39 capturas en redada contra el hurto de automotores

Constituían concesionarios fachada en Cali, Medellín, Villavicencio y Bogotá.

En una redada contra el hurto de automotores, la Policía reportó la captura de 39 personas señaladas de engañar a más de 3 mil personas para arrebatarles los vehículos.

Según información oficial, 31 personas fueron capturadas mediante orden judicial, mientras que los otros 8 fueron notificados en prisión. Todos presentados ante un juez de garantías y judicializados por los delitos de estafa agravada y concierto para delinquir agravado.

En un año de pesquisas, que incluyeron vigilancias, entrevistas, interceptaciones telefónicas avaladas judicialmente, estudios grafológicos y de documentología, los uniformados detectaron la modalidad de fraude.

Consistía en buscar registros comerciales de panaderías, ferrerías y papelerías, para cambiarles la razón social y constituir concesionarios. Algunos de los representantes legales de las nuevas sociedades eran vendedores ambulantes y personas con problemas de adicción a las drogas, a quienes les ofrecían un porcentaje de las ganancias ilegales, para que en el papel, los delincuentes no aparecieran con muchas empresas.

En los anuncios clasificados y páginas web del sector automotriz, buscaban clientes interesados en vender sus vehículos de alta gama. Les ofrecían un precio de compra de casi un millón de pesos por encima del valor comercial, pero exigían dejar los papeles de traspaso abiertos, con el supuesto de que era un requisito de los bancos para desembolsar el dinero.

El cliente incauto aceptaba y entregaba el vehículo, pero a la vuelta de dos o tres meses nunca recibía el pago, y por el contrario, los supuestos compradores pasaban el automotor a nombre de la empresa fachada y lo vendían. Posteriormente cerraban los concesionarios y escapaban.

Entre los falsos establecimientos adscritos a esta red de timadores, se encuentran: Gabrimotor, Colcoches, Coches La Colina, Car Centry, Citrans, Inver Llanos, Luna Motors, Thudecars, Automotores Los Andes, Vehitaxis S.A.S y Autos Zafira, ubicados en Cali, Medellín, Villavicencio y Bogotá ( Av. Carrera 68 y Av. Boyacá).
Los capturados desempeñaban diferentes roles, como jefes de vitrina, representantes, abogados, asesores y capotes, como se denominaban a los delincuentes que se encargaban de manipular y mantener al afectado en un estado de incertidumbre.

Algunos capturados son José Ricardo Landaeta, cabecilla de una de las estructuras, y dos supuestos vendedores de carros Edixon Dávila y Juan Carlos Grajales, quienes diseñaron el engranaje criminal que deja a las víctimas referenciadas, pérdidas superiores a los 5 mil millones de pesos. Durante los registros se incautaron de 6 vehículos adquiridos ilícitamente y de los que se buscan sus verdaderos dueños.