Amenazas a periodistas que investigaban despojo de tierras

Dos periodistas de El Colombiano, afirmó el portal Verdad Abierta, recibieron sufragios con sus nombres mientras indagaban sobre el despojo de tierras en el Urabá.

 

El portal Verdad Abierta reveló que dos periodistas de El Colombiano, un reportero y un fotógrafo, fueron amenazados en febrero de este año mientras hacían una investigación en el Urabá antioqueño sobre el despojo de tierras en esa región.

De acuerdo con la información publicada por el portal, los periodistas viajaron a Apartadó el 17 de febrero y dos días más tarde un hombre les entregó un par de sufragios con sus nombres. El caso se puso en conocimiento de la Unidad Nacional de Protección, que asignó un policía para el periodista, aunque se mantuvo con bajo perfil dada la delicadeza del tema, pero no en conocimiento de la Fundación para la Libertad de prensa.

Según la publicación, en Urabá los periodistas fueron citados por Jorge Andrés Hernández, un ganadero de la zona quien, además, pertenece a la familia que es dueña del 50% de El Colombiano. Hernández les habría reclamado que le daban demasiada importancia a Gerardo Vega, director de la ONG Forjando Futuros que asesora a reclamantes de tierras; y exigió que lo acompañaran a una reunión en donde ganaderos de la zona discutían sus inquietudes frente al tema de las reclamaciones.

La respuesta de El Colombiano

En su espacio editorial “Ecos y Comentarios”, este jueves 16 de abril, El Colombiano escribió lo siguiente:  “El Colombiano, a lo largo de su historia, ha defendido la democracia desde un periodismo ético ante presiones, atentados, secuestros y bombas. Nos tomamos muy en serio los riesgos y amenazas que sufren nuestros periodistas en la labor diaria de informar en un entorno contaminado de violencia y corrupción. Por ello tenemos protocolos discretos y efectivos, porque lo que prima para nosotros es la protección de la vida. En el caso de una amenaza reciente a un periodista y un fotógrafo (no ponemos sus nombres por su seguridad) inmediatamente ellos nos informaron de la amenaza, la denunciamos ante el Ejército, la Policía, la Fiscalía y la Unidad Nacional de Protección. Adicionalmente, estos profesionales han recibido acompañamiento permanente del Área Jurídica y de Recursos Humanos de nuestro grupo editorial. Así ha sido siempre. Así seguirá siendo mientras los periodistas no puedan ejercer su oficio con tranquilidad”.

El Colombiano no comparte ningún uso mediático ni actitudes oportunistas que se quieran hacer en contra de la seguridad de sus empleados, de la credibilidad de sus 103 años de historia y del profesionalismo de sus más de 600 colaboradores. Agradecemos a las personas e instituciones que nos han ayudado con su compromiso permanente y serio en estas situaciones”.

La hacienda que es reclamada

El domingo pasado, El Espectador reveló que los hermanos Jorge, Ricardo y Juan Carlos Hernández de la Cuesta tienen una hacienda en el Urabá llamado Flor del Monte, de 736 hectáreas, que reclaman personas que se declaran víctimas del conflicto. (Reclaman tierras de los Hernández de la Cuesta)

El caso ya está en conocimiento de la Unidad de Restitución de Tierras. El director de esa entidad, Ricardo Sabogal, le confirmó a este diario que las solicitudes se presentarán ante jueces civiles de restitución de tierras una vez haya condiciones de seguridad en la zona para poder garantizar retornos seguros a las víctimas, en caso de que el juez falle a su favor. Hace un par de días el superintendente de Notariado y Registro, Jorge Enrique Vélez, le dijo a Caracol Radio que se adelantarán investigaciones sobre las tierras de los hermanos Hernández de la Cuesta.

La fundación que puso en conocimiento de las autoridades los supuestos despojos fue Forjando Futuros, dirigida por Gerardo Vega. Lo hizo en 2011 ante la Superintendencia de Notariado y Registro y, en 2012, ante la Unidad de Restitución de Tierras.

Juan Carlos Hernández de la Cuesta, gerente de La República, le dijo a este diario que no conocían de las reclamaciones en contra de la hacienda de su familia, aseguró que en el lugar donde se encuentra el predio nunca han tenido problemas de orden público y agregó que ya habían pedido cita en la Unidad de Restitución para enterarse de la situación. 

Nota del Editor: Este artículo se publicó originalmente sin la respuesta de El Colombiano, la cual intentó obtenerse a través de la dirección de ese diario. Incluimos la respuesta completa que El Colombiano entregó a sus lectores desde sus propias páginas editoriales.