14 capturados en redada contra el hurto de hidrocarburos

Entre los detenido figura el exparamilitar alias 'pequinés'.

En el marco de un operativo contra el hurto de hidrocarburos, la Policía capturó en el departamento de Santander en la vía que comunica los municipio de Cimitarra – Puerto Araujo a Ernesto Montoya, alias ‘pequinés’, cabecilla de una organización dedicada al apoderamiento ilícito de hidrocarburos.

En el mismo operativo se logró desarticular dicha estructura delincuencial que venía afectando notablemente la seguridad y tranquilidad de la comunidad.
Alias ‘pequinés’ responderá ante la justicia por los delitos de apoderamiento de hidrocarburos, homicidio selectivo, desplazamiento forzado, tráfico de estupefacientes, porte ilegal de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares y concierto para delinquir.

De acuerdo con las autoridades, este hombre controlaba los laboratorios para el procesamiento de estupefacientes en el departamento de Santander y en Puerto Boyacá, autorizaba el apoderamiento de hidrocarburos de los poliductos de la empresa Ecopetrol, el tráfico de armas, ordenaba homicidios y el cobro de extorsiones a comerciantes de la zona, entre otros hechos delictivos.

En la década de los 80 Ernesto Montoya recibió formación en la escuela ‘O1’, a cargo de Henry y Gonzalo de Jesús Pérez, creadores de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio.

Para diciembre de 1991 ‘pequinés’, ‘Botalón’, ‘César’, entre otros, delinquían en el corregimiento de San Fernando, jurisdicción de Cimitarra – Santander, se sometieron a un primer proceso de desmovilización nacional en el municipio de Puerto Boyacá.

En febrero de 2001 fue condenado por el Juzgado Único Penal del Circuito Especializado de Manizales- Caldas, a pena de nueve años y dos meses de prisión, por infracción al decreto 1194 de 1989 (conformación de grupos de autodefensa, de sicarito o de justicia privada).

El Bloque de las Autodefensas Campesinas de Puerto Boyacá, se desmovilizó en enero de 2006 en la vereda El Marfil con 742 hombres, sin embargo varios de sus integrantes no quedaron registrados como desmovilizados ante la ACR, entre ellos alias ‘pequinés’.

Año 2009: Después de la captura de alias ‘César’, hombre de confianza de ‘Botalón’, alias ‘pequinés’ empezó a ganarse la confianza y el apoyo de la comunidad residente en las veredas y corregimientos, simulando ser un ganadero y líder comunitario de esta región.

Se determinó que la modalidad delictiva empleada por los integrantes de esta organización criminal, consistía en instalar válvulas ilícitas al poliducto de la empresa Ecopetrol, con ciertas extensiones de manguera de alta presión, en los tramos Sebastopol-Tocancipá y Sebastopol-Salgar, con el propósito de extraer ilícitamente el hidrocarburo, el cual era transportado en vehículos tipo cisterna, hasta las principales ciudades del territorio nacional, como Bogotá, Medellín, Ibagué y Cali, para su comercialización en diferentes estaciones de servicio, otro tanto era utilizado como insumo en laboratorios clandestinos para el procesamiento de estupefacientes en la región del magdalena medio.

Esta organización había optado por extraer el hidrocarburo en pocas cantidades, realizándolo en horas nocturnas, tiempo suficiente para obtener sumas que oscilaban entre los 10.000 y 11.000 galones de hidrocarburo.

Finalmente, la organización contaba con la participación de conductores de vehículos tipo cisterna, quienes tendrían cierta información relacionada con sectores y rutas a nivel nacional, utilizadas para eludir los controles de la Fuerza Pública, y facilitar la documentación exigida por el Ministerio de Minas y Energía para el transporte de estos productos como la Guía Única de Transporte y las facturas de remisión para productos derivados del petróleo.