En 2016 Policía ha agredido a la prensa en al menos 10 oportunidades

La Fundación para la Libertad de Prensa consideró que pese a los ataques contra periodistas, no hay resultados concretos, solo anuncios de inicio de “investigaciones estériles”.

Los comunicadores de Citytv se encontraban realizando una crónica sobre la ciclovía nocturna que se realizaba en la ciudad cuando fueron sometidos y atacados a patadas y bolillo.

Tras la brutal agresión de la que fueron víctimas tres periodistas por parte de uniformados de la Policía, que en la noche de este jueves fueron atacados a patadas y con bolillo cuando trataban de filmar un procedimiento policial, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) advirtió que son constantes las agresiones contra la prensa por parte de miembros de la institución. (Lea: Periodistas son víctimas de brutal agresión por parte de policías en Bogotá)

Según la organización, trascurrida la primera mitad del año, ya han sido registradas y documentadas 10 agresiones contra la prensa en las que resultaron afectados 13 periodistas por parte uniformados. En ese sentido, la FLIP aseguró que las “excusas” de la Policía son insuficientes y que las debidas sanciones aún están pendientes.

“A pesar de que el general Hoover Penilla (comandante de la Policía de Bogotá) ofreció disculpas por las agresiones de las que fueron víctimas los periodistas de CityTv, la FLIP expresa su preocupación por las constantes agresiones contra la prensa por parte de miembros de la Policía”, explicó el organismo.

Previamente, la institución divulgó un comunicado en el que anunció que los policías implicados en la agresión serán investigados disciplinariamente y que los resultados de tal indagación se darán a conocer “a la mayor brevedad” considerando la gravedad de los hechos: “la Policía Nacional es enfática en rechazar este tipo de actuaciones por parte de sus integrantes, más allá de las circunstancias previas a estos inaceptables hechos”.

Los hechos, que ya están en conocimiento de la Dirección de la institución, fueron calificados como graves y según dice la Policía, tras las primeras indagaciones, se pudo establecer que los periodistas –del canal Citytv– fueron abordados por un grupo de auxiliares bachilleres que trataron de impedir un registro fílmico relacionado con un hurto durante el desarrollo de la ciclovía nocturna.

“Los auxiliares intentaron impedir la filmación, lo que generó la airada reacción del equipo periodístico. A los pocos minutos hicieron presencia uniformados profesionales, quienes terminaron involucrados en la discusión y en una inaceptable actuación policial, que culminó con la agresión a los comunicadores”, reprocha la institución.

De acuerdo con la FLIP, este comportamiento por parte de quienes deberían velar por la seguridad de los ciudadanos, se traduce en una obstrucción al trabajo periodístico: “Luego de que los oficiales detuvieran a los reporteros de Citytv, los trasladaron a la estación de Santa Fe donde pretendían judicializar al equipo periodístico. Finalmente, (Víctor) Ballestas mostró los vídeos que varios ciudadanos le habían enviado a su celular, los oficiales ofrecieron disculpas y los dejaron en libertad”.

La Fundación consideró que existe material probatorio suficiente para determinar la responsabilidad de los miembros de la institución en las agresiones cometidas contra los periodistas, por lo que exigió la aplicación de “sanciones drásticas inmediatas” que impidan la repetición de estos hechos.

“La ausencia de resultados concretos y los anuncios de inicio de investigaciones estériles, en estos casos, representa un mensaje equivocado hacia los demás miembros de la Fuerza Pública frente a futuras agresiones contra la prensa que se pueden evitar”, precisó la FLIP.

Temas relacionados