, pero al menos el magistrado Carlos Bernal Pulido ya dejó entrever su posición, a través de un salvamento parcial de voto en el auto que decretó pruebas en el proceso. En opinión del jurista, el grupo de personas afectadas es indeterminado y es innecesario e injustificado vincular en calidad de parte a la Dimayor, la Federación Colombiana de Fútbol, la Consejería de la Mujer, la Fiscalía o Acolfutpro, pues “ninguna pronunció el mensaje sobre el cual se predica la afectación de la honra y el buen nombre de las deportistas”.

“Que se construyan protocolos”: organizaciones de DD. HH.

“A nuestro juicio, las palabras del señor Camargo Salamanca, que tildaron la Liga femenina de fútbol como un ‘caldo de cultivo de lesbianismo tremendo’, hacen parte de los prejuicios y estereotipos de género que aún atraviesan nuestra sociedad y que impregnan las prácticas discursivas de las directivas del fútbol local, quienes en no pocas oportunidades se muestran obstinadas en reducir, limitar o hacer desaparecer la participación profesional de las mujeres en este deporte (…).

En primer lugar, sostenemos que las declaraciones de Gabriel Camargo hacen parte de un entramado de discriminaciones y violencias estructurales que sufren las futbolistas en el contexto nacional y no se encuentran protegidas por el ámbito de la libertad de expresión. Lo que implica que las disculpas presentadas no justifican la declaratoria de carencia de objeto por hecho superado, pues la discriminación persiste debido a la ausencia de medidas de no repetición. En segundo lugar, hacemos énfasis en la incapacidad de las actuales reglas del fútbol para sancionar actos de discriminación contra jugadoras por su género y orientación sexual. En este sentido, es necesario que se construyan protocolos, comités o reglamentos sensibles a las vulnerabilidades que hoy en día sufren las futbolistas y que se manifiestan de manera cotidiana en actos y declaraciones como las de Gabriel Camargo”.

“No pueden acceder a un empleo”: Acolfutpro

“No necesariamente los salarios entre hombres y mujeres deben ser los mismos, pues ello debe determinarse por medio de estudios de mercado, así como de cada deportista en concreto y el contexto en que se desempeña. Sin embargo, por temas organizativos, las futbolistas no pueden acceder a un empleo productivo. Un ejemplo de lo anterior es que el torneo profesional de mujeres solo se llevará a cabo entre el 14 de julio y el 30 de septiembre y en él jugarán 12 partidos las que integren los equipos que lleguen a la final. Esto a diferencia de los hombres, que juegan dos campeonatos (Liga I y II y Copa), los cuales equivalen aproximadamente a 60 partidos al año, sin tener en cuenta a los futbolistas que hacen parte de los clubes que participan en los torneos internacionales (Copa Suramericana y Copa Libertadores)”.

“Se naturaliza la violencia”: U. Externado

“No solo las expresiones del señor Camargo no son aisladas dentro del fútbol femenino colombiano, sino que además se trata de una de las múltiples expresiones de un sistema de poder que naturaliza la violencia y perpetúa los roles tradicionales de género en contravía de todas las obligaciones internacionales y las disposiciones de derecho interno sobre la materia. En este contexto tan desolador, mal haría la Corte en privilegiar la autonomía de la Federación Colombiana de Fútbol y toda la organización de este deporte, haciendo nugatoria la primacía de la Constitución y de los derechos fundamentales. No puede permitirse en un Estado social de derecho espacios que con fundamento en estereotipos de género desconozcan las garantías en cabeza de las mujeres y no puede la Corte, con su silencio, convalidar la violencia ejercida hacia las deportistas”.

"Para las mujeres, el fútbol aún es considerado recreacional": Comisión de Juristas

"La prevalencia masculina en el fútbol colombiano se ha constituido como una barrera de entrada para las mujeres agravando la desigualdad dentro de este medio deportivo, e intensificando el nivel de resistencia que deben ostentar las atletas para alcanzar un proyecto de vida en este campo. Esta prevalencia no solo se manifiesta en el nivel de atención social que tiene todo lo relacionado con este deporte, sino que tiene consecuencias empíricas y reconocibles en la forma como se estructura la práctica cotidiana del deporte; por ejemplo, mientras que el fútbol masculino es un camino viable y reconocido para los hombres, en las mujeres aún se mantiene como una actividad recreacional que en pocas oportunidades configura un proyecto de vida viable, aun cuando en ambos casos las personas presenten esfuerzos similares".

