Alertan amenazas contra líderes reclamantes de tierras en Santander

La Defensoría del Pueblo solicitó a las autoridades la adopción de medidas para neutralizar el accionar de grupos armados ilegales.

Una enérgica advertencia a la Gobernación de Santander y a la Alcaldía de Landázuri hizo el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora Gómez, para que brinden protección efectiva a líderes reclamantes de tierras pertenecientes a la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare y a los habitantes del corregimiento La India, en jurisdicción del municipio de Landázuri (Santander), ante grave peligro en el que se encuentran por las amenazas que han recibido de presuntos integrantes de grupos armados surgidos con posterioridad a la desmovilización de los grupos de autodefensa.

El Sistema de Alertas Tempranas (SAT) de la Defensoría del Pueblo, en el Informe de Riesgo de Inminencia 034 de octubre 8 de 2013, reveló que el 24 de agosto de 2013, Jairo Aguilar Barbosa y Miguel Ariza Pardo fueron asesinados en el sector conocido como La Reubicación, por presuntos integrantes del grupo armado ilegal autodenominado ‘Los Botalones’. En esos mismos hechos, dos personas resultaron heridas, una de ellas menor de edad en condición de discapacidad.

El crimen, señaló el informe del SAT, ha generado una situación de zozobra y temor entre los pobladores del corregimiento La India, ya que los nombres de las víctimas, al parecer, figuraban en una presunta lista de personas que habitan en esa población, en su mayoría campesinos y afrocolombianos y que también han recibido amenazas de ‘Los Botalones’.

Esta situación, según Otálora Gómez, configura un escenario de riesgo en el que es altamente probable la ocurrencia de violaciones a los derechos humanos a la vida e integridad personal, por lo tanto les solicitó a las autoridades locales y regionales coordinar con la Fuerza Pública la adopción e implementación de medidas tendientes a neutralizar el accionar de grupos armados ilegales contra la población amenazada.

Según el informe del SAT, entre los riesgos de violaciones a los derechos fundamentales de la población amenazada se destaca el peligro inminente de homicidios selectivos o múltiples, presiones, intimidaciones armadas y desplazamientos forzados.

Finalmente, además de la población de Landázuri, también se encuentran en riesgos similares los pobladores de varias veredas de los municipios de Cimitarra, Bolívar, El Peñón, La Belleza y Sucre, que pertenecen a la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare, confirmó el reporte del SAT.