Abren proceso de responsabilidad fiscal por Transmilenio en la Séptima

El objetivo del contrato no se cumplió y sólo se realizaron obras complementarias, pero los recursos se entregaron, revela informe.

La Contraloría General de la Republica cerró investigación preliminar y abrió proceso de responsabilidad fiscal por detrimento patrimonial de 13.151 millones de pesos entregados a contratistas en desarrollo del contrato denominado Transmilenio Ligero por la carrera 7, entre la calle 34 y la calle 72, en Bogotá.

El comunicado de prensa de la entidad de control de las finanzas públicas manifestó que el objetivo del contrato no se cumplió y sólo se realizaron obras complementarias, pero recursos del mismo sí se entregaron por parte del IDU a la firma contratista y el interventor.

La investigación preliminar se cerró el 24 de abril y el jueves se abrió el proceso de responsabilidad fiscal a los presuntos responsables que son:

Sociedad Transmilenio Carrera 7 SC S.A.S, conformado por Construcciones El Condor S.A. y SAINC S.A.

Consorcio I.E.I. 2010, integrado por ETA S.A., Intersa S.A. e Interpro S.A.S.

Liliana Pardo García, ex directora del IDU

Néstor Eugenio Ramírez, ex director del IDU

Héctor Jaime Pinilla, ex director del IDU

Carmen Helena Lopera Fiesco, ex Subdirectora General de Infraestructura (E) del IDU

Gloria Inés Cardona Botero, ex Directora Técnica de Construcciones (E) del IDU

Carlos Alberto Jaime Aguirre, ex subdirector General de Infraestructura (E) del IDU

Norman Ricardo Sánchez Dueñas, ex Coordinador y Subdirector Técnico del Ejecución Subsistema de Transporte (E) del IDU

Gabriel Amado Pardo, contratista IDU- Coordinador (Gerente Proyecto IDU)

Carlos Eduardo Acuña Peña, contratista IDU-Coordinador

Precisa el informe de prensa que la contraloría encontró que el contrato de Transmilenio Fase III era un diseño global al cual debían entrar todos los corredores viales a funcionar. El corredor de la carrera 7 es vital y como no entro a funcionar ha generado inmensos problemas para la ciudad.

Igualmente, se estableció que se realizaron varios desembolsos de pagos a contratistas.

El contrato 033 de 2010 que dio origen al denominado Transmilenio Ligero, se refería a obras entre las calles 34 y la calle 72 por la carrera 7, y la Troncal Caracas.

El Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, suscribió el contrato No. 033 de septiembre 22 de 2010 con la Sociedad Transmilenio Carrera 7 S.C. S.A.S., conformada por Construcciones El Condor S.A. y SAINC S.A., con el objeto de actualizar los estudios y diseños y la adecuación de la carrera 7 al Sistema Transmilenio en el tramo comprendido entre la calle 34 y la calle 72, y de la calle 72 en el tramo comprendido entre la carrera 7 y la Troncal Caracas.

El objeto contractual de este contrato no se cumplió y sin embargo el IDU hizo varios desembolsos, como se aprecia en las respectivas actas de reconocimiento y pago efectuadas a favor del contratista, situación que genera el presunto detrimento patrimonial determinado por la Contraloría General de la República.

Una de las principales obligaciones del contratista era presentar el plan de manejo de tráfico ya que sin ese requisito no se podía ejecutar la obra. Nunca fue aprobado y sin embargo efectuaron la actividad contractual sin ese requisito, remarca el informe de la contraloría

En ningún momento se intervino el corredor vial. El contratista sólo realizó obras complementarias y no intervino las obras que tenían relación concreta con el objetivo principal del contrato.

No se cumplió el plazo establecido en el contrato, el cual debía ser terminado en diciembre de 2011.

Los recursos que se desembolsaron tuvieron algunos soportes en gastos administrativos, tráfico y ajustes, vinculados al objetivo principal del contrato que nunca se cumplió.

Según el comunicado de prensa, el daño patrimonial causado al Estado como consecuencia de la celebración del contrato No. 033 de 2010 y sus adicionales, como el de interventoría No. 037 de 2010, se presenta en el IDU, conforme a las diferentes actas de reconocimiento y pagos hechos al contratista e interventor, y asciende a la suma de 13.151.369.411 pesos, que corresponde a los siguientes conceptos:

*$549.883.992 por estudios y diseños según actas 4, 5, 6, 7 y 13
*$6.014.252.290 por ejecución de obras según actas 8, 9 y 14
*$2.975.686.871 por el adicional 1 según actas 10, 11, 12, 15 y 16
*$405.072.000 correspondiente a interventoría por los estudios y diseños
*$1.399.274.258 correspondiente a interventoría en la ejecución de obras
*Y $1.807.200.000 por pagos hechos al anticipo.