La indagación de la Fiscalía contra Camargo

Ana María Tribín Uribe, entonces consejera presidencial para la Equidad de la Mujer, le pidió a la Fiscalía investigar a Gabriel Camargo por actos de discriminación, días después de que éste calificara a las futbolistas de “tomatrago” y “cultivo de lesbianismo”. Según un reporte elaborado por la Fiscalía para la Corte Constitucional, la funcionaria aportó en ese momento un único dato de ubicación: su número de teléfono fijo. Sin embargo, el ente investigador intentó localizarla para que ampliara su denuncia y determinara circunstancias de tiempo, modo y lugar de los hechos, pero en ese momento no pudieron realizar la entrevista porque la recepcionista que atendió las llamadas nunca se identificó y dejó en espera la llamada.

Entonces se archivó la denuncia. "Atendiendo los resultados negativos del informe anterior procede el archivo de las diligencias por atipicidad de la conducta, dejando claro que tal decisión es de carácter provisional, lo cual significa que puede ser revertida si surgen nuevos elementos materiales de prueba sobreviniente a ella", se lee en el reporte de la Fiscalía. 

A finales de mayo, Tribín presentó su renuncia como consejera presidencial para la Equidad de la Mujer, luego de estar ocho meses en el cargo. En comunicación enviada a este diario, la exfuncionaria negó lo anterior y afirmó que la responsabilidad del proceso es de la Fiscalía. "Yo no hice una denuncia penal. La consejería como entidad rectora de los temas de las mujeres le escribió una carta a la Fiscalía el 18 de diciembre de 2018, donde dice textualmente que 'esperamos se actúe con la mayor celeridad posible en las investigaciones que desde la Fiscalía General se adelanten al respecto, desde ya ponemos a su disposición la capacidad técnica de esta Consejería Presidencial para lo que se requiera'. Además, en la carta está el cargo, el teléfono y la dirección de la consejería para ser contactados.

Quiero aclarar que nunca recibimos alguna llamada de la Fiscalía y me resulta difícil creer que un ente investigador  no tenga la capacidad de contactar a un servidor público. La única vez que me contactaron fue el 18 de septiembre de 2019, cuando no era Consejera, hablé con ellos por teléfono y me pidieron un testimonio por escrito, el cual entregué la semana pasada en el que señalo: 'En atención a la llamada telefónica a la suscrita por su equipo investigador, en la cual quería preguntarme por qué medios, en la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, se conocieron las declaraciones del Señor Gabriel Camargo, refiriéndose al fútbol femenino, me permito manifestar que corresponde a una intervención pública que el mencionado Señor concedió a medios de comunicación, y que a su vez fueron reproducidas por otros.  

De la misma manera, en los medios se divulgaron reacciones de miembros del Gobierno, mujeres, dirigentes políticos y otras personas, al respecto. La consejería como entidad rectora de los temas de las mujeres le escribió una carta a la Fiscalía para pedirle celeridad en las investigaciones que adelantaran sobre este caso. En la actualidad no estoy vinculada a dicha Consejería, sin embargo en los archivos de la misma entidad, reposan los documentos que considere pertinentes, para lo que corresponda a la investigación que manifiesto adelanta dicha Fiscalía”, puntualizó Tribín. 

NOTA DEL EDITOR: Este texto fue modificado después de su publicación, ya que se incluyó la versión de Ana María Tribín Uribe, exconsejera presidencial para la Equidad de la Mujer

883410

2019-09-28T13:01:22-05:00

article

2019-09-30T13:33:10-05:00

[email protected]

none

Pilar Cuartas Rodríguez (@pilar4as)

Investigación

Caso Camargo en la Corte: el insulto por el que piden sentar precedente en fútbol femenino

91

19284

19375

1