Alias “HH” ya está en la cárcel La Paz, de Itagüí

Hebert Veloza fue trasladado en las últimas horas desde la Dijín a la cárcel La Paz, de Itagüí. Allí permanecerá hasta que las autoridades judiciales lo requieran.

La extradición de Hebert Veloza se realizó en marzo del 2009. Archivo particular.

Bajo un férreo esquema de seguridad, en las últimas horas Hebert Veloza, alias HH, exjefe paramilitar del Bloque Calima de la Autodefensas, fue trasladado desde la Dijín al Establecimiento Penitenciario y Carcelario La Paz, con sede en Itagüí (Antioquia). El traslado se da luego de su deportación desde los Estados Unidos y cumplir protocolos judiciales en el país para ser puesto ante las autoridades que lo solicitan. (Lea: Las cuentas pendientes de “H.H.” con la justicia colombiana)

La extradición de Hebert Veloza se realizó en marzo del 2009. Un día después de que el gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez también entregara a las autoridades de Estados Unidos a Miguel Ángel Mejía Múnera, alias El Mellizo, también un exnarcoparamilitar.

Hebert Veloza fue condenado por un tribunal federal de Estados Unidos por los delitos de conspiración para importar y distribuir cocaína y distribuir cocaína en los Estados Unidos, como jefe de una organización sofisticada de narcotráfico que funcionó durante al menos una década, a partir de 1998. (Lea: Las joyas del exparamilitar 'HH' se subastan por internet)

Este es apenas uno de los capítulos criminales contra Hebert Veloza, un hombre de 50 años y que, a finales de los años 80, ingresó a las fincas de los hermanos Castaño para ser entrenado por el comandante Carlos Mauricio García Fernández, alias Doble Cero, y de esta manera convertirse en uno de los terrores del Urabá. 

Su carrera en el mundo del hampa inició siendo comandante del grupo Escorpión, brazo armado del bloque Élmer Cárdenas. Posteriormente tomó la comandancia del bloque Turbo, para luego convertirse en el máximo jefe del bloque Bananero y bloque Calima, este último actuaba en el Valle del Cauca. (Lea: ‘H.H.’ se confiesa)

"La deportación destaca las principales facultades del servicio de inmigración y control de aduanas de Estados Unidos, que concentran los recursos en la entrega de delincuentes extranjeros", dijo Thomas Feeley, director de la oficina de campo. "Este líder narcotraficante condenado ahora enfrentará a la justicia en su país de origen", señala en un comunicado la organización.