Alias "Macaco", exjefe paramilitar, fue capturado por la Fiscalía luego de ser deportado

El antiguo jefe de las autodefensas había sido extraditado a EE.UU. en mayo de 2008 por al gobierno de Álvaro Uribe Vélez. En noviembre de 2011, fue condenado a 33 años de prisión por delitos de narcotráfico, sin embargo, su pena fue rebajada a ocho años.

'Macaco' fue extraditado a Estados Unidos con más de una docena de otros miembros de las AUC, en mayo de 2008.Archivo El Espectador.

Migración Colombia anunció que Carlos Mario Jiménez Naranjo, alias ‘Macaco’, exjefe paramilitar del Bloque Central Bolívar llegó deportado al país alrededor de las 8:00 p.m de este sábado 20 de julio. El narcoparamilitar fue extraditado por el gobierno de Álvaro Uribe a los Estados Unidos en mayo de 2008, junto a una docena de jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), entre ellos, Salvatore Mancuso, El Tuso Sierra, Hernán Giraldo, Jorge 40, Cuco Vanoy y Don Berna, entre otros. 

::Tribunal Superior ratificó exclusión de alias 'Macaco' de Justicia y Paz::

Alias Macaco regresó a Colombia tras pagar una condena de 11 años de prisión en los Estados Unidos. A su arribo, lo esperaba un grupo especial de Migración Colombia, quienes se encargaron de detenerlo y para luego dejarlo a disposición de las autoridades para que responda por los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir y homicidio en persona protegida. 

Apenas Jiménez Naranjo tocó suelo colombiano fue capturado en el Aeropuerto El Dorado por orden de un fiscal especializado de Derechos Humanos, quien le imputará cerca de 100 hechos cometidos bajo su mando por integrantes del Bloque Central Bolivar de las Auc, en Risaralda, Putumayo, Santander, Caquetá y Antioquia. "Carlos Mario Jiménez responderá por línea de mando y será procesado bajo normas de ley 600 (antiguo sistema penal). Desde este lunes (22 de julio) será escuchado en indagatoria y fiscal de derechos humano le formulará cargos por homicidio agravado", señaló la Fiscalía.

Jiménez, quien se desmovilizó en diciembre del 2005 junto con 1.900 miembros de las Auc fue expulsado de los beneficios de la Justicia y Paz en el 2014 por el Tribunal Superior de Bogotá. Uno de los compromisos para ser investigado por esta jurisdicción especial, surgida de la desmovilización de las AUC, era no continuar delinquiendo, sin embargo, este siguió en el mundo del narcotráfico.

En noviembre de 2011, la justicia estadounidense condenó a Jiménez Naranjo a 33 años de cárcel por delitos de narcotráfico. Sin embargo, la semana pasada se supo que el exlíder de las AUC volvería al país tras, aparentemente, haber colaborado con las autoridades norteamericanas y recibir una rebaja de condena a 11 años de prisión. Macaco, quien es señalado de ser uno de los paramilitares más sanguinarios, confesó que envió droga a EE.UU desde el 17 de diciembre de 1997 hasta el 25 de septiembre de 2007.  Según los expedientes estadounidenses, le heredó a Hernando Gómez, alias Rasguño, varias rutas, contactos y unas 15.000 toneladas de cocaína listas para exportar.

En enero de 2010, Jiménez Naranjo se declaró culpable en el Distrito de Columbia de los delitos de "conspiración para manufacturar y distribuir cinco kilogramos o más de cocaína, con la intención de exportarla a Estados Unidos", entre otros cargos. En junio del mismo año se declaró también culpable en el distrito sur de Florida del cargo de "conspiración para importar miles de kilos de cocaína con destino a Estados Unidos a través de pistas de aterrizaje clandestinas y aviones".

El testimonio de Macaco desde los EE.UU fue clave para que las autoridades pudiera condenar al exgeneral de la Policía Flavio Buitrago, exjefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe, quien resultó teniendo nexos con el narcotraficante alias el Papero. En mayo pasado, la Corte Suprema dejó en firme su condena a nueve años de prisión por lavado de activos y enriquecimiento ilícito. 

Otro alto oficial que terminó tras las rejas, en parte, por los testimonios de Macaco fue el general retirado de la Policía, Mauricio Santoyo. Según el testimonio de Jiménez Naranjo, Salvatore Mancuso y el Tuso Sierra, el exoficial Santoyo fue activo cooperante de los grupos paramilitares y de la Oficina de Envigado, la organización criminal que creó Pablo Escobar en los años ochenta en Medellín. Santoyo, quien también fue jefe de seguridad del expresidente Uribe, volvió al país en mayo pasado, al cumplir su condena en Estados Unidos.  En Colombia sigue investigado por otros delitos.

872023

2019-07-20T18:14:18-05:00

article

2019-07-21T11:55:10-05:00

jescobar_1284

none

Redacción Judicial

Judicial

Alias "Macaco", exjefe paramilitar, fue capturado por la Fiscalía luego de ser deportado

89

5457

5546