Agencia Nacional de Tierras calificó de “tramposa” la propaganda contra reforma rural

Para la institución, una cuña radial en la que se anunciaba la entrega de 3 millones de hectáreas a las Farc fue un engaño para confundir y predisponer a los electores en la votación del plebiscito.

Miguel Samper, director de la Agencia Nacional de Tierras. /Foto: archivo El Espectador.

Miguel Samper Strouss, director de la Agencia Nacional de Tierras (ANT), aseguró que los mensajes que se enviaron desde diferentes estaciones de radio en las que se asegura que el Gobierno  entregaría tres millones de hectáreas a las Farc, son una “infamia” y “trampa” contra los campesinos colombianos. Samper, además de rechazar los mensajes que emitieron algunas emisoras de radio, lamentó que “se acuda a la propaganda sucia para intimidar a los electores e impedir su libre elección”.

Además, la tierra, explicó el director de la ANT, juega un papel fundamental en la consolidación de la paz en los territorios y  aclaró que no se “congelarán” 10 millones de hectáreas. “Por el contrario, se trata de la reactivación de miles de predios que por falta de títulos de propiedad están prácticamente inactivos o subutilizados”, señaló el funcionario.

La misión de la Agencia Nacional de Tierras, aseguró Samper, es la formalización de predios, privados o públicos, en cabeza del campesino o del empresario que los han trabajado y que nunca han podido legalizarlos. "Es tan perversa y falsa la campaña difamatoria contra la reforma rural integral, que las cuñas de radio anuncian una expropiación de la tierra a los trabajadores del campo. Que se arrebatará la propiedad rural a los empresarios honrados. Eso es una absoluta mentira. Una barbaridad", observó.

Sobre el Fondo de Tierras, Samper indicó que se nutrirá de la sustracción de terrenos de la reserva forestal y de aquellas que surjan de la recuperación administrativa y judicial, principalmente de predios arrebatados a los criminales.

El jefe de la Agencia, como consecuencia de sus reparos hacia las cuñas que se emitieron en las cadenas básicas de Caracol y RCN, envió una queja por publicidad engañosa sobre el plebiscito, al Consejo Nacional Electoral. En dicho documento, enviado el 28 de septiembre, Samper asegura que en las dos estaciones de radio mencionadas, ese mismo día se publicaron cuñas en las que se "desinformaba" al electorado.

El director de la Agencia Nacional de Tierras le solicitó en su momento al Consejo Nacional Electoral que le pidiera a todas las cadenas radiales que se abstuvieran de reproducir mensajes que no correspondieran con la realidad y con el fin de “infundir miedo al electorado". Para finalizar, Samper pidió que se le comunicara al comité promotor responsable de las cuñas radiales que rectificara la cuña y respectivas sanciones por haber sido los responsables de emitir el mensaje por los medios de comunicación.