Advierten que contratistas deben cumplir con el principio de la buena fe

Así lo determinó el Consejo de Estado con el fin de evitar inconvenientes en la celebración de convenios con personas o entidades.

 El Consejo de Estado advirtió que todos los contratistas y oferentes que quieran participar en los procesos de licitación deben cumplir con el principio de la buena fe con el fin de evitar problemas o inconvenientes en la celebración de convenios.

El alto tribunal señaló que los contratistas que no cumplan con estos requisitos no tendrán derecho a contratar con las entidades nacionales o personas puesto que la conducta en estos tipos de casos siempre debe estar enmarcada bajo los estándares de la transparencia y rectitud.

Esta decisión se desprende del fallo en el cual se revocó la sentencia del Tribunal Administrativo de la Guajira que falló a favor de una empresa que demandó a ese departamento por la no adjudicación de un contrato para la construcción de una biblioteca en el municipio de Riohacha en 1999.

En este caso la Sala advirtió que existían inexplicables diferencias entre la información financiera que la empresa licitante incluyó en su oferta y aquella información financiera que plasmó en su propia declaración de renta, con lo cual se pudo establecer que no contaban con el presupuesto necesario para realizar la obra.

“En cuanto a la misma Administración Pública, le suministran simultáneamente informaciones diversas y por tanto inconsistentes, inexactas o erradas (…) en beneficio de sus propios intereses, los cuales pretenden hacer prevalecer sobre el interés general con cuya satisfacción, precisamente, deben comprometerse y colaborar decididamente los contratistas particulares en su condición de colaboradores de las entidades estatales”, precisa uno de los apartes del fallo.

En la decisión se indicó advirtiendo que las entidades estatales no pueden establecer causales de exclusión de las propuestas en sus pliegos de condiciones, lo cual no riñe con la exigencia de que los proponentes deben obrar de buena fe.