Alias 'El Águila' no recobrará la libertad en el marco de la ley de justicia y paz

El exjefe del Bloque Cundinamarca de las Autodefensas fue cobijado con una nueva medida de aseguramiento.

Luis Eduardo Cifuentes Galindo, alias El Aguila, exjefe del Bloque Cundinamarca de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que debía recobrar su libertad próximamente al amparo de la ley de justicia y paz, fue cobijado con medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en establecimiento carcelario por el secuestro de un estudiante universitario.

Por tal motivo, deberá permanecer preso en la cárcel La Picota, de Bogotá, en donde se encuentra detenido. La acción investigativa de la Fiscalía permitió inferir que Cifuentes habría continuado delinquiendo mientras se adelantaba el proceso de justicia y paz.

La Fiscalía General de la Nación llevó ante un juez de control de garantías a Cifuentes como presunto responsable de los delitos de homicidio agravado, secuestro extorsivo agravado, tráfico, porte, fabricación de armas y municiones de defensa personal y concierto para delinquir agravado en concurso heterogéneo y sucesivo.

Los hechos materia de la investigación penal se relacionan con el secuestro y posterior homicidio del joven estudiante Humberto Sarmiento Villate, quien bajo engaños fue llevado a una zona rural de Yacopí (Cundinamarca) a desenterrar una supuesta guaca.

Durante el cautiverio, la organización criminal pretendía el cobro de cinco mil millones de pesos para su liberación. Por los mismos hechos están procesados Giovanni Ríos Narváez, Eduardo Andrés Camargo Ríos, José Obdulio Cruz Linares, Jairo Ferney Martínez Pineda, Ferney Orozco Torres, Flaminio Morales Rodríguez y Mónica Ocampo.

Las declaraciones juramentadas de algunas de estas personas, que están privadas de la libertad en diferentes centros carcelarios, condenadas y otras que negocian un principio de oportunidad, involucraron a alias El Águila en estos hechos.

Sarmiento Villate salió de su casa el 9 de noviembre del 2012 en una motocicleta al parecer hacia la Universidad Sergio Arboleda, pero realmente iban con otro destino, pues había sido engañado por un exempleado de su casa identificado como John Alberto Orozco Ocampo, alias Cristhian, quien le aseguró que iban a buscar una guaca y lo llevó a zona rural de Yacopí (Cundinamarca). Orozco es el segundo al mando del grupo que organizó el secuestro.

El 13 de noviembre del 2012, el padre del secuestrado recibe una llamada de un alías Cristhian, que se identificó como miembro del frente 26 de las Farc, para decirle que su hijo estaba secuestrado. Por su libertad le exigieron 5000 millones de pesos.

La investigación de la Fiscalía determinó que el plagio no lo realizaron los guerrilleros sino delincuentes comunes.

El 11 de febrero del 2013 se presentó ante las autoridades uno de los sindicados acompañado de su abogado, diciendo que él había participado del secuestro y que por órdenes del jefe del grupo, llamado Heymer Antonio Pulgarín Cárdenas, que hacía parte del grupo de postulados de justicia y paz cuando se cometió el crimen, se había realizado el secuestro y posterior homicido de Sarmiento el 27 de noviembre del 2012 con un disparo de pistola en el rostro.

De acuerdo con las versiones entregadas por los vinculados al proceso, al parecer Cifuentes Galindo, alias El Águila, planeó, financió y ejecutó el secuestro de Sarmiento Villate para solicitar 5.000 millones de pesos, para lo cual habría entregado a los autores materiales 80 millones de pesos.

El Juzgado 24 Penal Municipal de Bogotá, con función de control de garantías, profirió medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en centro carcelario contra Cifuentes, por lo que se mantendrá recluido en la Cárcel La Picota en Bogotá.

El pasado 3 de febrero del 2014, en una diligencia realizada al amparo de la ley de justicia y paz, Cifuentes admitió su responsabilidad en 114 hechos de desplazamiento forzado, 6 de reclutamiento ilícito, 97 homicidios selectivos, que dejaron 282 víctimas.
 

Temas relacionados