Procuraduría pide casa por cárcel para Diego Cadena, abogado de Álvaro Uribe

Noticias destacadas de Judicial

Por su parte, Reinaldo Villalba, abogado de Iván Cepeda, indicó que dejar a Cadena detenido en una cárcel es la única forma de anular al máximo la manipulación del abogado.

Este viernes 31 de julio continuó la audiencia de solicitud de imposición de medida de aseguramiento que hizo la Fiscalía en contra del abogado del expresidente Álvaro Uribe, Diego Cadena. A él y a su socio Juan José Salazar, la Fiscalía les imputó los delitos de soborno en actuación penal y fraude procesal porque, al parecer, ofrecieron dinero y beneficios a exparamilitares para que cambiaran su testimonio en favor del hoy senador Álvaro Uribe, en un proceso que investiga la Corte Suprema.

La diligencia inició con la intervención de Reinaldo Villalba, representante del senador Iván Cepeda, víctima del proceso. El abogado hizo un completo recuento sobre la actuación de Diego Cadena aclarando que el abogado nunca figuró como abogado del senador Uribe ante la Corte Suprema, ni existe un poder que lo acredite como tal, sino que llegó a este escenario porque tenía relaciones con algunos narcotraficantes y paramilitares extraditados.

Afirmó que, según el propio Cadena, llegó a la casa de Álvaro Uribe en febrero de 2017, acompañado de Mario Uribe - primo de Álvaro Uribe -, por intermediación del abogado Samuel Sánchez Cañón. Desde entonces, se dedicó a gestionar testigos para los dos procesos: el que se adelanta contra Álvaro Uribe en la Corte Suprema y el que avanza en Medellín contra el hermano del senador, Santiago Uribe Vélez. (Las pruebas de la Fiscalía contra el abogado de Álvaro Uribe, Diego Cadena)

“La tarea de Cadena era conseguir testigos en el exterior para presentarlos en los dos procesos. Él tenía relación con personas del paramilitarismo. Uribe le encargó el contacto con el ‘Tuso Sierra’ con el fin de obtener su testimonio para allegarlo a los procesos de su hermano Santiago y del suyo. Se escogió a Cadena porque los abogados de Uribe (Jaime Lombana y Jaime Granados) no hacían eso, como lo dijo el mismo Uribe. De hecho, estos abogados han desprestigiado la gestión de Cadena”, indicó el representante de la víctima.

Agregó que Diego Cadena, con previa orden de Uribe, visitó a Juan Guillermo Monsalve el 21 de febrero de 2018. Monsalve es un testigo en contra del senador, hijo del administrador de la finca Guacharacas - de propiedad de la familia de Uribe - quien asegura que, desde ese lugar se apoyó y se promovió el paramilitarismo. Villalba indicó que las visitas de Cadena a este testigo no quedaron registradas porque el abogado oficializaba su ingreso pidiendo a Enrique Pardo Hasche, compañero de patio de Monsalve y quien sirvió como soporte de Cadena para presionar a Monsalve en su retractación.

El representante precisó que Pardo Hasche está condenado por el secuestro del suegro del expresidente Andrés Pastrana. Continuó su relato afirmando que el 22 de febrero, Cadena llegó a La Picota para hablar con Monsalve, quien se encontraba acompañado de su abogado, aparentemente por casualidad, pues Monsalve no lo había citado ese día. Sin embargo, la presencia del jurista le sirvió a Cadena, pues entre ambos le pidieron a Monsalve que se retractara.

“Le ofrecieron beneficios como tramitar su acceso a la JEP y la ayuda directa de Uribe con abogados y fiscales. Pardo Hasche intervenía en la reunión y, delante de Cadena, con su innegable complacencia, le ofrecía a Monsalve que se cambiara de bando, que qué le iba a ofrecer Cepeda, que Uribe le iba a poner todo. Necesitaban la declaración de Monsalve para presentarla el 23 de febrero. Se acababa el tiempo y Monsalve no accedía a las presiones, entonces Cadena le dijo ‘redactemos el hijueputa documento, sino yo vengo mañana a primera hora y presento el recurso”, manifestó Villalba.

