Alerta por secuestro de colombianos en México

La Policía puso al descubierto una nueva modalidad de secuestro contra turistas colombianos.

Este viernes el Gaula de la Policía envió una alerta de viaje a los colombianos que visiten México, debido a problemas de inseguridad y riesgo de secuestros.

Según el general Humberto Guatibonza, las autoridades lograron identificar una nueva modalidad de secuestro contra turistas colombianos que consiste en intimidar a sus víctimas para que no salgan de los hoteles donde se hospedan ante el riesgo de ser secuestrados o asesinados.

“Luego de una denuncia realizada por un ciudadano colombiano, el cual había sido objeto de intimidación para que pagara una gruesa suma de dinero en México, el Gaula logró dejar al descubierto esta nueva modalidad de secuestro realizada contra turistas colombianos en la Capital azteca y otras ciudades turísticas del país centroamericano, dijo el alto oficial.

El drama de las víctimas que viajan a México, inicia desde el momento que adquieren un paquete turístico, con el fin de conocer la capital azteca y otras ciudades turísticas como Cancún y Acapulco. “Una vez el turista se registra en el hotel y deja todos sus datos personales requeridos por el personal administrativo, es traslado a su habitación, entre tanto uno de los empleados del hotel e integrantes de este grupo delincuencial, suministra la información a sus cómplices quienes se encargan de ejercer inicialmente presión sobre la víctima”, explicó el general Guatibonza.

El turista recibe una llamada a la habitación por parte de un sujeto que manifiesta ser integrante de la policía Federal, y que se está llevando a cabo una redada contra narcotraficantes y grupos al margen de la ley. Le dice al turista que por seguridad no podía cortar la llamada teniendo en cuenta que para ellos su seguridad era prioritaria.

El falso agente Federal le dice que los huéspedes deben ser llevados a un sitio seguro y para ello pasará una persona a la habitación a quien se le deberían entregar 400 pesos mexicanos, con el fin de sufragar el traslado al nuevo hotel.

Efectivamente pasados unos minutos una persona llega hasta la habitación y recoge el dinero exigido, posteriormente recibe una nueva llamada indicándole que debe salir del hotel, sin brindar información a nadie.

Una vez sale del hotel es contactado a través de su celular personal, en esta llamada le indican que debe mantener constante comunicación con ellos y no cortar la llamada, además, le indican que debe tomar un taxi y solicitarle a conductor que lo traslade a un hotel de menor calidad, una vez la víctima se encuentra en el taxi le informan que está secuestrado por el grupo de los Z´s y que durante el trayecto debe adquirir en una tienda un celular local y suministrarle el número, una vez ocurre esto, le ordenan apagar el celular colombiano y comienza la intimidación a través del nuevo móvil, para ello le hacen saber que tienen todos los datos familiares del este en Colombia y que de no seguir las instrucciones sería asesinado.

Posteriormente, y con los datos suministrados por el cómplice en el hotel, realizan una teleconferencia con los familiares de la víctima en Colombia, a la cual le hacen la exigencia que va desde los US 50.000.00 en adelante, para no atentar contra la vida del secuestrado, quien confirma durante el diálogo que está siendo víctima de esta banda delincuencial, además esta organización logra a través de los navegadores de internet ubicar datos exactos de la residencia en Colombia (casa, color y características) y que de no pagar serian objeto de atentados contra la familia, la cual se encuentra vigilada igualmente.

Una vez conocidos los hechos la Policía en Colombia, realiza coordinaciones con funcionarios de Interpol Colombia y México, con autoridades federales, quienes inician un despliegue operativo en búsqueda de una de las víctimas; a su vez, integrantes del grupo antisecuestro, brinda asesoría a los familiares quienes son los que están recibiendo las llamadas por parte de los captores desde México.
 

Temas relacionados