Abren proceso disciplinario contra excomandante de la Armada por caso Arango Bacci

El almirante fue acusado de tener presuntamente vínculos con la mafia, proceso que fue archivado puesto que las pruebas eran un montaje.

La Procuraduría General formuló pliego de cargos en contra del excomandante de la Armada Nacional, almirante Guillermo Barrera; así como en contra del almirante Álvaro Echandía, excomandante de inteligencia; y Jorge Luis Tobar, excomandante de contrainteligencia por el caso en el que estuvo involucrado el almirante Gabriel Arango Bacci.

El Ministerio Público busca establecer si los almirantes participaron en el llamado complot y ubicación de pruebas falsas en contra de Arango Bacci en el proceso que se le adelantó por presuntamente haber tenido relaciones con narcotraficantes.

Bacci, quien fue señalado por la Fiscalía de omitir los controles en el Mar Caribe para que los narcotraficantes realizaran los envíos de droga, estuvo privado de su libertad por 18 meses acusado de haber tenido relaciones con la mafia. (Ver Almirante Arango Bacci demandó a la Nación por 7.700 millones de pesos)

La Corte Suprema de Justicia absolvió en noviembre de 2009 al almirante Arango Bacci de todo cargo en su contra, después de que la Fiscalía manifestara que no existía una sola prueba real en su contra que lo relacionará con el tráfico de drogas.

Sin embrago, el mismo Fiscal asignado al caso encontró que el acusado no sólo no había sido autor de las conductas que se le endilgaban sino que, aparentemente, fue presa de un complot dentro de esa unidad militar, a través de pruebas fabricadas. (Ver Fiscalía pidió absolución del almirante (r) Gabriel Arango Bacci)

Teniendo en cuenta estas y otras consideraciones, la Sala Penal de la Corte absolvió al oficial (r) y compulsó copias para que se investigara la presunta responsabilidad de mandos altos y medios en la supuesta componenda ideada para incriminarlo con el narcotráfico.´

La investigación de la Procuraduría

El documento de la Procuraduría indica que se busca establecer las posibles irregularidades presentadas en la cadena de custodia de un documento que hacía referencia a una entrega de dinero de un narcotraficante al contralmirante Gabriel Arango Bacci.

El Ministerio Público investiga al entonces capitán de Navío Tovar Neira porque al parecer habría incurrido en violación de la cadena de custodia de un documento que recibió en su mano de una fuente casual en la ciudad de Cartagena y “que daba cuenta del pago por una operación de narcotráfico que involucraba al contralmirante Gabriel Arango Bacci y por ende como evidencia de una hipótesis delictiva tenía la obligación legal de proceder inmediatamente a poner el hecho en conocimiento de la autoridad competente”.

Señala el pliego de cargos que el alto oficial Tovar Neira habría sometido el documento a varios exámenes dactiloscópicos y documentales y solamente hasta mediados de agosto de 2007 lo entregó a la Fiscalía General de la Nación, luego de que los medios de comunicación señalaran que este documento podría estar relacionado con el proceso de tráfico de posiciones de buques de la Armada Nacional.

Adicionalmente, el entonces capitán de Navío habría incurrido en falso testimonio en la diligencia de declaración rendida bajo la gravedad de juramento el 30 de agosto de 2007 ante la Unidad de Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema de Justicia por cuanto no habría dicho la verdad sobre la fecha en la que recibió el citado documento y lo que hizo con éste.

La Procuraduría también elevó cargos disciplinarios al entonces almirante Guillermo Enrique Barrera Hurtado, porque al parecer una vez se enteró de que el capitán de Navío Tovar Neira había recibido el citado documento desconoció la cadena de custodia pues habría ordenado a su subalterno Tovar Neira que hiciera todas las verificaciones posibles sobre la autenticidad de éste, en vez de disponer lo pertinente para conservar la identidad y originalidad del elemento y enviarlo inmediatamente al funcionario judicial competente.

Igualmente, se investiga al entonces contralmirante Álvaro Echandía Durán por cuanto desde el mismo momento en que el documento fue recibido por parte del capitán de Navío Tovar Neira él habría tenido conocimiento de su existencia y de los diferentes dictámenes a que fue sometido, lo que indica que habría omitido guardar la correspondiente cadena de custodia y disponer lo pertinente directamente u ordenar a su subalterno que lo entregara inmediatamente a la autoridad competente.

Temas relacionados