Presagio de nueva bonanza petrolera

Se intensifica la actividad exploratoria en el país. De los 41 pozos perforados, el 31,7 % ha sido exitoso. Reporte oficial destaca además que este año se han presentado 13 avisos de descubrimiento de crudo. Inversionistas, a la expectativa de más negocios.

Luego de atravesar una difícil situación por la caída de los precios internacionales del petróleo en los últimos años y por múltiples acciones de diferentes organizaciones al margen de la ley contra la infraestructura, el sector de los hidrocarburos empieza a mostrar síntomas significativos de su reactivación. En lo que va corrido del año, 41 pozos exploratorios perforados alientan la perspectiva de una nueva bonanza petrolera en Colombia.

El Espectador conoció un documento en el que se hace una revisión de la actividad de las empresas del sector reportada a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), que da cuenta de que en el transcurso de 2017 se han presentado 20 avisos de descubrimientos de yacimientos de crudo. De éstos, siete pertenecen a pozos perforados durante el año 2016, pero los 13 restantes son parte de los 41 pozos exploratorios perforados durante el año arrojando una tasa de éxito del 31,7 %.

Orlando Velandia, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

Los reportes oficiales señalan que es preciso tener en cuenta que 16 pozos exploratorios se encuentran en evaluación y pruebas para definir un posible aviso de descubrimiento, y existe expectativa, además, por el caso de dos pozos exploratorios suspendidos que en futuras intervenciones podrían dar paso a nuevos descubrimientos.

Frente a este tema, Orlando Velandia, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, (ANH), señaló que “esta es sin duda una gran noticia para el país, porque demuestra que el sector, luego de haber estado en crisis por la caída de los precios del crudo, muestra una clara reactivación, pues se pasó de 25 pozos perforados en 2015, a 21 en 2016 y a 41 en lo que va corrido del año”, señalando que actualmente se encuentran en etapa de perforación siete pozos exploratorios más.

Lo cierto es que el sector hidrocarburífero pasó de dedicarse casi que exclusivamente a la producción de hidrocarburos, a también invertir más en la actividad exploratoria, lo que permitirá en un futuro cercano aumentar las probabilidades de nuevos hallazgos de recursos y con ello regalías, empleos e inversión social que impactan la economía del país.

No obstante a este nuevo aire que representa para el desarrollo del país, los hallazgos petroleros, Orlando Velandia, presidente de la ANH, expresó que “si bien es cierto no se ha llegado a los niveles de perforación de 2013 y 2014, no se puede desconocer que se ha duplicado lo logrado en el año anterior con una importante tasa de éxito del 33 %; es decir, de cada tres pozos perforados uno es exitoso. Todo esto en el área continental, porque la tasa de éxito costa afuera es mayor, porque de siete pozos perforados, cuatro han sido exitosos”.

Según el reporte de nuevos pozos exploratorios perforados, éstos están en los departamentos del Casanare, Cundinamarca, Putumayo, Cesar, Antioquia, Córdoba, Meta, Boyacá y Santander. El informe actualizado destaca que las regiones del país con mayor cantidad de pozos son Casanare, con 14; seguido de Meta, con ocho, y tres están en Putumayo. El documento muestra además exploraciones mediante la adjudicación de otros cuatro pozos off shore, es decir, en el mar Caribe, cerca de los departamentos de La Guajira y Córdoba.

De acuerdo con el Estudio de Tendencias de Inversión de la Asociación Colombiana del Petróleo, en 2017 se calcula que las inversiones en producción serán de entre US$3.070 y US$3.370 millones. Para la exploración el presupuesto estimado al finalizar el año estará entre los US$1.400 y los US$1.570 millones, en su mayoría para cumplir obligaciones contractuales aplazadas en años previos, destaca el reporte gremial.

Frente a la economía del país, según cifras del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, la industria del crudo representa un 8 % del Producto Interno Bruto (PIB). Y entre impuestos y regalías, el negocio de los hidrocarburos aporta a las finanzas cerca de $32 billones, de allí que la aparición de nuevos pozos para explorar y la oferta a más de 100 empresas nacionales y extranjeras interesadas en el negocio es vital para el crecimiento de Colombia.

Lo evidente es que la recuperación del sector, que llegó a una caída de precios por barril de US$40 en 2015, es notable y poco a poco, según las actividades reportadas por la ANH, se van encontrando reservas que podrían ampliar en más de cinco años el suministro de petróleo en el país.

Otros negocios claves del sector

El pasado mes de agosto, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) dio inicio a uno de los procesos de adjudicación de bloques de petróleo y gas denominado la ronda Sinú-San Jacinto. Se trata de la adjudicación de 15 bloques para la exploración y producción de hidrocarburos. La iniciativa busca, mediante el esquema de asignación permanente, el desarrollo de una política pública y una estrategia gubernamental con el fin de incrementar las reservas de petróleo y gas en Colombia.

Los 15 bloques de Sinú-San Jacinto están ubicados en las cuencas de los Llanos Orientales y el valle medio del Magdalena y hacen parte de un paquete de 40 que entrarán en la subasta. Se tiene previsto entregarlos antes de finalizar el año e iniciar otro proceso de entrega de bloques en 2018.