Piden medidas urgentes

Alertan peligro para los Embera Katío tras enfrentamientos entre Ejército y ‘Paras’

El presunto enfrentamiento el pasado domingo, en la zona del Alto Sinú, habría provocado el desplazamiento forzado de alrededor de 570 personas de esta comunidad.

Los Acuerdos de Paz habrían generado la movilización de grupos armados que operan en la región.Cristian Garavito - El Espectador

La Comisión Colombiana de Juristas le está solicitando a todas las entidades del Estado que adopten las medidas necesarias para garantizar la seguridad del pueblo Embera Katío. La organización citó información recolectada por la Defensoría del Pueblo donde informó que el pasado domingo, 19 de noviembre, se presentó un enfrentamiento entre el Ejército y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), en las comunidades de Junkaradó y Karakaradó, en territorio del pueblo Embera Katío del Alto Sinú (Córdoba).

Los hombres de las AGC, al parecer, se atrincheraron en las comunidades, lo que ocasionaría un peligro a miembros de la comunidad quienes habrían quedado en medio de las hostilidades, atentando contra su vida. “Lo anterior provocó el desplazamiento forzado de 190 familias, alrededor de 570 personas Embera Katío, a otras comunidades ubicadas en el río Esmeralda, situación de desplazamiento en la que permanecen desde la fecha del enfrentamiento”, se lee en la carta. (Lea: La promesa incumplida a los emberas katíos del Alto Andágueda)

La Comisión dice que desde el 2016 la comunidad venía solicitando medidas de protección colectiva en la implementación de las medidas cautelares que le fueron otorgadas a la comunidad producto de la de la desaparición de Kimy Pernía, en 2001, a manos de grupos paramilitares. Sin embargo, luego de un primer intento para concertar una ruta de protección en diciembre de 2016 que resultó ser fallido, la Unidad Nacional de Protección –dice la organización– continúa manifestando supuestas incapacidades para acoger la protección colectiva a la comunidad por las “limitaciones económicas de la entidad”.

“Tal y como ha sido identificado por distintas entidades gubernamentales como la Defensoría del Pueblo y el Ministerio del Interior, la implementación de los acuerdos de paz entre el Estado y las Farc, y la desmovilización de este grupo en la zona del Nudo de Paramillo, generó la movilización de grupos armados que operan en la región, con el fin de tomar control sobre las zonas anteriormente controladas por la guerrilla”, explica la organización. (Le podría interesar: Indígenas Embera denuncian la muerte de menores de edad por desnutrición)

De acuerdo con la organización, la presencia de las AGC en esa zona ha incrementado “exponencialmente” en los últimos meses y, además, habría generado el abandono de los guerrilleros desmovilizados de la zona veredal de El Gallo, el 3 de octubre de 2017, en razón a los hostigamientos y la poca presencia estatal en la zona para garantizar su seguridad. Por eso, la Comisión Colombiana de Juristas, que representa la comunidad Embera Katío, pide la ayuda del Estado para atender esta situación.