Abatido jefe de finanzas de disidencia de las FARC en Caquetá

Alias "Morrudo", del Frente Séptimo, uno de los dos que no se acogió al Acuerdo de Paz, murió el viernes pasado en un combate en zona rural de San Vicente del Caguán.

Archivo EFE.

El jefe de finanzas de una disidencia de las FARC en Colombia, que rechazó acogerse al pacto de paz sellado en noviembre, murió en una operación de la policía en el sur del país, informaron este lunes fuentes oficiales.

Mauricio de Jesús Medina Castaño, "Morrudo", con más de 25 años en filas insurgentes y uno de los carceleros de secuestrados de las FARC, murió el viernes pasado en un combate en zona rural de San Vicente del Caguán, departamento de Caquetá, según un comunicado de la policía.

Esta acción de efectivos del Grupo Antisecuestro y Antiextorsión y de la Dirección de Inteligencia Policial es parte de la estrategia oficial contra las "nuevas amenazas" de los rebeldes disidentes de las FARC, dijo a periodistas el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

"Esta siempre será la respuesta de nuestras Fuerzas Militares y de nuestra Policía Nacional para con aquellos que persistan en el camino de la violencia", apuntó.

Para superar más de cinco décadas de violencia fratricida, el gobierno de Juan Manuel Santos implementa un histórico pacto alcanzado con las FARC.

Sin embargo, disidentes de esta guerrilla, la principal y más antigua del país, actúan como un grupo armado organizado que rechaza el acuerdo de paz y sigue en el narcotráfico. 

Las autoridades han dicho que estas fuerzas, estimadas oficialmente en unos 400 insurgentes, serán combatidas como delincuentes comunes y no podrán acceder a los beneficios del acuerdo. Las FARC, por su parte, los separaron de sus filas.

"Morrudo", del Frente Séptimo que rechazó deponer las armas, había sido hombre de confianza del jefe militar de las FARC Jorge Briceño ("Mono Jojoy"), muerto en un bombardeo de la fuerza pública en 2010, y era muy cercano a "Gentil Duarte", líder de las disidencias de las FARC en los departamentos de Meta y Guaviare (centro), y Caquetá.

Según la policía, tenía órdenes de encabezar "operaciones de narcotráfico y ejecutar homicidios selectivos, extorsiones y acciones terroristas contra la fuerza pública y la población civil".

Las autoridades atribuyen a Morrudo un atentado con motocicleta bomba contra un establecimiento comercial en San José del Guaviare, el 20 de abril, y la destrucción de torres de energía y la quema de maquinaria de una empresa contratista en Puerto Concordia (Meta).