Amenazan a dos líderes indígenas en La Guajira

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció que en los últimos días han sido amenazados cuatro líderes wayuu, entre ellos Armando Valbuena, expresidente de la organización.

Solo en diciembre se han registrado cinco ataques y amenazas contra líderes wayuu. / Foto: Rodrigo Grajales

A solo diez días para que finalice el 2016, las amenazas contra líderes sociales, comunitarios e indígenas no cesan. La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció que el pasado 20 de diciembre, la líder indígena Hilduara Barliza, integrante de la Mesa de Concertación Wayuu y el líder y expresidente de la ONIC Armando Valbuena, recibieron mensajes amenazantes en sus celulares.

La abogada Hilduara Barliza anunció que ya había llevado las pruebas de las amenazas a la Fiscalía, y que como ya había sido amenazada en ocasiones previas, le dieron un celular y un chaleco anti balas. Por su parte, Valbuena, quien fue declarado maestro Indígena de la Sabiduría por la Unesco en 2009, señaló que el próximo 22 de diciembre se realizará una marcha en el departamento para exigir garantías.

Pero estas son solo los más recientes hostigamientos telefónicos de los líderes indígenas wayuu. Hace tan solo una semana, también en La Guajira fue amenazada Jakeline Romero Eiayu, del Resguardo Indígena El Zahino, quien se encontraba en Cartagena participando en un foro sobre el derecho a la consulta previa con entidades estatales y organizaciones internacionales.

El mensaje que recibió Romero Eiayu decía: “…no se meta en lo que no le incumbe evite problemas, sus hijas están muy lindas y piense en ellas, gran malparida perjudicial evite problema porque hasta su madre se la desaparezco para que siga de sapa…”.

El Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu - Sutsuin Jiyeyu Wayuu señaló que desde el año 2005, la familia de Romero Eiayu está siendo amenazada de manera sistemática. Jakeline Romero y su familia han sido grandes opositores al proyecto liderado por El Cerrejón para desviar el arroyo Bruno y así ampliar la mina de carbón de esa empresa.

Esa misma fecha fue amenazado en la capital de La Guajira el líder wayuu Javier Rojas Uriana, uno de los peticionarios de las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh)  favor de los niños wayuu en ese departamento. El líder le dijo al periódico regional El Heraldo que hace dos años viene recibiendo amenazas por su actividad en defensa de los derechos de los niños.

Asimismo, la comunidad indígena denunció el asesinato de Rafael Lubo Aguilar ocurrido el pasado 11 de diciembre en Riohacha. Lubo Aguilar estaba al frente de las 33 sedes del sistema de educación indígena propio (SEIP) en Manaure.   Ya el 3 de diciembre, al final de la tarde, Carlos Ramírez Uriana había recibido tres disparos en frente de su casa ubicada en el resguardo Mayanbangloma de Fonseca.

 

Temas relacionados