Añadió que el 23 de febrero solo pudieron presentar ante la Corte declaraciones de otros presos, también gestionadas por Cadena, porque no llegó ni la carta, ni el video de Monsalve, que era lo esperaban. Sin embargo, dijo que extendieron el tiempo para presionar a Monsalve y Cadena le prometió a él y a su esposa hacer un recurso de revisión en su caso. Villalba reiteró que Enrique Pardo Hasche fue clave para obtener la retractación de Monsalve y que Cadena le informaba a Álvaro Uribe, en detalle, todos los pasos que daba con Pardo Hasche.

“Cadena no estaba haciendo una inocente tarea, eso se cae de su peso. Cadena sostuvo una reunión con Deyanira Gómez, esposa de Monsalve, para recibir la carta de retractación y presentarla en la Corte. En la reunión, Cadena usó un lenguaje moderado porque ya sabía que lo estaban grabando, su propósito era demostrar que la iniciativa de la carta era de Monsalve. La carta contenía en su cuerpo una retractación y una solicitud de perdón a Uribe, pero, al final, una corta nota aclaratoria: ‘esta carta la hago bajo presión de Diego Cadena y Enrique Pardo Hasche, quienes fueron enviados por Álvaro Uribe”, dijo Villalba.

De igual forma, el representante de la víctima habló sobre el segundo testigo que relacionó la Fiscalía para imputarle cargos a los abogados Diego Cadena y su socio Juan José Salazar. Se trata de Carlos Enrique Vélez, alias Víctor, exintegrante del frente paramilitar Cacique Pipintá. Villalba indicó que Cadena tramitó con el abogado Samuel Sánchez Cañón las declaraciones de varios presos de esta organización criminal como la de Carlos Enrique Vélez.

“Sánchez desde años atrás es amigo de Mario Uribe - hermano de Álvaro Uribe - y es abogado de Eurídice Cortés, alias Diana, quien, además, aceptó haber dado un falso testimonio ante la Corte Suprema. El abogado Sánchez llevaba a sus clientes a mentir, tanto el abogado, como sus defendidos tenían las mismas prácticas”, indicó Villalba añadiendo que Carlos Enrique Vélez entregó pruebas de consignaciones de dinero que provenían de la oficina de los abogados Cadena y Salazar. Vélez dijo que esos dineros eran en contraprestación como testigo falso, mientras que los abogados aseguraron que se trató de ayuda humanitaria.

Solicitó medida de aseguramiento intramural

Luego de exponer todo lo anterior, el representante de la víctima Reinaldo Villalba aseguró que es necesaria la medida de aseguramiento, tal como lo pidió la Fiscalía, pero no en domicilio, sino en centro carcelario teniendo en cuenta que estando en su residencia los juristas cuentan con todas las herramientas para seguir realizando las presuntas conductas irregulares por las cuales son procesados. Alegó, además, que su representado, Iván Cepeda, podría estar en riesgo.

“Existen motivos que indican que el procesado - Diego Cadena - no solamente es un peligro para el proceso, sino que la historia de este proceso es la historia de manipulación de testigos (...) engañar a la justicia es una conducta grave y más proviniendo de un abogado que se mueve en el ámbito jurídico. (...) los antecedentes indican que existe alta posibilidad de que continúe con estas prácticas si solamente se le dicta medida de aseguramiento privativa de la libertad en domicilio”, dijo Villalba.

Agregó que el tipo de relacionamientos que maneja Cadena pueden poner en riesgo la vida de Iván Cepeda, en este caso, dado que el abogado ha tenido el propósito de revivir de manera fraudulenta el proceso judicial que se cerró sobre Cepeda y que acudió a testigos falsos con ese fin. “Surge como única medida eficaz la detención en centro carcelario porque es la que tiene la capacidad de anular al máximo la forma de manipular de Cadena. Su casa podría convertirse en un lugar de operación para este torcido fin. Pero en caso de que se dicte medida domiciliaria, pedimos que esta sea estrictamente temporal y una vez superada la mayor crisis de la pandemia, estas personas sean trasladadas a centros carcelarios”.

La representante del Ministerio Público, por su parte, dijo que la medida de aseguramiento que se estaba discutiendo en esta audiencia fue la que solicitó la Fiscalía, es decir, la medida de aseguramiento domiciliaria. Por tanto, consideró que no es oportuna la solicitud del representante de víctimas.

En ese sentido, manifestó que sí existe razón para imponer la medida de aseguramiento a los procesados pues “si dos de los delitos imputados tienen que ver con presunta manipulación de testigos y con que plasmen información falsa para propiciar que se decreten como pruebas lo que no son pruebas, que más que la misma naturaleza de los delitos para considerarse que Diego Cadena y Juan José Salazar, según sus relatos y los de los vinculados, representarían una posible obstrucción de la justicia”.

La funcionaria añadió que es evidente que no dictar medida de aseguramiento representa un peligro para la comunidad y para la víctima, teniendo en cuenta que en este caso se han buscado declaraciones de personas que, incluso, están condenadas por masacres, para llevarlas a la Corte Suprema y tratar de inducir al error. “Más teniendo en cuenta la condición mediática del caso. Esto hace que todos corran peligro, incluso nosotros, por la naturaleza de la conducta, el impacto, la forma en la que se difunde, las personas que se involucran en el proceso”.

En consecuencia, la representante del Ministerio Público emitió un concepto favorable para que se dicte medida de aseguramiento domiciliario advirtiendo que, en principio, no es procedente la petición del abogado Villalba, teniendo en cuenta que el derecho de postulación en esta instancia lo está ejerciendo la Fiscalía. No obstante, afirmó que, si la medida domiciliaria no es suficiente, en su momento, el representante de víctimas puede asumir el rol que le corresponde y reitere su petición.

El próximo 3 de agosto, el juez del caso decidirá si Cadena y Salazar tendrán casa por cárcel, como lo solicitó la Fiscalía, mientras el proceso avanza. Ambos insisten en su inocencia. En cuanto a Uribe, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema está por definir la situación jurídica al expresidente, quien rindió indagatoria en octubre de 2019 por estos mismos hechos.

Cadena niega haber comprado testigos

Este año, en dos oportunidades, fue aplazada la audiencia de imputación de cargos en contra del abogado Diego Cadena. Sin embargo, el abogado Diego Cadena no desaprovechó ninguna oportunidad para hablar de su inocencia y asegurar que no es responsable de los hechos que la Fiscalía le endilga.

“Yo quiero decirle algo a la opinión pública y que juzguen los colombianos. ¿Creerían ustedes que un testigo, un jefe paramilitar, se sobornaría con dos millones (...) Yo soy un abogado que maneja asuntos internacionales en el litigio y saldré en los próximos días pero si me requieren aquí estaré otra vez presente (...) los hombres de bien ponemos la cara a la justicia” , dijo el abogado en su momento.

De igual forma, Iván Cancino, abogado de Diego Cadena, insiste en la inocencia de su cliente y, a través de un video enviado a El Tiempo, aseguró que el próximo lunes expondrá el testimonio del conductor y mensajero de Diego Cadena que, según él, corrobora las explicaciones de Juan José Salazar y Diego Cadena “injustamente imputados”.

“Ese señor corrobora todo los dichos de Juan José Salazar y Diego Cadena, narra que lleva y hace los giros en nombre de sus jefes pero, además, narra la angustia con la que una vez vio a Juan José Salazar después de haber hablado con el señor Vélez y haber sido objeto de intimidaciones con una serie de actos. El lunes pondermos punto por punto todo el dicho del señor conductor para que el país tenga la tranquilidad y la certeza de que esa prueba corrobora las versiones de los abogados”, dijo Cancino a El Tiempo.

Agregó de igual forma se refirió al testimonio, revelado en medio, de Ricardo Diosa Londoño, un hombre que se identificó ocmo pimo de Carlos Enrique Vélez y aseguró haber recibido dinero por parte del abogado Diego Cadena. “Yo no anticipio mis argumentos defensivos (...) pero le vamos a explicar al país que en ese testimonio hay, al menos, cuatro contradicciones que son tan fuertes que por si solas van a tumbar ese testimonio. Esta defensa insite en que cada una de las acusaciones hechas por el vfiscal van a tener respuesta argumentativa y edivendcial”, concluyó Cancino.

Además, el abogado defensor confirmó que Diego Cadena renunció al poder que le dio Álvaro Uribe. Según le dijo a este medio, la renuncia fue hace más de tres meses pero, por defensa de sumario, está impedido para dar la fecha exacta. Esto contrasta con lo dijo hoy por el Ministerio Público cuando dijo que no hay evidencia de que el hoy senador le hubiera dado un poder a Cadena para que actuara en su nombre. Lo mismo dijo el abogado de Iván Cepeda, Reinaldo Villalba.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.