A 13,4 toneladas asciende cargamento de cocaína incautado en Urabá antioqueño

El cargamento era propiedad de Dairo Antonio Úsuga, alias 'Otoniel', el máximo capo del Clan del Golfo. La droga estaba almacenada bajo tierra en cuatro fincas en los municipios de Chigorodó y Carepa.

Tomada de Twitter @mindefensa

El Ministerio de Defensa reveló este jueves que, finalizado el conteo del cargamento de cocaína incautado en las últimas horas en el Urabá antioqueño, se totalizó un peso de 13,4 toneladas, lo que ratifica a este como el mayor decomiso de droga en un solo operativo en la historia de Colombia. (Lea: Incautan más de 12 toneladas de cocaína del Clan del Golfo en el Urabá antioqueño)

La Policía Nacional, en uno de los golpes más importantes contra el Clan del Golfo, halló la cocaína en cuatro fincas bananeras ubicadas en los municipios de Chigorodó y Carepa. De acuerdo con las investigaciones, la droga incautada pertenecía a Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, máximo líder de la banda criminal.

El alcaloide era custodiado por integrantes de esa estructura al mando de un hombre conocido con el alias de ‘Mordisco’. Cuatro personas fueron capturadas en desarrollo de estas operaciones realizadas en los últimos tres días y que aún se mantendrán en la zona.

Cuatrocientos efectivos tomaron por asalto cuatro fincas en los municipios de Chigorodó y Carepa, donde la droga estaba almacenada bajo tierra. Los uniformados extrajeron centenas de paquetes compactos azules y verdes, algunos enumerados y otros con un sello "Rolex".

Con este decomiso, cerca de 20 toneladas de clorhidrato de cocaína han sido incautadas por las autoridades en los últimos dos meses en esa región del país. En septiembre pasado, en desarrollo de la campaña Agamenón II, se incautaron siete toneladas este alcaloide en una finca bananera situada a un kilómetro de la vía que de Apartadó conduce al municipio de Turbo (Antioquia).

Con este golpe a las finanzas de la mafia, el gobierno de Juan Manuel Santos responde a la presión que venía ejerciendo Estados Unidos, inquieto ante el aumento de la producción de cocaína en 2016. "Nunca antes, desde que comenzamos hace más de 40 años a luchar contra el narcotráfico, habíamos hecho una incautación de esta magnitud", dijo el mandatario.

"Con esta incautación superamos la cifra que el año pasado logramos (...) suman 362 toneladas este año" contra 317 en el mismo lapso de 2016, destacó Santos, quien viajó hasta la zona para felicitar a la tropa.

Colombia es el mayor productor y exportador mundial de cocaína, y Estados Unidos el principal consumidor. Entre 2014 y 2016 los narcocultivos se dispararon de 69.000 a 146.000 hectáreas, y la producción pasó de 442 a 866 toneladas de alcaloide, según Naciones Unidas.

Aliado histórico de la Casa Blanca, el Gobierno logró con este operativo golpear las finanzas del Clan del Golfo semanas después de que el presidente Donald Trump remarcara su preocupación frente al "extraordinario" aumento de los narcocultivos.

"Expresé estas preocupaciones porque le prometí al pueblo de los Estados Unidos que impediremos que las drogas traspasaran nuestras fronteras, y necesito su ayuda", escribió Trump a Santos en una carta enviada el 24 de octubre.

El decomiso anunciado este miércoles "es un resultado importantísimo y relevante, pero las quejas de Estados Unidos no son principalmente sobre incautaciones", comentó a la AFP Jeremy McDermott, director de InSight Crime, un centro de investigación sobre el crimen organizado en las Américas.

Los reclamos de Washington -agregó- "son más por el lado de producción y cultivos de coca, y aunque los dos están relacionados, no creo que esto vaya a satisfacer" a los estadounidenses.

El gobierno de Santos, que selló un histórico acuerdo de paz que permitió este año el desarme y transformación en partido político de la guerrilla de las Farc, implicada en el negocio de las drogas, espera acabar este año con 100.000 hectáreas ilegales, la mitad de ellas de manera forzada.