Absuelto periodista y profesor Wilmar Vera

Noticias destacadas de Judicial

El exdecano de la Facultad de Comunicación de la Universidad Católica de Pereira fue acusado por el asesinato del excandidato al Concejo y también docente Alexánder Morales. Tras dos años de proceso se demostró su inocencia.

Dos años y tres meses le tomó a la justicia confirmar la inocencia del periodista y profesor Wilmar Vera: fue absuelto de cualquier responsabilidad en el crimen que segó la vida del excandidato al Concejo de Pereira y también docente Alexánder Morales Ortiz. En la tarde de este martes, un juez ordenó su libertad inmediata, luego de considerar que la Fiscalía no pudo demostrar la autoría intelectual de Vera en el asesinato de Morales.

“Básicamente, el juez decidió que Wilmar era inocente porque la Fiscalía no probó la supuesta reunión en la que se habría orquestado el asesinato de Alexánder Morales. Sólo estaba el testimonio de un delincuente versado (Carlos Andrés Velásquez Villada, condenado por ser el autor material del crimen) que no tuvo credibilidad. Y el juez dijo que no podía condenar a una persona sólo con el testimonio de un sicario”, explicó en diálogo con El Espectador la esposa de Wilmar Vera, Ángela David.

Precisamente, la única prueba contundente con la que contaba el ente acusador era la declaración de Carlos Andrés Velásquez, quien fue capturado, según la Fiscalía, en flagrancia el mismo día que ocurrió el homicidio de Morales en marzo de 2011. Tiempo después Velásquez firmó un preacuerdo y empezó a colaborar con la justicia. Y en un interrogatorio acusó a Vera como determinador del homicidio.

El 8 de junio de 2012, Wilmar Vera fue capturado por miembros de la Sijín en la rectoría de la Fundación Universitaria Lasallista (Caldas, Antioquia), donde impartía cátedra. Desde ese momento dijo que era inocente y hoy un juez de la República le dio la razón al no encontrar mérito ni pruebas para sentenciarlo por el crimen. De hecho, desestimó el testimonio de Velásquez en parte porque éste tiene condenas previas por dos homicidios, porte de armas, fuga de presos y porte de estupefacientes.

Además, Velásquez le aseguró a la Fiscalía conoció personalmente a Vera el 18 de febrero de 2011, y ese mismo día le habría entregado el dinero para ejecutar el crimen. Sin embargo, la defensa del profesor siempre cuestionó esta declaración porque para esa fecha Vera ya no vivía en Pereira sino en Medellín y que lo haya descrito como una persona bajita y con algo de sobrepeso, a pesar de que Wílmar Vera siempre ha sido alto y de constitución delgada, o que ese día era laboral y hay estudiantes, como Édgar Piza, dispuestos a testificar que él estaba dando clase.

La hipótesis de la Fiscalía, era que Vera habría ordenado el crimen de Morales –quien además fue su alumno en la Universidad Católica de Pereira y su amigo durante muchos años– por una inversión fallida. En el 2008 ambos decidieron ser socios y Vera le entregó a $50 millones en el para un negocio de transporte de carbón en la Jagua de Ibirico (Cesar). El negocio fracasó y el dinero que se había invertido se perdió.

En octubre del 2012, Vera y su abogado decidieron renunciar al beneficio de la libertad por vencimiento de términos, para probar que el profesor era inocente y recuperar su buen nombre. El profesor permaneció más de un año en prisión y el juicio comenzó apenas el 4 de julio de 2013, teniendo como resultado la imposibilidad de desvirtuar su inocencia. Ángela David insistió en que así como los medios condenaron hace dos años a su esposo, ahora deben “contarle a la sociedad que Wilmar es inocente, más aún después de todas las acusaciones que hicieron en su contra”. 

Comparte en redes: