600 capturados por tráfico de drogas en colegios y universidades: Fiscalía

El fiscal Néstor Humberto Martínez planteó la necesidad de establecer una política pública contra el microtráfico. El jefe del ente investigador llamó la atención sobre el aumento del consumo de marihuana en los centros educativos.

El fiscal Néstor Humberto Martínez insistió en la necesidad de una política pública para combatir el microtráfico.AFP

Al ver la posibilidad de abrir mercados en zonas menos competidas que la gran capital, los zares del microtráfico se han extendido a las poblaciones más pequeñas y menos controladas por las autoridades en el país, así lo reveló el fiscal general Néstor Humberto Martínez.“El país necesita de una política pública interna para la lucha contra el microtráfico de drogas (…) se requiere del compromiso de todas las autoridades municipales y departamentales; de educación, salud”, señaló el Fiscal General. (Le puede interesar: Con “muestras gratis” de droga, banda de microtráfico atraía a menores en Kennedy).

El jefe del ente investigador reveló que en 2017, fueron intervenidas 20 universidades y 83 colegios, y 600 personas fueron capturadas por tráfico local de estupefacientes en esos centros educativos. Asimismo reportó la captura de 17 mil presuntos integrantes de bandas de crimen organizado, dedicadas a actividades ilegales como el tráfico de drogas y el hurto.

De acuerdo con el informe, 5264 de las detenciones se produjeron contra personas que integraban redes de microtráfico. Las regiones donde mayor número de bandas se desmantelaron: son Cali (65), Santander (44), Cundinamarca (34), y Caldas (29). Igualmente, este año también fueron detenidos 11957 personas por presuntos vínculos con bandas criminales, como el ‘Clan del Golfo’. (Lea: Microtráfico en Bogotá: un negocio de $400 mil millones al año).

Aunque el solo expendio de drogas ya representa un reto para las autoridades, la preocupación es mayor, porque el uso de menores de edad para ese comercio ilegal sigue aumentando y porque la experiencia demuestra que detrás de los pequeños expendedores vienen capos mayores. Ante esta situación el ente investigador anunció la creación de tres Unidades Regionales Antinarcóticos (URA), como las que ya existen en regiones como el eje cafetero, Cauca y Valle del Cauca, con el propósito de atacar más organizaciones delictivas y poder fortalecer las intervenciones en colegios y universidades.