El Ministerio Público anunció la apertura de la investigación el pasado 14 de agosto

“Al parecer gestionó intereses particulares”: Procuraduría sobre Roberto Prieto

Detalles del documento en el cual se ordenó una investigación disciplinaria contra el exdirector ejecutivo del BID, por recursos de esa institución financiera que terminaron en manos de Marketmedios, la empresa de su familia.

Roberto Prieto fue gerente de la campaña de reelección del presidente Juan Manuel Santos. / Foto: Cortesía La Silla Vacía

“Se advierte que el señor José Roberto Prieto Uribe, quien fungió como director ejecutivo por Colombia ante el Banco Interamericano de Desarrollo, al parecer gestionó intereses particulares mediante servicios de asistencia, representación y/o asesoría en asuntos relacionados con la contratación adelantada por entidades del Estado y especialmente en aquellas que suscribieron contratos de empréstito con el Banco Interamericano de Desarrollo. De lo expuesto se advierten posibles irregularidades en la conducta llevada a cabo por el señor José Roberto Prieto, con la posterior contratación con distintas entidades del Estado (…) con recursos provenientes del BID y la empresa Marketmedios”. (El expediente que enreda al gerente de Juan M. Santos)

Con esas palabras, en un documento de nueve páginas conocido por El Espectador, la Procuraduría Primera Delegada para la Contratación Estatal explicó por qué consideraba necesario abrir una investigación disciplinaria en contra de Roberto Prieto. Palabras más, palabras menos, lo que este organismo trata de establecer es si, como director ejecutivo del BID para Colombia, Prieto avaló proyectos para entidades estatales colombianas con un “favor” de por medio: que, a su vez, con los recursos del BID, se contratara a Marketmedios Comunicaciones S.A., la empresa de su familia, la cual dirige su hermano, Mauricio Prieto Uribe. (Caso Odebrecht: El "reversazo" de Roberto Prieto)

Roberto Prieto ya rindió interrogatorio en la Fiscalía a raíz de la investigación que se está llevando a cabo por el caso de corrupción más grande que se haya visto en Latinoamérica: Odebrecht. El testigo estrella de la Fiscalía en este proceso, el exsenador Otto Bula, aseguró que en 2014 le envió casi un millón de dólares a Prieto usando como puente a Andrés Giraldo, amigo personal de Prieto. En esa época, él era el gerente de la campaña de reelección del presidente Juan Manuel Santos. Giraldo admitió haberse reunido con Bula, pero negó haber recibido dinero de su parte. Prieto, igualmente, ha rechazado haber tenido cualquier nexo con Bula o con Odebrecht de manera ilegal. (“Me dijeron: tenemos un donante que se llama Odebrecht”: Roberto Prieto​)

Mientras el Consejo Nacional Electoral indaga sobre los posibles aportes de Odebrecht tanto a la campaña de Santos como a la de Óscar Iván Zuluaga en las elecciones presidenciales de 2014 —las leyes nacionales prohíben los aportes de empresas extranjeras—, la Procuraduría hace lo propio con respecto a Prieto y Marketmedios. En marzo de este año, por ejemplo, le pidió a la Fiscalía que indagara por el contrato que habían suscrito Marketmedios y la sociedad Norberto Odebrecht el 25 de julio de 2010 por $1.044 millones, con el propósito de hacerle difusión mediática al proyecto Ruta del Sol 2. Esa concesión vial, ya comprobó la Fiscalía, fue entregada a Odebrecht gracias a maniobras corruptas.

Con respecto a la investigación de Roberto Prieto, el documento señala que el pasado 28 de junio la Procuraduría les solicitó a algunas entidades certificar si Prieto había hecho visitas como director ejecutivo del BID, como gerente de la campaña electoral del Juan Manuel Santos, como acompañante de algún delegado de la empresa Marketmedios o en otras circunstancias. “Qué dependencias visitó, en qué fechas, con cuáles funcionarios se reunió y el motivo de dichas reuniones”, fueron las preguntas del Ministerio Público a instituciones como la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

El 8 de agosto de este año, la Procuraduría hizo una “visita especial” a la Agencia Nacional de Infraestructura, donde no se hallaron contratos con Marketmedios ni con el BID. También hubo una visita especial en el Ministerio de Relaciones Exteriores, que se realizó el pasado 10 de agosto, mismo día en que el presidente de la ANI rindió declaración bajo juramento en este proceso. De igual forma, al expediente llegó el acta de la visita especial que el 23 de marzo de este año se hizo en el Ministerio de Transporte “con el fin de revisar los contratos celebrados con Marketmedios Comunicaciones”, incluyendo cinco que se celebraron con recursos del BID.

Se trata de un grupo de contratos con el Ministerio de Transporte a través de los cuales, reveló El Tiempo en marzo de este año, Marketmedios recibió $4.000 millones. Los contratos se pactaron entre 2015 y 2016, pero los recursos provenían de dos empréstitos (préstamos al Estado) aprobados por el BID cuando Prieto fungía como director ejecutivo. La Procuraduría busca determinar si hubo irregularidades al adjudicar contratos a pesar de que posiblemente había una conexión entre “el gestor de los recursos (en este caso el BID) y el contratista adjudicatario (que terminó siendo Marketmedios, la empresa de la familia de Prieto), en el marco de los créditos del organismo multilateral hacia las entidades públicas de Colombia”. (Fiscalía citó a interrogatorio a gerentes de las campañas Santos y Zuluaga por caso Odebrecht)

Este no es el único asunto sobre Prieto en la Fiscalía. En abril de este año, ese organismo le pidió a la Fiscalía que investigara 66 contratos suscritos entre Marketmedios y 31 entidades estatales de 2011 a 2015, que suman en total $84.560 millones. Lo que se quiere establecer es si Marketmedios fue escogida para cada contrato en franca lid y bajo procesos transparentes, o si la posición privilegiada de Prieto en el gobierno Santos fue el factor determinante. Prieto, por su parte, ha negado haber cometido cualquier irregularidad. Excepto una: confirmó que a la campaña de Santos de 2010 sí habían ingresado dineros de Odebrecht, aunque dijo que Santos no lo sabía. El mismo Santos, en una publicitada rueda de prensa, remató esa versión con la siguiente frase: “Me acabo de enterar”.