Agente del CTI muerto a manos de la Policía no habría disparado

El informe de Medicina Legal concluyó que el funcionario de la Fiscalía no disparó ningún arma de fuego, como lo había sostenido la Policía.

En medio de las irregularidades que rodean la muerte del agente del CTI, Daniel Gamba, quien murió el pasado 21 de diciembre después de que un patrullero de la Policía le disparara por no atender un llamado, Medicina Legal concluyó en su informe que el funcionario jamás disparó un arma de fuego. Esta nueva revelación tumbó por completo las declaraciones que se había venido sosteniendo desde la Fuerza Pública, en las que señalaban que Gamba había fallecido producto de un intercambio de disparos.

Las pruebas de absorción atómica que realizó Medicina Legal sobre el cuerpo de Gamba resultaron negativas. Es decir, que en los exámenes no se encontraron rastros de pólvora que permitieran establecer que el agente del CTI había disparado contra una patrulla de la Policía. Según dijo a los investigadores el hombre que acompañaba a Gamba en la moto, Nelson Rodríguez Corrales, ellos nunca accionaron un arma de fuego y que sí era verdad que habían intentado huir de la patrulla porque estaban en estado de embriaguez.

Asimismo, el propio vicefiscal, Jorge Fernando Perdomo, aseguró que “en la escena de los hechos no se hallaron ni proyectiles, vainillas, ni armas de fuego que permitan inferir que se trató de un cruce de disparos entre la Policía y el funcionario”.

466088

2013-12-26T17:17:13-05:00

article

2013-12-26T17:17:13-05:00

none

Judicial

Agente del CTI muerto a manos de la Policía no habría disparado

65

1373

1438