La advertencia del Procurador General sobre el caso de los migrantes cubanos en Turbo (Antioquia)

El jefe del Ministerio Público manifestó que no podrán ser deportados si tienen la condición de refugiados.

La situación de los migrantes en Turbo (Antioquía) es un reto complejo para las autoridades nacionales, pero no debe olvidarse la empatía. / Foto: CNN

En una carta de dos páginas enviada a la Canciller, María Ángela Holguín el procurador General, advierte que se deben respetar los derechos de los 1.273 migrantes cubanos que desde hace tres meses se encuentran “varados” en Turbo (Antioquia). En la comunicación se considera que el Gobierno no le puede vulnerar los derechos fundamentales a los migrantes.

Los ciudadanos cubanos, quienes se encuentran actualmente en una bodega padeciendo hambre, sin servicios sanitarios adecuados, recibieron ayer la noticia que serán deportados a Cuba. La Canciller aseguró que “no podemos tener ciudadanos de ninguna nacional de manera ilegal en el país”.

Ante esto el jefe del Ministerio Público aseguró que no se pueden omitir los convenios internacionales que hacen referencia a este tipo de situaciones. Reseña que el Gobierno no puede desconocer el hecho que los derechos de estos ciudadanos pueden ser vulnerados si regresan a su país de origen.

“Se recomienda que acorde a los tratados internacionales se justifique el desalojo y se propicie a los migrantes cubanos y haitianos víctimas del flagelo de la trata de personas toda la protección y asistencia requerida mientras se resuelve su situación migratoria”, precisa la misva al señalar que se debe analizar si cuentan con la condición de refugiados. 

En este sentido considera que se debe revisar la situación de cada uno de los migrantes. Para la Procuraduría la Cancillería y los otros organismos deben tener en cuenta que los policías deben tener una orden judicial si quieren ingresar a la bodega donde se encuentran estas personas.

“Se recomiendo que los miembros de la Policía Nacional que ingresen a la bodega respeten a los niños, niñas, adolescentes y mujeres en estado de embarazo (…) se recomienda continuar con la implementación de las mesas de trabajo donde se está abordando la problemática de la migración en el Urabá Antioqueño”, precisa.

Actualmente una delegación de la Procuraduría, Defensoría del Pueblo, la Alcaldía de Turbo y la Gobernación de Antioquia se encuentran en la zona. Los funcionarios socializan con los migrantes la acción para su deportación.