Las amenazas en contra de los testigos en el proceso contra ‘Marquitos’ Figueroa

La Sala Penal de la Corte Suprema ordenó el traslado del expediente a Bogotá.

La Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia ordenó el traslado inmediato del expediente que cursa en contra de Marcos de Jesús Figueroa, más conocido como ‘Marquitos’ por su presunta responsabilidad en el crimen de la exalcaldesa de Barrancas (La Guajira), Yandra Brito el 28 de agosto de 2012.

El alto tribunal aceptó una petición de la Fiscalía General que consideró que se han registrado amenazas y presiones en contra de los testigos en este caso, hecho por el cual se ordenó que el proceso que se encuentra en Riohacha sea trasladado a Bogotá con el fin de salvaguardarlo.

En la solicitud firmada por el fiscal primero especializado de la Unidad Nacional contra el crimen organizado, los testigos y familiares de las víctimas han recibido amenazas directas en contra de su integridad, hecho por el cual esta situación de inseguridad y zozobra puede afectar el proceso penal.

El fiscal sostiene que “Diana María Brito Carrillo y Carlos Arturo Velásquez Santos, hermana y cuñado de la occisa, son testigos de la Fiscalía y denunciaron que han recibido amenazas de muerte, son seguidos clandestinamente y se arrojó en su vivienda un artefacto explosivo que afortunadamente no accionó”.

Una situación similar viven los familiares de Henry Ustariz, esposo de Yandra, quien fue asesinado junto a su conductor, Wilfrido Fonseca Peñaranda el 2 de abril de 2008 en la vía que comunica a los municipios de Fonseca y Barrancas. El vehículo en el que se movilizaban habría sido interceptado por hombres de la banda delincuencial de ‘Marquitos’.

Reseña que la figura de ‘Marquitos’ genera temor en la región, quien lo reconoce como el determinador de decenas de asesinados selectivos en varios municipios de La Guajira. En este sentido además se tienen en cuenta las denuncias presentadas por el propio fiscal que lleva el caso quien aseguró que habría sido víctima de intimidaciones. 

“Es costumbre de la macabra organización sobornar, chantajear o intimidar a las autoridades, logrando con ello que la actividad judicial en su contra no sea efectiva, ya que los procesos se archivan o las decisiones le son favorables, lo cual ha originado muchas indagaciones por prevaricato”, dice la petición del fiscal que fue acogida por la Corte Suprema.

‘Marquitos’, quien fue capturado en Boa Vista el 22 de octubre de 2014 en un operativo adelantado por la Dijín, el CTI de la Fiscalía y la Policía de Brasil, es señalado de comandar una red de sicarios en los departamentos de La Guajira y Cesar, así como el tráfico de gasolina en la zona fronteriza.

Así mismo la banda delincuencial de Marcos de Jesús Figueroa habría tenido conexiones con el Bloque Norte de las AUC comandados por Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’ y Salvatore Mancuso Gómez.

Igualmente estaría detrás del crimen del concejal de Barrancas, Luis López Peralta y dos campesinos. Deberá responder ante las autoridades colombianas por los asesinatos de Dildier Elkin de Jesús Becerra, Iván Martínez Acosta y Alejandro de Besos Boniviento.

‘Marquitos’, quien se encuentra en la cárcel La Picota desde el pasado 28 de abril, deberá responder por los delitos de concierto para delinquir, homicidio agravado en concurso homogéneo y tráfico, fabricación o porte de armas, municiones o explosivos, tanto de uso personal como privativo de las fuerzas armadas.