Las regalías de El Santísimo

Pese a que el ministro de las TIC, Diego Molano, dio su voto negativo al proyecto, un megaparque de $45 mil millones se construye en medio de polémicas decisiones.

Las obras del ecoparque avanzan. El cristo, el teleférico y la construcción de un hotel serán sus principales atracciones.

El 6 de septiembre de 2012 se reunieron en las oficinas de la Gobernación de Cundinamarca Diego Molano —ministro de las TIC—, tres delegados de otros ministros, cuatro gobernadores y nueve alcaldes. La cita era muy importante porque debían definir la aprobación de varios proyectos financiados con dineros de las regalías. Era una serie de iniciativas en transporte, educación, salud, nutrición y turismo para ejecutar en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Santander.

Sin embargo, en medio del debate, un proyecto llamó la atención de los contertulios: la construcción del parque Cerro El Santísimo de Floridablanca (Santander). Se trata de un megaparque religioso con mirador, hotel, plaza de eventos, teleférico, auditorios, restaurantes, locales y que tiene como atracción principal un cristo de 35 metros de altura. Una iniciativa cuyo valor ascendía a $45.000 millones.

Cuando el proyecto fue sometido a aprobación del Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD) de la región Centro Oriente, los asistentes pidieron la opinión del ministro Diego Molano, como representante máximo del presidente Juan Manuel Santos. El ministro conceptuó favorablemente sobre un proyecto para seguridad alimentaria, al igual que otro en materia de transporte escolar. No obstante, dio su negativa rotunda a otros dos proyectos.

Al parque interactivo para Barrancabermeja y el parque Cerro El Santísimo de Floridablanca, Molano no les dio su visto bueno. “El Gobierno Nacional considera que estos recursos deben tener otras prioridades”, sentenció el funcionario. Acto seguido, uno de los alcaldes presentes, el primer mandatario de San Gil, le pidió a Molano una mayor explicación a su negativa. “El Gobierno Nacional considera que los proyectos deben tener un impacto más grande en temas de reducción de la pobreza”, reiteró el ministro.

No obstante, el concepto desfavorable del funcionario, el 20 de marzo de 2013 Claudia Yaneth Toledo Bermúdez, secretaria de Transporte e Infraestructura de Santander, inició formalmente la construcción de la obra. Ese día firmó un contrato con la Unión Temporal Ingenieros Contratistas del Oriente por $19.003 millones. En junio de 2013 la funcionaria celebró otro por $20.909 millones para la construcción del teleférico.

También faltaba el símbolo del ecoparque: el cristo de 35 metros de altura. Entonces, la secretaria Toledo contrató al artista Juan José Cobos Roa. La escultura cuesta $3.525 millones y se tenía previsto inicialmente que quedara lista en junio pasado, pero la entrega se retrasó hasta diciembre próximo. Para blindar todo el proceso, la Gobernación de Santander contrató la interventoría de las tres obras por $1.292 millones con la Unión Temporal Ecoparque.

En el último año el proyecto ha tenido vaivenes. Para el gobernador de Santander Richard Aguilar, es el símbolo de su administración y es consecuente con su plan de gobierno, que fomenta el turismo y genera empleo. Recientemente anunció que al parque sólo le falta un 30% de construcción y que será inaugurada en enero. Sin embargo, en Bucaramanga se cuestionó que el pasado 3 de septiembre Aguilar viajó al Vaticano a una supuesta audiencia con el papa Francisco para exponerle la obra. No obstante, en la Asamblea departamental la oposición denunció que sólo fue un rápido saludo en una misa pública y un viaje con su pareja financiado, al parecer, con recursos públicos.

Mientras el mandatario y su equipo de trabajo muestran orgullosos los avances de la obra, los tropiezos no faltan. En septiembre de 2013 falleció un trabajador mientras laboraba en el teleférico. Luego, el abogado Alejandro Alvarado interpuso una acción popular, argumentando vulneración a la moralidad y el patrimonio porque el ecoparque no concita los intereses de todos.

Este año se cuestionó en Floridablanca la licencia de construcción por el aparente cambio del uso del suelo. En abril pasado se pidió suspender la elaboración de la escultura del Cristo, porque según el denunciante la Constitución prohíbe destinar dineros públicos a obras de tipo religioso. No obstante, hace un mes el juez tercero de Bucaramanga falló en favor de la Gobernación de Santander al considerar que si bien las regalías son para suplir necesidades de los más pobres, también se pueden invertir en promover el desarrollo y competitividad de las regiones. El caso quedó en manos del Tribunal Administrativo de Santander.

Pero además de los retrasos en tiempo, un nuevo giro de dineros al ecoparque inquieta en su ejecución. Un reporte del Departamento Nacional de Planeación (DNP) da cuenta de que la obra ya fue adicionada en $15.516 millones. En cuanto a las auditorías visibles efectuadas por la Dirección de Vigilancia a las Regalías y por la comunidad, el reporte señala que en dos reuniones a las que asistieron cerca de 200 personas se generaron compromisos en la actualización de pólizas, la entrega de copias de licencias de construcción y títulos de predios, un informe de reforestación del cerro La Judía y de movilidad.

El proyecto del parque Cerro El Santísimo de Floridablanca avanza. La Gobernación insiste en que todo marcha sobre ruedas. La comunidad sigue a la espera de nuevas decisiones judiciales sobre la continuación del proyecto. Las adiciones en dinero y tiempo empiezan a inquietar. Dentro de poco se sabrá si el voto negativo a la construcción que dio el ministro Diego Molano tenía suficiente fundamento.

Detalles de la megaobra

 

Se estima que el recorrido en teleférico de la obra es de 1,3 kilómetros. El hotel que se construye está en donde funcionó recientemente el Centro de Rescate de Fauna Silvestre de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga. Desde el mirador se podrán observar los municipios del área metropolitana de la capital de Santander. El proyecto es liderado, además del gobernador Richard Aguilar, por la Corporación Parque Nacional del Chicamocha (Panachi).

[email protected]

@norbeyquevedo

Temas relacionados

 

últimas noticias