Abogado del excontralor de Bogotá acusó a la Fiscalía de estar defendiendo a Miguel Nule

El fiscal del caso rechazó estos señalamientos indicando que solamente cumple con su deber de proteger los derechos procesales del testigo.

El abogado Iván Cancino, quien defiende los intereses del excontralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi, señaló que el fiscal delegado Jaime Alonso Zettien pasó de acusador a defensor de Miguel Nule Velilla.

El jurista no estuvo de acuerdo con la posición del fiscal del caso quien interrumpió en dos oportunidades el contrainterrogatorio adelantando por la defensa de la exdirectora del IDU, para manifestarle a la jueza décima especializada de Bogotá que Miguel Nule tenía el derecho a no autoincriminarse.

“Yo quiero dejar una constancia, me parece muy preocupante lo que estoy viendo acá. El señor Nule tiene su abogado y si está en problemas judiciales es por la imputación hecha por la Fiscalía para que ahora salga a defenderlo”, precisó.

Cancino, visiblemente molesto, le aseguró al fiscal auxiliar que el testigo tiene el derecho de contar con la asistencia de su abogado de confianza quien es el que debe manifestar que se está presentando una autoincriminación o velar por sus derechos procesales.

El abogado calificó como “inaceptable” la posición de la Fiscalía General, señalando que se debe recordar que la Fiscalía fue el que le imputó cargos, lo acusó y ahora lo tiene en juicio para que a estas alturas lo defienda.

El fiscal Zettien mostró su molestia frente a estos señalamientos y aseguró que en ningún momento ha defendido a Miguel Nule ni a ninguno de los testigos. “No estamos defendiendo a nadie, estamos velando para que se haga adecuadamente el contrainterrogatorio, respetando las garantías constitucionales”.

El delegado del ente investigador señaló además que pese a no contar con su abogado, el testigo debe conocer sus derechos con el fin de que no le sean vulnerados, asegurando que algunas de las preguntas hechas por los abogados defensores tocaban temas relacionados con el proceso que se le adelanta por cuatro delitos en el juzgado 36 de conocimiento.