“Álvaro Uribe ha sido perseguido por lo que él representa”: Jaime Granados

Noticias destacadas de Judicial

La Fiscalía ya pidió una audiencia para que un juez autorice el archivo del proceso contra el expresidente Uribe por posible soborno y fraude procesal. Entre tanto, su abogado, Jaime Granados, celebró la decisión y aseguró que el exmandatario es un “perseguido político”.

“Hemos recibido, por su puesto, complaciente y además con mucha esperanza la decisión de la Fiscalía el día de hoy acerca de la preclusión que va a solicitársele a un juez de conocimiento en el caso en el cual se ve involucrado el expresidente y exsenador Álvaro Uribe Vélez. Evidentemente el que la Fiscalía haya llegado a esa conclusión, luego de examinadas todas las evidencias es una muy buena señal para la defensa, pero la hora de la verdad será la audiencia”. Con esas palabras, uno de los abogados del expresidente Álvaro Uribe Vélez, el penalista Jaime Granados, celebró la decisión del fiscal del caso de pedir preclusión.

En contexto: Álvaro Uribe podría no ir a juicio: Fiscalía pedirá preclusión de su caso.

Las declaraciones las dio en diálogo con NTN 24 y versan sobre una de las decisiones más importantes de la era de Francisco Barbosa en la Fiscalía: el expediente por posible fraude procesal y soborno en actuación penal, que el expresidente Álvaro Uribe enfrenta desde 2019. Según el ente investigador, no habría los méritos sufrientes para llegar al juicio penal, así que, en la mañana de este 5 de marzo anunció que le pediría a un juez que autorice el archivo del proceso.

Mientras el centro de servicio del Complejo Judicial de Paloquemao sortea a un juez de Bogotá la solicitud del fiscal Gabriel Jaimes, el abogado Jaime Grabados sostuvo que se trata de la decisión más justa posible, pues un eventual llamado a juicio vulneraría los derechos al debido proceso y las garantías judiciales del líder natural del Centro Democrático. Granados ha estado al frente del proceso penal de Uribe Vélez desde el comienzo y en 2019 lo acompañó a la Corte Suprema de Justicia a la indagatoria. Un año después, la alta corte ordenó su detención, pero el exmandatario renunció al Congreso y el expediente quedó en manos de jueces ordinarios.

De acuerdo con Granados, la Corte Suprema había equivocado los caminos al ordenar la detención de Uribe, el 3 de agosto de 2020. “La Corte en su momento tomó unas determinaciones, a nuestro juicio, profundamente equivocadas, sesgadas, contrarias a la evidencia. Pongo un ejemplo solamente, ¿Cómo puede entenderse que exista una investigación secreta, a espaldas del investigado? ¿Cómo puede existir una investigación donde finalmente se le comunica y no se le escucha oportunamente? Y lo que es más grave: donde se le interceptan las comunicaciones con sus abogados, dizque por error”, dijo el penalista.

Antecedentes: Las pruebas contra Uribe son “claras, inequívocas y concluyentes”: Corte Suprema.

Asimismo, el abogado Granados critica la decisión de la Corte Suprema de no permitirles contrainterrogar al exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, quien durante los últimos años ha sostenido que el expresidente fue crucial en la creación del Bloque Metro de las Autodefensas. Monsalve es el testigo estrella del senador Iván Cepeda, quien funge como víctima en el proceso penal, pues también ha denunciado públicamente que abogados de Uribe, como Diego Cadena, quien actualmente está en juicio por los mismos hechos, lo presionaron para que cambiara su versión contra el líder del Centro Democrático.

“Juan Guillermo Monsalve fue utilizado como testigo estrella para encarcelar en detención domiciliaria a Álvaro Uribe Vélez. Eso es algo aberrante. En ningún estado civilizado de Derecho hoy puede ser utilizado un testimonio de alguien que no haya sido objeto de confrontación, contradicción y nuestro caso fue así. Durante cinco meses no lo conocimos y cuando lo conocimos, durante año y medio no lo pudimos interrogar (en la Corte Suprema). Esa es una actuación evidentemente irregular. Era lógico que la Fiscalía quisiera interrogarlo, pero a ese señor le dio miedo”, dijo Granados en RCN Radio.

Lea también: “Desde que el caso de Uribe llegó a la Fiscalía no ha habido garantías”: Iván Cepeda.

El supuesto “miedo” al que se refiere Granados, quien también representa a Santiago Uribe Vélez, hermano del expresidente, tiene que ver con unas recientes declaraciones del también penalista Miguel Ángel Del Río, quien en defensa de Juan Guillermo Monsalve dijo que el testigo no dará declaraciones “bajo el chantaje de la presión”. Y es que, la Fiscalía citó a Monsalve la semana pasada, ad portas de tomar la decisión judicial que anunció esta mañana. Sin embargo, para Del Río, el ente investigador buscaba que “Monsalve cambiara o se retractara de los hechos narrados anteriormente, que no eran otros que establecer la presunta responsabilidad del señor Uribe en la conformación de grupos paramilitares”.

Antes las preguntas sobre la renuncia de Uribe Vélez al Congreso, que permitió al exmandatario librarse de la Corte Suprema y aterrizar su caso en la Fiscalía, que hoy solicitó el cierre de su investigación, el penalista Granados aseguró que su estrategia siempre fue buscar las mejores garantías para su cliente. “En la vida hay que actuar con coherencia y eso impone que, si hay un sistema de justicia que es absolutamente garantista, que brinda iguales oportunidades a todos, es el mejor escenario para defenderse”. Y, finalmente, dijo que espera solucionar el expediente de Uribe para, luego, denunciar posibles al senador Iván Cepeda. “Uribe Vélez ha sido víctima de un entramado de persecución política, ha sido perseguido por lo que él representa”, concluyó.

::Lea aquí el camino del fiscal Gabriel Jaimes para solicitar la preclusión del caso Uribe Vélez::

Comparte en redes: